Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Marcos García Martí
Miércoles, 25 noviembre 2015
Clásicos del Cömic

Ciudad de brumas: San Francisco Noir

Es increíble la capacidad que tiene el cómic para evocar narrativas de antaño. Incluso las que no les son propia, como la cinematográfica. El tebeo es un medio que adapta muy bien el lenguaje del cine. Incluso de cines muy específicos como el de género. Sobre todo si es negro. Las principales editoriales, a este lado del charco y al otro, han sabido ver ese potencial y se han lanzado a publicar colecciones noir. El cómic de esta semana es uno de estos títulos: Ciudad de brumas, publicado precisamente en la colección Panini Noir.

[Img #23304]Estamos en San Francisco, en 1953. Frank Grissel es un hombre de la vieja escuela, un detective privado malhablado, bebedor y mujeriego que ha visto y ha hecho de todo… dos veces. Pero cuando deba investigar una misteriosa desaparición empezará a hundirse cada vez más las brumas que inundan San Francisco y que dan cobijo a una ciudad diferente, hostil y totalmente rendida a las más oscuras de las pasiones.

 

Frank se lanzará a una carrera desesperada en la que poco a poco irá descubriendo que todo el mundo oculta secretos inconfesables. Empezando por él mismo. Y es que en esta Ciudad de brumas de tebeo nada, ni nadie, son nunca lo que parecen.

 

[Img #23308]Firmada por Andersen Gabrych, un guionista curtido en las lides superheróicas de DC, el cómic es una revisión absolutamente fiel de los cánones del género negro cinematográfico más clásico. Los personajes, los escenarios y los giros folletinescos de la trama recuerdan a la serie B en la que dio los primeros pasos el noir de celuloide. Aunque el Hollywood de los cuarenta era mucho más timorato de lo que pueda ser el lector de cómics actual y, para mantener el nivel de sordidez que tenían aquellas historias, Gabrych se emplea a fondo para retorcercer tanto las motivaciones como los personajes. A veces se esfuerza demasiado, de hecho y, aunque algunos giros de la trama son algo forzados, la sensación de sorpresa continua se agradece.

 

El apartado corresponde a Brad Rader, un dibujante de animación que ha trabajado también para Image y Dark Horse. Su estilo proyecta un San Francisco cubierto de niebla y humo constantes con una imagen cercana al comix underground. Su trazo es duro, casi simple en algunos momentos, pero maneja bien los encuadres de las viñetas de manera que en ningún momento perdemos la sensación de que los personajes juegan a ser actores y la historia parece siempre narrada a través de una cámara de 35 mm.

 

La colección Noir de Panini ha dado algunos títulos interesantes y, desde luego, este Ciudad de brumas va a ser una experiencia divertida para todos aquellos fans irreductibles del género negro más clásico.


@elplumilla

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress