Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Marcos García Martí
Miércoles, 18 noviembre 2015
Clásicos del Cómic

El árabe del futuro: la mirada del otro

Marcar como favorita

Esto que tenéis en la pantalla es un medio de comunicación donde la actualidad manda. Sí, también en las desordenadas reseñas sobre cómics de un plumilla un tanto friki. Y la actualidad obliga estos días a mirar de frente qué sucede a nuestro alrededor porque es difícil de comprender. Por eso esa semana es casi obligatorio hablar de un tebeo como El árabe del futuro de Riad Sattouf.

[Img #23270]

 


[Img #23268]A principios de año se celebra en Francia uno de los festivales de cómic más importantes del mundo. De hecho es muy probable que sea el más importante que existe fuera de los EEUU y, sin duda, es el más importante de la industria europea. Durante el festival tiene lugar la entrega de los premios más representativos y más prestigiosos del Viejo Continente en materia de historietas. Y este 2015 el ganador fue un autor sirio joven pero bien fogueado en el tebeo humorístico.

 

Riad Sattouf empezó a ser conocido en el país vecino como colaborador de la revista satírica Charlie Hebdo donde publicó, entre otras obras, las páginas que se recopilaron dentro del volumen La vida secreta de los jóvenes. Como uno de los autores frecuentes de la publicación, a nadie le pasó desapercibida la elección del jurado del Angulema. Y es que la obra lleva el esclarecedor título de El árabe del futuro.

 

[Img #23269]Heredero en cierta medida de aquella revelación que fue Persepolis de Marjene Satrapi, El árabe del futuro es una nueva mirada al otro desde el punto de vista de un niño que crece en Libia, primero, y en Siria, después.  La diferencia principal con aquella está en que, en lugar de centrar la atención en la evolución del protagonista, Sattouf se preocupa más por reflejar cómo era la realidad cotidiana de esos dos países sometidos a la implacable autoridad de un dictador omnisciente.

 

Tal vez ese sea el mayor acierto del cómic. Que el autor no toma partido aparente pero sabe aprovecharse bien de la inocencia de ese niño que fue para mostrar las contradicciones y las injusticias que han determinado la situación de dos países que, a día de hoy, marcan la agenda informativa. Y es que ese árabe del futuro del que habla Sattouf es la víctima actual de una inestabilidad crónica que hunde entonces sus raíces.

 

Una mirada lúcida, incluso aparentemente inocente, donde el humor es un compañero imprescindible. Riad Sattouf es un gran caricaturista que dibuja con trazo preciso y limpio una historia que nos ayuda, y mucho, a comprender que aquí no hay unos y otros. Que tras atrocidades como la de la semana pasada en París todos somos víctimas de la barbarie.


@elplumilla

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress