Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Inma Gabarda
Miércoles, 5 julio 2017
ACTIVISMO

Arte para combatir las injusticias

Marcar como favorita

El arte siempre ha sido una herramienta que los artistas han utilizado para exteriorizar sentimientos, pensamientos, ideales, así como para evocar sensaciones a partir de sus propias experiencias. Un modo diferente de percibir la vida y compartirlo con la sociedad que ha llevado a muchas personas a considerarlo también como un método para denunciar una realidad social o reivindicar libertad. En 360 Grados Press esta semana nos sumergimos en el activismo artístico.

[Img #25617]

Desde hace años el activismo ha encontrado otras formas de manifestación y lo ha hecho a través del arte. Los artistas han sabido plasmar su modo de captar la realidad mediante diversos formatos: el campo audiovisual, la ilustración y la moda. De manera, que se ha convertido en el espejo de la sociedad, que consigue ampliar la visión del mundo que tienen, motivados por la conciencia crítica de la cultura.

 

Encontramos diferentes manifestaciones artísticas como la de Teta&Teta en el mundo de la moda que apoya al movimiento Free the Nipple, o lo que lo mismo, libera el pezón. Una corriente que defiende el derecho de la mujer a mostrar su cuerpo sin criminalizar que lo hace. Bajo este proyecto se encuentran varias personas que forman un grupo de coworking y cada uno aporta su visión particular al diseño de la ropa, teniendo como protagonista el pecho femenino, mediante símbolos o letras que normalizan con humor esa parte del cuerpo.

 

A diferencia de los diseños que realizaron al principio en los que se marcaba mucho la teta, los nuevos incorporan mensajes mucho más atractivos y juegan con dúos femeninos como Thelma & Louise, como homenaje al cine.  Según los creadores de esta forma activista artística, “es un modo de sacar teta sin tener una gran cultura feminista con humor y diseño”.

 

En el campo audiovisual se pueden hallar proyectos singulares como el que hoy conocemos que se esconde bajo el anonimato, El Milagro de P.Dildo. La idea surgió el año pasado a mediados de abril cuando un conocido de la autora abrió una tienda erótica online y pensaron en hacer un proyecto fotográfico de bodegones con algunos de sus productos. Al final no salió,  la web cerró y la artista pensó en hacerlo por su cuenta.

 


“Uno de mis principales intereses es la fotografía y hacer ‘bodegones’ me parece divertido”, explica.  Aunque su pretensión no era en origen reivindicativa en cierto modo se convirtió en una forma de normalizar el sexo, los juguetes sexuales, hacer el amor con uno mismo y ayudar a romper el tabú de la masturbación femenina. “Al fin y al cabo verlo a menudo en nuestras redes sociales, de forma inofensiva, graciosa y para nada sexual, nos hace darnos cuenta de que es un objeto como otro cualquiera y no debería estar prohibido hablar de ello”, resalta la promotora de P.Dildo.

 

[Img #25622]Desde que los bodegones vieron la luz por primera vez poco a poco fue encontrando su público. “A la gente le gustaba la historia, porque P. Dildo nació de una producción en serie junto a otros pequeños dildos de colores, pero él era diferente”.  Mide 'Once centímetros' y está lleno de espíritu aventurero. Se negó a seguir el destino para el que le habían creado y decidió emprender aventuras, explorar la vida cotidiana, y compartirlo con la sociedad. De esta forma P.Dildo encarna a una personaje ficticio que piensa que se merece algo mejor, conocer nuestro mundo y quién sabe, igual encontrar una pareja. En definitiva, es un objeto libre con personalidad propia que nos enseña que tenemos que hacer con nuestra vida lo que realmente nos haga felices.

 

Una obra diferente, un tanto más reivindicativa, es la que ha llevado a cabo la creadora, Marta @martinailsss, del proyecto de ilustraciones “Esto Pinta Bien” para luchar y denunciar el maltrato de la mujer.  En este sentido, Marta reunió el pasado mes de abril a 31 mujeres de todo el mundo para crear un libro compuesto por varias ilustraciones para colorear, cuyos beneficios van destinados íntegramente a la Asociación MUM (Mujeres Unidas contra el Maltrato).

 

[Img #25623]Una de las autoras, Bea, conocida como La Cingara, resalta la importancia de utilizar esta herramienta para dar voz a muchas cuestiones de nuestra sociedad. “Hoy en día es fácil que tenga mucha repercusión en este formato. En mi caso, quise expresar con mi ilustración un término que encontré y llevaba mucho tiempo buscando: la sororidad. No era consciente de lo necesario que era y es para las mujeres, en general. Y considero que es un término, incluso revolucionario, que todavía está muy oculto. Quería que una persona se sintiera refugiada bajo el mismo paraguas y que entendiera que es un arma que nos da fuerza en esta lucha”, explica.

 

Según Teresa Cano, otra artista que participó en el mismo proyecto, “cuando el activismo actúa con el arte como vehículo adquiere una nueva dimensión enormemente útil. Para empezar, gana visibilidad porque en la mayoría de sus expresiones es un lenguaje universal;  apela directamente a las emociones, por lo que la gente puede conectar a un nivel más personal con el mensaje”. Asimismo, resalta, “el arte más allá de representar puede ser una herramienta de exploración, de experimentación, y esto es importante para encontrar nuevos enfoques con los que atraer la atención hacia problemas sociales o encontrarles soluciones creativas”.

 

[Img #25615]En concreto, su aportación al libro más que una denuncia es una celebración de la fuerza de las mujeres. De la misma forma que se puede retratar el problema, también se puede intentar infundir ánimos para afrontarlo. En el caso de "Esto pinta bien", la acción artística es la idea del libro en sí misma, reunir a mujeres que en un principio solo compartían su pasión por el arte y el diseño, pero que encontraron una causa común en la denuncia del maltrato. Según explica Teresa, la consecuencia práctica fue el dinero recaudado para MUM, pero también la experiencia. “El libro creó un vínculo entre nosotras, las mujeres a las que se ayudará con el proyecto y todas las personas que empaticen y se fijen en la idea, gracias a la facultad del arte de unir y conmover a personas de todo tipo”, concluye.

 

Estas son solo algunas de las miles de formas de expresión que se pueden hallar en el ámbito del arte, cuyas protagonistas son mujeres con conciencia social que han decidido enviar un mensaje claro y reivindicar de un modo diferente, especial y único problemáticas que afectan a la sociedad.


@ingabarda

 

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress