Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 2 septiembre 2015
Entrevista a la actriz Vanesa Romero

“Crear personajes se ha convertido en una necesidad vital”

La actriz Vanesa Romero cautiva temporada tras temporada a sus seguidores en la exitosa serie de televisión “La que se avecina”, cuya grabación actualmente compagina con el calor de los aplausos del público gracias a la obra teatral “El clan de las divorciadas”.

[Img #22720]Muchos la conoceréis como la sexy y sensata inquilina de los Recio en la serie de Telecinco La que se avecina, pero Vanesa Romero (@vanesa_romero) lleva ya muchos años compartiendo salón y sofá con miles de familias españolas a través de la pantalla de televisión. De hecho, considera que este medio audiovisual se lo ha dado “todo” en una carrera profesional que le ha llevado a presentar programas de entretenimiento, a aparecer en diversos anuncios publicitarios y a interpretar papeles en algunas de las sitcoms más importantes de los últimos tiempos.

 

Precisamente, gracias a esta última faceta se sube actualmente a las tablas de los teatros para dar vida a una guapa “que se hace la tonta” en El clan de las divorciadas, de Alil Vardar, la exitosa obra parisina, con 11 años ininterrumpidos en cartel y disfrutada por casi tres millones de espectadores, que el director Hazis Vardar ha adaptado por primera vez a la carcajada española.

 

[Img #22721]¿Qué es El clan de las divorciadas?

Es una obra de teatro maravillosa, fantástica, con un humor no solo en la palabra, sino también en lo visual. En ella tres mujeres se unen porque no están bien económicamente y acaban siendo las mejores amigas. Pero no es una obra solo para mujeres. Con ella la gente no para de reír desde el minuto 0.

 

¿Quién es Mary BayBowl? ¿Cómo te preparaste el papel?

Mary es chica inglesa divorciada, bastante bipolar, ya que pasa de la alegría al llanto a cada segundo, y que se hace la tonta para conseguir sus objetivos. Lo que más me costó fue interpretar el acento británico: es un proceso duro en el que tienes que vocalizar mucho más para que se entienda, pero es enriquecedor y se complementa perfectamente con los demás personajes. Además, tiene algo de mí, ya que para prepararlo tienes que buscar dentro de ti, en tus recovecos, y acabas conociéndote mucho más como persona.

 

Acabaste en Madrid después de concluir tu pasión por el atletismo tras algunas lesiones. ¿Te queda esa espinita de saber cómo hubiera sido tu vida si te hubieras seguido dedicando al deporte?

No, yo entendí que con el deporte había cumplido una etapa y era el momento de volar a otro lugar. Yo creo que exprimí todo lo que pude ese momento y, por eso, el cuerpo y el alma me pidieron ir en busca de otras cosas. Pero ahora, mirando atrás, entiendo por qué tuve que hacer atletismo, ya que la disciplina, la constancia, la lucha y el esfuerzo que viví con este deporte lo he trasladado después a mi profesión. Al final, como dijo Steve Jobs en el discurso que dio en la Universidad de Stanford, cuando miras atrás empiezas a entender cómo encajan las piezas del puzle.

 

Con tantos años dedicados a la televisión -programas presentados, trabajo como actriz, etc.-, los platós deben ser como tu hábitat natural, ¿no?

Sí. La televisión me lo ha dado todo a nivel profesional y personal. Me ha proporcionado una popularidad que ha hecho que lleguen a mis manos trabajos interesantes. El otro día me preguntaron “¿dejarías la tele?”. ¡Jamás! Y tampoco tengo miedo de que me encasillen. Todo lo contrario, estoy agradecida al papel que interpreto en La que se avecina, ya que, gracias a él, consigo otras cosas. Entonces, ¿cómo puedes renegar de algo que te ha dado tanto? Eso es imposible.

 

[Img #22723]

¿Crees que tu belleza y tu físico te han supuesto una traba para llegar a ciertos trabajos o papeles o todo lo contrario?

No lo sé, realmente. Ni siquiera me lo planteo. Supongo que cuando creen que puedo encajar en un personaje, me llaman y ya está. Yo he nacido así, así soy y es lo que hay.

 

¿Crees en la actuación como profesión con base académica previa o como una vocación?

Creo en las dos cosas. Hay gente que desde el primer momento sabe perfectamente a qué se quiere dedicar y lucha y se prepara. Y luego hay otra, como en mi caso, que me lo encontré afortunadamente en mi camino, decidí subirme a este tren y, a partir de ahí, empecé a trabajar, a prepararme y a ir a cursos para seguir aprendiendo. Yo de pequeña no sabía lo que quería ser, cada día era una cosa diferente, y me he dado cuenta de que tengo una profesión que me permite ser muchas cosas. La cuestión es llegar al final a donde uno quiere y hacer lo que realmente te hace feliz.

 

Y ahora que has probado lo que se siente sobre las tablas de un teatro. ¿Con qué te quedas como actriz: cine, televisión o teatro?

Me gusta interpretar. Son maneras diferentes de hacerlo, pero la finalidad es la misma: crear personajes, lo que se ha convertido ya en mí en una necesidad vital que necesito mostrar. Lo hago a través de mis personajes, de la escritura o de mi colección de moda. Al final es crear de maneras diferentes: en la tele es todo más técnico, en el teatro tienes un tiempo de preparación del personaje, pero luego empieza la obra y termina. Particularmente este último método me gusta mucho: enfrentarme al directo, tener contacto con el público, resolver cada situación en el escenario. En la tele nunca sabes cómo va a funcionar. Solo puedes dejarte llevar, seguir las órdenes del director y luego ver en casa el resultado.

 

Aquí no hay quien viva y La que se avecina. Ana y Raquel. ¿Qué han supuesto estas series y estos personajes para tu carrera como actriz?

Gracias a ellos estoy donde estoy: la gente me conoce, me dice por la calle cosas bonitas y me llegan trabajos. Se lo debo todo.

 

[Img #22722]

Y ahora con las redes sociales se potencia más esa popularidad y ese cariño, ¿no?

Totalmente. Es una cosa bárbara tener contacto con tus seguidores. Además, con el cariño que te demuestran, cuando te los encuentras por la calle, ¿cómo les vas a negar una foto o un autógrafo? Entras en sus casas todos los días y te consideran de la familia. Me repiten frases e historias de la serie y de mi personaje, sobre todo los niños, de las que ya no me acuerdo ni yo. Lo mantienen vivo.

 

Actualmente estáis en plena grabación de la novena temporada de La que se avecina. ¿Se puede adelantar algo?

Que va, no puedo decir nada. Se mantiene en secreto siempre.

 

¿Algún proyecto más en camino?

Lanzo ahora la colección otoño-invierno de mi firma Namdalay, que me ha llevado un proceso también muy bonito. Todo lo diseño yo. Y en eso estoy: La que se avecina, la colección y el teatro. A penas descanso y te tiene que gustar mucho lo que te ofrecen para aceptarlo y estar como yo ahora, sin parar. Es agotador: te levantas a las 5 de la mañana, terminas de grabar, te vas al teatro, llegas a tu casa a las 12, estudias y vuelves a lo mismo al día siguiente. Muy cansado, pero gratificante y todo lo demás te da igual. Llego a pensar: ya tendré tiempo de dormir algún día. Ahora toca esto y me encanta.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
www.manipulador-de-alimentos.es
Fecha: Miércoles, 9 septiembre 2015 a las 13:18
Nos encanta la serie!
Felicidades a todo el equipo!

360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress