Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lorena Padilla
Miércoles, 3 febrero 2016
BELLEZA Y SOCIEDAD

Las “gordibuenas” quieren la revolución

Frente a la industria de la moda lo que importa es quererse. Quererse mucho para ser feliz. Es lo que defienden las autoras del libro “Gordi Fucking Buena”, que no sólo está arrasando en ventas, sino también en la promoción de un cambio de actitud en las mujeres gordas respecto a su implicación en el sector (y en la vida).

[Img #23687]

 

Sospechaban que cierta repercusión tendría, pero confiesan que no imaginaban que la ola creciera hasta el punto de necesitar una agenda para gestionar tanta entrevista. Rebeca Gómez y Elena Devesa han escrito la Biblia de las gordas. Al menos así describe Rebeca el libro que ha dado un golpe encima de la mesa en mundo de la moda y la belleza: la revolución de las mujeres de tallas grandes no ha hecho más que empezar. Gordi Fucking Buena (Planeta, 2016) vio la luz hace un par de semanas y ya va por la segunda edición. “Podría decirse que es un libro de autoayuda porque al acabarlo tienes la autoestima por las nubes”, insiste Gómez, quien asegura que “estas páginas, aunque son obra de dos blogueras con sobrepeso, están dirigidas a cualquier persona que haya tenido complejos alguna vez”.

 

Decía Oscar Wilde que amarse a uno mismo es un romance que dura toda la vida. Y esa es precisamente la esencia de este proyecto que también persigue despojar la connotación peyorativa que suele ir aparejada a la palabra “gorda”. Las autoras animan a emplear el término “con naturalidad para normalizarlo”, pues “es un adjetivo más que caracteriza y define tu físico. Entendemos que muchas mujeres todavía están con miedo a esa palabra porque siempre la han recibido como insulto”.

 

[Img #23688]Ahora bien, “una cosa es que te aceptes y otra es que te conformes”, recalca Rebeca, quien deja claro que “lo más importante es la salud. Las autoras se posicionan en contra de los extremos y por ello recomiendan recetas saludables y animan a perder la vergüenza a ir al gimnasio para eliminar los kilos de más. “Lo que no queremos es machacar nuestro presente mientras trabajamos el futuro”, explica Rebeca, quien hace un tiempo decidió que nadie tiene derecho a hacerle sentir mal cuando toma el sol en la playa. “Disfruta de lo que tienes mientras trabajas por lo que quieres” es el lema que difunden las dos.

 

El universo de la moda ha sido cuestionado en infinidad de ocasiones por las tallas que visten las modelos, pero si bien “es un avance” que exista una pasarela de tallas grandes, siguen siendo desfiles independientes. En el año 2007 el Ministerio de Sanidad estableció que a partir de la 48 se consideraría como talla especial o grande. “¿Por qué entonces desfilan modelos catalogadas como tal vistiendo una 42?”, se pregunta Rebeca. En es mismo año el ministerio también incluyó en el “acuerdo voluntario” con los principales fabricantes de ropa del país que los maniquíes de los escaparates se acomodaran “a la realidad de los cuerpos de las españolas, como mínimo la talla 38”. Basta salir de compras para comprobar si cunde o no la medida.

 

¿Y los hombres de tallas grandes?

 

El sector suele focalizar en las mujeres, pero también los hombres gordos buscan su hueco en la industria. Rebeca, que no tiene pelos en la lengua, critica la benevolencia hacia los llamados “fofisanos” – término que recoge los conceptos de “fofo” y “sano”- en comparación a la escasa empatía hacia las mujeres cuando no cumplen los estrictos cánones de belleza. Pero la bloguera no se olvida tampoco del cliché del “gordito gracioso y divertido”. Bruce Sturgell, fundador de Chubstr.com, donde se ofrecen consejos de estilo y moda para hombres con sobrepeso, es de la opinión de que “la sociedad tiene que admitir que el ‘gordito de los chistes’ también quiere lucir bien. Hay una idea de que el hombre grueso no le da importancia a eso y quiere pasar el rato en pantalones de chándal”, según declaró al periódico inglés The Guardian para un reportaje sobre modelos masculinos de talla grande.

 

Más allá de la apariencia física, Rebeca y Elena defienden que el secreto del éxito está en la actitud. Para ellas, “una gordibuena es alguien con mucha personalidad y estilo. Alguien que sabe que igual no entra en los estándares de belleza actuales, pero se acepta y se quiere”.

 

En todo caso, el reciente anuncio de que Barbie incluirá cuatro morfologías, lo que implica muñecas que representarán más diversidad, ha sido bien recibido por los usuarios de las redes sociales, quienes ahora reclaman que el musculado y bronceado Ken también llegue al mundo real.


@Lorena_Padilla

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress