Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 4 enero 2017
Entrevista al actor Roberto Enríquez

“La mayoría de los actores somos bastante tímidos”

El drama y la acción son los dos géneros que van unidos a la carrera profesional del actor Roberto Enríquez, aunque considera la comedia como un “vehículo maravilloso para hacer reflexiones muy interesantes”. Esta semana 360 Grados Press le acompaña sobre las tablas para conocer también el espacio en el que se siente más cómodo: el teatro.

[Img #24954]Aunque a lo largo de su carrera como actor ha destacado en papeles dramáticos, Roberto Enríquez defiende la importancia de la figura del cómico y la dificultad que supone hacer reír al público desde la inteligencia más sutil y no solo desde el chiste fácil. A pesar de que ha cosechado éxitos en cine y en televisión, donde pudimos verle en 2015 y 2016 en uno de los papeles protagónicos de la serie Vis a vis, asegura que es el teatro el que le “da la vida”.

 

Entre sus trabajos más recientes sobre los escenarios se encuentra El pequeño poni, de Paco Bezerra, en el que comparte escenario hasta mayo con María Adánez y que gira en torno a un tema delicado y candente en la actualidad: el acoso escolar.

 

¿Qué nos puedes acercar de El pequeño poni?

Es una pieza maravillosamente escrita, que reflexiona sobre lo que hacemos con los diferentes, inspirada en dos niños estadounidenses a los que les fue prohibida la entrada a sus centros escolares por llevar una mochila de My Little Pony. Es una obra sobre el bullying y el drama de una pareja contemporánea, que se ve desestabilizada por este problema y que descubre de ella cosas que desconocía, desde lo más mezquino hasta lo más grande de cada uno.

 

¿Tuviste que echar mano de recuerdos de infancia o de los de otras personas para prepararte el papel?

Es un tema del que todos somos expertos, ya que hemos ido a un colegio en el que hemos sido objeto de agresión, el agresor o el cómplice. Antaño se decía que eran cosas de niños, pero no lo eran. No hemos tenido que hacer estudio de campo para preparar la obra. De hecho, ha sido a la inversa: han sido asociaciones contra el acoso escolar las que nos han llamado cuando han visto la obra. Todos en el colegio hemos sido objeto de agresión, agresor o cómplice.

 

¿Crees que hoy existe más bullying que antes o solo que se comunica más?

Lo ha habido siempre, al igual que ha sucedido con el maltrato a la mujer, que se justificaba o se quedaba en el silencio. Ahora la gente está más concienciada, aunque siga ocurriendo. Se visibiliza como un problema importante, porque los niños que lo sufren se quedan con una huella imborrable para siempre. Las redes sociales también hacen que todo se multiplique por el efecto altavoz y que el acoso que sufren no venga de una sola persona o de un grupo.

 

En esta obra combinas teatro y drama. ¿Son el lugar y el género con los que te sientes más cómodo para actuar?

He hecho más drama que comedia, la verdad. Y se valora más un género que el otro, aunque creo que el segundo es un vehículo maravilloso para hacer reflexiones muy interesantes. Pero yo soy un actor y entiendo la comedia no desde el chiste, sino desde el compromiso con una situación y que esta pueda resultar cómica. Cuando he hecho comedia, si ha sido inteligente y ha tenido algo que contar, me ha encantado. Igual pasa con el drama.

 

[Img #24955]¿Y principalmente sobre las tablas?

El teatro te da la oportunidad de estar en un mismo espacio con el público, compartiendo la historia con él. Me da la vida, aunque la televisión y el cine también me dan mucho placer. Si tengo que elegir, me quedo con todo.

 

Se te considera una persona tímida. ¿Cómo se sube una alguien con esta personalidad a un escenario? ¿Puede ser un hándicap?

Es más, una motivación. La mayoría de los actores somos bastante tímidos. Es una oportunidad para hacer algo cara al público que en tu vida diaria no harías con la excusa de que no eres tú mismo, sino que interpretas un papel al que aportas mucho de ti (vivencias, formas de comprender el mundo, etc.). Haces un ejercicio de traslación hacia lo que cuenta el autor para explicar una historia. Es la gran coartada.

 

¿Es la tuya una profesión que recomendarías a tus hijos si les vieras dotes para dedicarse a ello en el futuro?

Recomendar no, pero si desearan serlo, les apoyaría. Cada uno tiene que encontrar su pasión. Por otro lado, esta es una profesión muy bonita, pero solo el 8% de los actores españoles logramos vivir de ella y el 30% trabaja, pero no como único trabajo. Esto te habla mucho de la dureza de esta profesión en este país. Pero si realmente es tu sueño ser actor, debes perseguirlo hasta la extenuación.

 

¿Tienes más proyectos profesionales a la vista?

Además de la gira de El pequeño poni, con la que estaremos hasta mayo, estoy preparando una obra maravillosa, inteligente y conducida por un director brillante como es Miguel del Arco. Pronto estreno en cine Garantía personal, de Rodrigo Rivas, y también tengo algo de televisión pendiente de anunciar.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress