Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Delgado
Viernes, 21 noviembre 2008

El derbi de los ciegos

360gradospress.com asiste al estreno del Valencia en competición nacional de fútbol sala para discapacitados visuales totales frente al Alicante ‘B’

ÓSCAR DELGADO, Valencia. Polideportivo de Xirivella (Valencia), sábado 15 de noviembre, 16:30 horas. Día ‘D’, hora ‘H’, el Valencia de fútbol sala para ciegos, equipo auspiciado por la ONCE, afronta su primera jornada en la elite de la disciplina. Inicia su andadura en la competición nacional frente a un equipo cercano, de rivalidad heredada de otras competiciones que llenan los graderíos, que salen en los periódicos y que propician el pique entre aficiones de dos provincias de la misma región. Una cita sin tantas alharacas, pero en la que los jugadores del Valencia no pudieron dejar de pensar en los días previos al comienzo del encuentro, sometidos a una preparación concienzuda de cara a conseguir el triunfo frente a los alicantinos, con muchos años de experiencia en la categoría y uno de los firmes candidatos a llegar al último tramo de la competición. 360gradospress les acompañó en una cita tan señalada para ellos.

Dos árbitros de la Federación Española de Fútbol, ataviados con la misma indumentaria y los mismos patrocinadores que lucen sus compañeros en la Liga BBVA de fútbol, llegaron a la pista que acogería el partido unos minutos antes para comprobar que cumplía los requisitos reglamentarios: existencia de vallas laterales para evitar los fueras de banda y para orientar a los jugadores; balón sonoro; y cintas adhesivas delimitadoras de la maniobrabilidad de los porteros (videntes) y de las áreas. Precisamente, uno de los colegiados también se estrenaba como juez en un partido de fútbol sala de estas características. Según reconoció, lo más difícil de asimilar a diferencia de las otras competiciones es “estar atento a si el jugador que va a por el balón dice ‘voy’, para evitar golpes y orientar al rival respecto de sus movimientos. De no hacerlo, es falta”. Mientras los colegiados acometían estas tareas, los preparadores de los equipos transmitían una últimas indicaciones a sus jugadores, Julio Santodomingo a los valencianos, Víctor López a los alicantinos. Hasta que el balón echó a rodar.

“El portero orienta a la defensa, el entrenador a los jugadores del medio de campo y detrás de la portería se coloca un guía que orienta al resto de futbolistas, de tal manera que en todo momento conocen cuál es la situación del juego; a nivel personal, cada uno necesita tener mucho valor y, sobre todo, muy buena orientación”, explicó el preparador alicantino al respecto de las cualidades que debe tener un jugador ciego de fútbol sala y de los recursos de los que dispone para moverse por la pista. Su equipo lleva más de quince años en la disciplina, entrena tres días a la semana con técnicas muy similares a las de cualquier otro equipo de fútbol sala y, además de querer clasificarse para la segunda fase de la competición, a la que llegan seis de los ocho equipos que la componen, matizó que “valoramos otras cosas mucho más, como la mejora personal e individual, tanto en el mundo del deporte como en su vida cotidiana”.

EQUIPO MIXTO
“Iris, cambia el sitio a Josep; Josep, vete a la punta; Iris, tú colócate en la izquierda”. Otro de los aspectos que llamó la atención del estreno del Valencia en la competición nacional fue la presencia de una jugadora en sus filas, un carácter mixto difícil de encontrar en otras disciplinas deportivas y que sirve para poner en valor el carácter integrador del fútbol sala para ciegos. No tuvo suerte de cara al gol, pero demostró su valentía al ocupar diferentes posiciones en la pista, al dictado de la estrategia marcada por su entrenador, Julio Santodomingo, desde la banda. Tanto ella como sus compañeros no pudieron ocultar el nerviosismo de su primer partido oficial en la disciplina, aunque ganas de hacerlo bien y de seguir la estrategia marcada por su preparador no faltaron. El resultado acabó 0-8 a favor de los alicantinos, aunque, “a pesar de la goleada, nuestra sensación fue buena. Quedan muchas cosas por aprender, como mejorar mucho en defensa, aunque lo importante es que los jugadores se vayan haciendo a la competición, que nos iniciemos y que al final de la temporada sigamos siendo los nueve que hemos empezado”, aclaró Santodomingo.
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress