Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rafael Salido
Miércoles, 1 julio 2015
Sociedad

Cuando la 'Legalización' viste de traje

Marcar como favorita

Generalmente el grito de guerra de "Legalización" suele oírse envuelto en una intensa neblina con olor a marihuana. Y es proferido por una tropa, en la que las rastas parecen ser parte de un indefinido uniforme, que al menos una vez al año toma las calles, los parques o los campus universitarios. Un ejército pacífico y pacifista, cada día más numeroso, al que las autoridades rara vez parecen tomar en serio. Pero, ¿qué pasa cuando ese mismo mensaje es divulgado por personas que peinan canas, vestidas de traje y acostumbrados a dirigir el mundo?

[Img #22473]La respuesta... pues que se les abren las puertas de la Organización de las Naciones Unidas para exponer su mensaje; como sucederá en 2016 cuando la Comisión Global sobre Políticas de Drogas detallará sus propuestas en la Sesión Especial de la Asamblea General sobre Drogas.

 

El pasado viernes, 26 de julio, se celebraba en todo el mundo el 'Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas'. Hoy en 360 Grados Press os explicamos qué pretende esta Comisión y hablamos con su coordinadora ejecutiva, Ilona Szabó, en la ciudad brasileña de Río de Janeiro.

 

"Nuestra expectativa es que el 2016 marque el inicio del fin de la guerra contra las drogas", nos comenta Szabó en referencia a esa Sesión Especial, en la que espera que se pueda analizar qué medidas han resultado correctas y cuáles no en el desarrollo de esta lucha; si bien reconoce que el año clave será el 2019, cuando los estados miembros de la ONU revisarán sus planes de acción a diez años vista en relación a este asunto.

 

Lo primero que llama la atención de esta Comisión es la relevancia de algunos de sus miembros. Nombres que han marcado, de una u otra manera, el devenir de nuestro mundo en las últimas décadas. Entre ellos destacan Kofi Annan, ex Secretario General de las Naciones Unidas;  Javier Solana, ex Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y Seguridad Común; Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura; Fernando Henrique Cardoso, ex Presidente de Brasil; César Gaviria, ex Presidente de Colombia; Ernesto Zedillo, ex Presidente de México; o Richard Branson, empresario y fundador del Grupo Virgin.

 

[Img #22474]Según Szabó, una de las grandes ventajas de contar con este ilustre panel de miembros es que "son personas muy legitimadas, pero que no están en cargos públicos, por lo que no son presos de unos votos o de unas elecciones y, por lo tanto, tienen una mayor libertad de hablar de aquello que muchos ya saben, pero de lo que no hablan".

 

Lo segundo que hace que más de uno se frote los ojos con incredulidad es su mensaje: la legalización del uso de todas las drogas.

 

Es un mensaje ambicioso, no exento de polémica y que algunos pueden tachar de radical. Pero si atendemos a sus razones, seguro que más de uno considera que no es ninguna locura, sino que es una medida perfectamente razonada y razonable.

 

Este mensaje se sustenta en dos pilares básicos; por un lado, el derecho al libre albedrío. Como señalaba el pasado mes de abril durante la conferencia 'Reformas de la Política Global sobre Drogas: Impactos en América Latina', celebrada en Río de Janeiro, la ex Presidenta de la Confederación Suiza, Ruth Dreifuss: "Éste es realmente un derecho humano básico".

 

El otro pilar sobre el que se sustenta el discurso de la Comisión Global es el evidente fracaso de la guerra contra las drogas que se está llevando a cabo desde hace más de cincuenta años.

 

Y a qué precio se está manteniendo esta lucha, se preguntan los miembros de esta Comisión. En nombre de este conflicto se invierten miles de millones de dólares anualmente;  se calcula que más de mil personas al año son ejecutadas en los 33 países que castigan el simple consumo con la pena de muerte; en México, por ejemplo, desde que se intensificó la persecución del narcotráfico, en 2006, hasta el 2012 fueron asesinadas 130.000 personas y otras 27.000 desaparecieron oficialmente.  Además, debido al actual control sobre el uso y la producción de narcóticos, alrededor de 5.500 millones de personas tienen un acceso muy limitado, cuando no nulo, a las medicinas que necesitan.

 

[Img #22475]Y sin embargo, de acuerdo con los datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), entre 2008 y 2012, el número de consumidores de sustancias ilegales en el mundo pasó de 203 a 248 millones, lo que supone un notable incremento del 18%.

 

"No podemos seguir insistiendo en lo que no funciona y provocando, al mismo tiempo, tantos daños colaterales", afirma Szabó, quien señala que el camino propuesto por la Comisión tiene cinco pasos básicos a seguir: anteponer la seguridad y la salud de la gente a la lucha contra las drogas, asegurar el acceso a las medicinas esenciales, terminar con la criminalización y el encarcelamiento de los consumidores, reorientar el esfuerzo en la respuesta al narcotráfico y al crimen organizado y la regularización del mercado de los estupefacientes para que estén bajo el control de los gobiernos.

 

De acuerdo con la coordinadora ejecutiva de la Comisión, la sociedad está preparada para dar los primeros cuatro pasos, pero el quinto, el que hace referencia a la regularización de las drogas, y por lo tanto a su legalización, es aún difícil de asumir por parte de las autoridades en casi todo el mundo. Es por ese motivo que Szabó destaca el importante papel que está teniendo esta organización a la hora de "políticamente tener el coraje de romper con el consenso que aún existe de que la política de prohibición es el mejor camino".

 

Sin embargo, cabe destacar que este camino ya lo han empezado a andar numerosos países. En 2001 Portugal despenalizó la posesión de estupefacientes, desde 2005 en España y en Bélgica se acepta el cultivo de marihuana para el consumo propio, en 2008 los suizos apoyaron en referéndum un programa que permite que los adictos a la heroína puedan adquirir la droga bajo prescripción médica, en 2013 Uruguay se convirtió en el primer país en regular el mercado del cannabis para uso no medicinal... ¿Será éste el inicio de un largo camino o estas naciones se convertirán apenas en la excepción a la regla? Eso es algo que sólo el tiempo dirá.


@SalidoRafael

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress