Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 28 septiembre 2016
Fotografía

Capturas de otoño

Hojas secas que caen sobre un manto de húmeda naturaleza. Colores y tonalidades que brindan mil posibilidades al ojo humano para disfrutar de lo que observa. También a la cámara y a su portador, que viven durante los meses de lluvias y de arranque del frío uno de los momentos más dulces a nivel creativo del año.

[Img #24644]El otoño es una estupenda ocasión para que quienes se dedican a la fotografía o sean aficionados a ella disfruten de su trabajo más que nunca, sobre todo, cuando se desplazan a zonas donde respirar aire puro como suelen hacer profesionales de la talla de Eduardo Blanco Mendizabal, Ignacio Izquierdo o Millán Desairas. Todo ello, a pesar de que el esplendor de esta estación reside en tan solo unos pocos días.

 

Este tiempo supone un ideal marco de inspiración para colocarse la cámara al frente y disparar: diferentes tonalidades en los árboles gracias al cambio de color de las hojas, cielos que se tiñen de azul, de blanco y de gris por instantes, suelos cubiertos de humedad, de naturaleza y de animales ocultos durante el tiempo de calor.

 

[Img #24645]El fotógrafo Juan Tapia, por ejemplo, se esfuerza en transmitir la belleza de unos helechos a contraluz, el misterio de una niebla o la fuerza del mar en un juego emocional a estímulo-respuesta entre el profesional y la naturaleza. “Muchos de los elementos compositivos están presentes en esta estación, como el color y la textura, con una gran carga emotiva y simbólica”, apunta Tapia.

 

Muy clarificadora es la explicación que brinda a una de las fotografías que más rápido le viene a la mente al pensar en el otoño y sus objetos, la que realizó en el Río Tinto (Huelva). “Me encontraba frente a una cascada y encuadré una pequeña parte de ella con el teleobjetivo. Mis ojos en aquel momento la veían de una forma realista y fiel, pero gracias a la luz del momento y a una obturación ligeramente lenta, esa cascada se sumergiría en el mundo de la abstracción provocando en mi percepción un cambio abismal entre lo que veía y lo que me evocaba aquel fotograma: los más bellos fuegos artificiales nunca imaginados”.

 

El otoño tiene su valor en el colorido y su fugacidad y supone un reencuentro con nuestro hábitat primigenio, que es muchas veces fuente de bienestar”, opina el fotógrafo de paisajismo natural Koldo Badillo. “Cuando amas la naturaleza, fotografiarla es un ilusionante tránsito que no tiene fin y esta estación aporta un estallido visual y unas posibilidades por encima de los otros meses del año”, añade el profesional Juan Santos.

 

Estos tres fotógrafos de los días de hojas secas forman parte de Portfolio Natural (@PorfolioNatural), un proyecto nacional que surge con el fin de ofrecer obra fotográfica artística de calidad mediante la venta de copias originales en series numeradas y limitadas desde su web y desde exposiciones que organizan sus componentes como Abstract, que se muestra a los visitantes del Jardí Botànic de la Universitat de València hasta el 31 de octubre.

 

La exhibición surge de la idea de reivindicar que la fotografía de naturaleza también puede ser “captada desde otra perspectiva mucho menos documental, dándole el valor expresivo del autor hacia lo que atrapa con la cámara”, como explica Tapia, el comisario de la exposición, a modo de imágenes ‘espejo’, en las que se ve reflejado el interior del profesional, en contraposición a las ‘ventana’, que muestran la realidad.

 

[Img #24648]Los autores se expresan desde la abstracción para provocar en el espectador la sensación de misterio, el factor sorpresa que activa su percepción cognitiva para aportar sentido a la imagen a través de la imaginación.

 

En una exposición que, como el propio Santos define, va “un paso más allá de lo evidente” y traslada “una visión más personal en busca de una esencia poco visible, pero que unas miradas trabajadas pueden hallar en lo cotidiano”. En este caso, en aquello que hay más puro, más real y más enriquecedor artísticamente en otoño: la naturaleza.


@casas_castro

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress