Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Inma Gabarda
Miércoles, 19 octubre 2016
ENTREVISTA A SERGIO NAVARRO, DIRECTOR DE CINE

"Cuento historias que me gustaría que me contaran"

Marcar como favorita

Sergio Navarro derrocha por los cuatro costados pasión, creatividad y profesionalidad. Es Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Cuando acabó la doble titulación se trasladó a Madrid a realizar un Máster en Creatividad y Guión para Televisión, que le abrió muchas puertas como guionista de series, sobre todo, cómicas. Trabajó en muchos proyectos, de los cuales podemos destacar Aída, El Intermedio y El Club de la Comedia, por su clave de humor. Pero a él no le basta porque su espíritu artístico le pide seguir creando, las musas se le manifiestan y por eso, de forma paralela, siempre está grabando cortometrajes, haciendo microteatros y montando proyectos dispares. No puede estarse quieto, confiesa a 360 Grados Press.

[Img #24746]Ahora se encuentra inmerso en su último trabajo, 'Al final se casan', protagonizado por Rebeca Valls y Antonio Zabálburu. Cuenta la historia de una pareja que se reencuentra siete meses después de su ruptura, justo cuando Gerardo reaparece en la vida de Irene para darle una importante noticia: se va a casar y le encantaría que asistiese a la boda.

 

Periodista pero te apasiona el panorama audiovisual, tanto que ya has rodado y guionizado varios cortometrajes. ¿Cuándo empezaste a hacer cine?

No podría concretar una fecha porque, en verdad, he estado metido en el mundo artístico desde que era pequeño. Ya en el colegio hacía mis pinitos, de hecho en 1º de primaria con un grupo de amigos de clase montaba obras de teatro que interpretábamos en el patio delante de todos. El mejor fue uno que hicimos de los Picapiedra, que yo era Pedro y mi madre me hizo el disfraz. ¡Fue súper divertido! Me lo pasé realmente bien porque íbamos improvisando. Luego, en 5 º y 6º de primaria empezamos a grabar cortos en el tiempo libre, como parte de algunas asignaturas y fue una experiencia muy chula. Posteriormente, en el periodo que cursé Bachillerato artístico también grabé otro cortometraje y luego ya llegó la carrera, donde aprendí mucho  más y pude experimentar en el mundo audiovisual, grabando muchas secuencias. De manera independiente filmé ‘La Casa de Pedro Gimeno’ con un chico con síndrome de down, Rebeca Valls y Nacho Diago, un corto que quedó muy chulo y me abrió otros caminos.

 

¿Cómo surge la idea de tu último cortometraje ‘Al final se casan’?

No me acuerdo muy bien cómo surgió pero lo hizo. Es maravilloso cuando ocurren estas cosas. Yo no estaba en ningún momento similar a ninguno de los personajes, por lo que no hay nada autobiográfico pero, de repente, apareció esta idea que me pareció muy bonita para contarla en un corto y me puse a escribirla. Fue muy fácil porque en papel eran, creo que no llegaban a 4 hojas, y yo trabajo a un minuto por hoja. Al final todo salió tan rodado que ha quedado en 9 minutos.

[Img #24721]

¿A qué retos te enfrentaste a la hora de escribir este guión?

Cuando escribo tengo un inconveniente que, aunque luego puede convertirse en ventaja, me limita y es que desde el primer momento pienso en la grabación. Sé donde están mis limitaciones económicas y de producción, por eso me me pongo barreras a la hora de crear. Por tanto, uno de los retos a los que me enfrenté fue precisamente a cómo contar esta historia con las posibilidades que tenía para llevarla a cabo porque sino podría haberse quedado guardada en un cajón. Lo bueno también es que le eché morro y yo me la imaginé en casa de una amiga. Cuando la terminé de escribir se lo dije a ella, le gustó el guión y lo grabamos en su casa, así que genial.

 

¿Qué dificultades encontraste durante el rodaje en Madrid?

La verdad es que no hubo dificultades como tal, por lo que fue un muy bien rodaje. Soy una persona que me gusta trabajar en buenos ambientes donde se respira buen rollo, aunque siempre pueden surgir imprevistos como, por ejemplo, se nos estropeó un día un foco y había una escena que era toma única y no se podía repetir la grabación pero al final salió genial.

 

[Img #24742]¿Qué tal ha sido trabajar con los actores Rebeca Valls y Antonio Zabálburu?                                        Son muy diferentes cada uno de ellos. Rebeca es muy amiga mía desde hace tiempo y hemos hecho muchas cosas juntos, además de otros proyectos que no han salido y otros que tenemos en mente. Trabajar con una amiga es muy grato siempre porque se crea una atmosfera especial y además Rebeca propone muchas ideas, que siempre son magníficas. Trabajar con Antonio Zabálburu, el protagonista de Hospital Central, una serie que me encantaba y seguía desde el minuto cero, pues es un sueño. Y que tras un tiempo retirado de las cámaras vuelva a ponerse delante de ellas con este cortometraje, una verdadera gozada. De hecho, él también me propuso cosas muy interesantes que creo que me han hecho cambiar mi forma de dirigir a mejor, incorporando nuevas técnicas durante los ensayos del rodaje.

 

¿Cómo definirías tu estilo? ¿De qué forma te gustaría llegar a los espectadores?

Me gusta contar las historias que me gustaría que me contaran. Aunque parece una obviedad no lo es, porque muchas veces hay gente que cuando se pone a escribir se vuelve más intenso, profundo y dramático, porque se creen que cuanto más serios se ponen, más interesante y prestigiosa se vuelve la historia y no es así.  En mi caso personal, siempre junto drama con comedia. Es lo que me gusta y lo que hago en mis proyectos. A veces me voy más a la comedia contando cosas serias, pero si cuento algo más dramático necesito que uno de los personajes tenga comedia. Lo necesito. Que haya alegría, risas y sonrisas porque yo tengo mucho humor y me gusta plasmarlo en mis trabajos. De hecho, la gente que ve mis cosas me dice que se nota que las he dirigido y escrito yo y eso me encanta, porque significa que sí que tengo un estilo y la gente lo reconoce en mis proyectos.

 

Me gusta llegar a los espectadores contando un historia interesante, que les pueda gustar y que se puedan sentir identificados o que encuentren alguna relación con el argumento, de una manera u otra, pero sobre todo me gusta que salgan con una sonrisa.

 

¿Dónde se va a poder ver el cortometraje?

El martes 18 de octubre se proyectó en Madrid y el viernes 21 se estrena en Valencia, en un festival de cortometrajes en Quart de Poblet. También me informaron recientemente de que se va a proyectar en Tenerife. El corto ya se ha visto en varias exhibiciones, festivales y estoy muy contento porque a la gente le está gustando y los que han participado han quedado muy contentos con el resultado.

 

¿En qué momento crees que se encuentra la industria audiovisual española? Y, ¿a qué se debe la poca audiencia?

Creo que cada vez se hace mejor cine español a pesar de la falta de recursos, del poco presupuesto que se dispone para hacerlo, de las pocas películas que se estrenan, que no duran mucho en cartelera y no tienen una promoción grande. Pero, por ejemplo, ahora mismo la película ‘Un monstruo viene a verme’ está funcionando muy bien y ha logrado una gran audiencia.

 

Contestando a la segunda pregunta, justo el otro día estaba hablando con un compañero de trabajo de lo poco acostumbrados que estamos los españoles a pagar por la cultura. Nos extraña que tengamos que pagar por ver un corto, una película o una obra de teatro. Si hay un concierto que no es gratis, no vamos o si hay un evento, por muy interesante que sea, si cuesta dinero tampoco entramos. Quizás por eso, se trate más de una mentalidad de cómo somos nosotros que de qué tipo de cine hacemos.

 

¿En qué estás trabajando ahora? ¿Hay algún proyecto próximo del que puedas adelantarnos algo?

Sigo con los microteatros. He estrenado ya 7 obras y tengo otra pendiente, aún sin fecha, pero lo que sí que está a punto de llegar es el próximo cortometraje. Para este tengo 4 posibles títulos y la localización será en la casa de Rebeca Valls, la protagonista, que tendrá que defender el guión que todavía no ha visto la luz. Pero lo que sí puedo adelantar es que será un estilo parecido a este último, en una casa, con 6 personajes y con una  narrativa diferente a la que estamos acostumbrados.


@ingabarda

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress