Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 17 octubre 2008

Entre neopreno, pedales y zapatillas

Conocemos de cerca los entresijos del triatlón a través de las experiencias de un club valenciano: el Trisab

ÓSCAR DELGADO, Valencia. 4.000 metros a nado, 120 kilómetros en bicicleta y 30 kilómetros corriendo, sin descanso, 9 horas compitiendo. Eso es el triatlón, uno de los deportes más completos que existen y de los más exigentes. Pero no todos los triatletas entrenan para participar en pruebas de larga distancia como la referida. Aquellos cuyo fuerte es la velocidad y no la resistencia encuentran en la modalidad de sprint la oportunidad de demostrar sus cualidades. Esta disciplina recorre 750 metros en el agua, 20 kilómetros sobre los pedales y 5 kilómetros de carrera. 360gradospress.com ha conocido de cerca cómo entrenan, cómo viven y qué rutinas tienen los triatletas de un club valenciano de triatlón: el Trisab.

Germán decidió montar hace cinco años un club de triatlón en San Antonio de Benagéber (Valencia). Aficionado a la disciplina, emprendió su aventura con el visto bueno de la federación valenciana como una sección del club de atletismo del municipio. El club Trisab lo componen hoy 25 triatletas desde los 15 hasta los 52 años. De entre ellos sólo hay una mujer, Mar Puche, campeona de la Copa Federación Autonómica en la modalidad de duatlón. El objetivo inicial de sus componentes es clasificarse para los campeonatos de España. Al último, celebrado en El Ferrol, llegaron tres triatletas tras haber obtenido el plácet en las series clasificatorias autonómicas.

Entrenamientos
“Como no vivimos del triatlón, el tiempo para entrenar y competir lo sacamos quitándonos horas de sueño”. El club planifica los entrenamientos anualmente y los adapta a las exigencias de la larga o de la corta distancia, aunque “es un deporte que te exige más tiempo de preparación que otros porque en realidad son tres disciplinas en una”. Entre semana corren por las mañanas temprano y nadan por la noche, a partir de las nueve. La bicicleta no les queda más remedio que dejarla para los fines de semana, momento en el que practican 4 ó 5 horas seguidas. “No es un deporte que requiera de mucho esfuerzo económico, lo que ocurre es que una vez que te metes en ello se necesita un poco de inversión. Al nadar en aguas abiertas hay que equiparse con un traje de neopreno (entre 200 y 600 euros), luego puedes tener una bicicleta por 400 ó 500 euros y comprar unas buenas zapatillas”.

El club participa en unas 50 pruebas al año organizadas por la Federación Valenciana de Triatlón y captan a nuevos triatletas a través del boca a boca. Germán reconoce que cuentan con dos personas con aspiraciones de hacerse un hueco en la elite del triatlón español, Paco y Javi, y una promesa de 15 años, Samuel, “que apunta maneras para llegar lejos”. El fin de semana pasado los dos especialistas en larga distancia del Trisab, Germán y José Manuel Barrios, participaron en una prueba libre de larga distancia en Navajas (Castellón), en la que invirtieron algo más de nueve horas.

Gómez Noya y Raña
Los triatletas españoles más conocidos son Javier Gómez Noya e Iván Raña. Ambos decepcionaron a la infrecuente afición que madrugó durante los pasados JJOO de Pekín (1.500 m de agua; 40 km. de bicicleta y 10 km. de carrera) para ver cómo conseguían unas medallas que se escaparon en el tramo final de la prueba, en el tramo de carrera a pie. Sin embargo, Germán no cree que sea un fracaso, “consiguieron un gran puesto, la mejor clasificación del triatlón español en unas olimpiadas, Sin duda, son una referencia para todos, Gómez Noya es el mejor triatleta del mundo y Raña está entre los 10 primeros”.

Deporte de resistencia
“El triatlón es un deporte de resistencia, tienes que ser capaz de sufrir en las 3 disciplinas”. José Miguel Barrios, presidente del club y, como se ha dicho, especialista en larga distancia va más allá y define los últimos momentos de la competición tras 8 ó 9 horas sin parar como “eufóricos, los últimos kilómetros vas mucho más rápido que al principio, incluso la última hora de bici ya estás pensando que la meta se acerca, tienes que haber entrenado mucho y estar preparado para, como decimos, ‘quemar sangre’”.

Una campeona en el club
Mar Puche es la única mujer que compite en el club y ha sido la primera en hacerse con un título, campeona de la Copa Federación Autonómica de duatlón (carrera+bicicleta+carrera). “Antes hacía atletismo y desde hace dos años me metí en esto y ahora disfruto mucho”. Ha tratado de convencer a más chicas de su entorno a dar el paso de entrenar con ella en el club pero “no ha habido forma de animarlas”.
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress