Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 27 abril 2016
Emprendedores

Españoles con impulso internacional

Un producto nuevo, confianza en tu negocio, capacidad para delegar y apuesta por las nuevas tecnologías son las cuatro patas que sostienen que un sueño empresarial pueda traspasar las fronteras nacionales y hacerse con el mercado extranjero de tu sector. Esta semana 360 Grados Press conoce a dos emprendedores que tuvieron claro esto desde el primer día.

[Img #24126]Hace tan solo un año y medio que cuatro jóvenes (antes la silla tiene tres patas) recién salidos del cascarón universitario y desencantados con sus estudios decidieron echarse la manta a la cabeza y lanzarse a al mercado del calzado con un proyecto que estuvieron gestando durante la carrera.

 

Y la verdad es que no les está yendo nada mal. “Impulsados por la inconsciencia” de sus años mozos, como indica Jaime Garrastazu, uno de los arriesgados emprendedores, y con un capital de 18.000 euros han conseguido con Pompeii (@pompeiibrnad), tienda online de venta de zapatillas (salieron con tan solo 349 pares), facturar en estos pocos meses 600.000 euros sin invertir en marketing, cifra que quieren que se multiplique por cinco antes de 2017.

 

No debe ser fácil, además, cuando ellos mismos confiesan que no tenían mucha idea acerca del campo de la moda en el que se estaban adentrando. Pero lo que sí tenían claro era que querían arrasar con un producto diferenciado. “Camisetas tenemos muchas todos los jóvenes en el armario, pero zapatillas solo unos cuatro pares; así que queremos que Pompeii sea la marca del quinto par que quieran poseer los ‘millennials’, que son el público al que nos dirigimos”, valora Garrastazu.

 

[Img #24128]Un calzado caracterizado por su suela de color y sus cordones de cuero que está funcionando principalmente gracias a campañas de comunicación con bloggers y a las redes sociales, muy conectadas a su target, y que les han llevado incluso a traspasar las fronteras nacionales y a comenzar a entrar en el terreno internacional. De hecho, el 10% de sus ventas es ya europeo y pretenden que a finales de este año llegue a ser un 30%. “Sin ambición e ilusión por crecer no conseguiríamos nada”, concluye el cofundador de Pompeii.

 

¿Quién dijo que no era posible arrancar un sueño empresarial en tiempos de crisis y, además, impulsarlo hacia el extranjero? Esta joven startup lo demuestra cada día y no tiene por qué deberse a una cuestión de simple suerte. De hecho, según un informe de 2015 realizado por Harris Interactive bajo el encargo de FedEx Express, el 47% de las pymes españolas son internacionalmente activas, por delante de Italia, Francia y Alemania.

 

Juan Manuel de la Ossa, CEO de Dlosib, consultoría empresarial especializada en desarrollo de negocio internacional, apunta este éxito y el de muchas otras pymes nacientes a varias claves: “poseer un producto o servicio que pueda tener una demanda aceptable a nivel exterior, que la persona gerente tenga claro, y sienta de verdad, que salir a nivel internacional no es una aventura aparte, sino un imprescindible para la empresa si se hace bien, y que la entidad se apoye en otras empresas expertas que conozcan perfectamente el camino correcto (‘incoterms’, dinámicas, etc.) para salir fuera y no dejarlo todo a la gente cercana; eso da mucha tranquilidad”, puntualiza.

 

Todo ello debe ir reforzado por una buena comunicación a través de Internet y de las redes sociales “para que la empresa no se quede coja y la gente sepa lo que haces y cómo te presentas al mundo”, destaca De la Ossa.

 

El triunfo de un nuevo concepto

[Img #24127]Otra empresa española que cumple con las premisas del éxito que destaca el CEO de Dlosib para su internacionalización es llaollao (@llaollao), la alicantina que ha conseguido acercar un nuevo concepto como era en 2009 el yogur helado a un público de todas las edades con gran aceptación. Tanta que desde 2011 ha conseguido implantar su negocio a través del sistema de franquiciado y de la colaboración de socios locales en 33 países con una red que supera los 200 establecimientos.

 

Un producto, además, que no solo consiste en un comestible, sino en una experiencia caracterizada por su ambiente, su música, la decoración de sus locales, su cartelería, etc. como método diferenciador. “Hemos transformado lo que podría haber sido una moda en un concepto innovador totalmente instaurado con fuerza que antes no existía, que cuenta hoy con una serie de emprendedores franquiciados adheridos a nuestra forma de trabajo y a nuestro ‘know how’ a través de una relación de confianza cercana”, indica Pedro Espinosa, fundador de llaollao.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress