Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 8 abril 2015
Deporte, maternidad y conciliación

De chupetes y abdominales

Marcar como favorita

El ejercicio físico es necesario para una mujer incluso durante el embarazo, con el fin de mejorar la calidad del parto, o después de dar a la luz, para recuperar fácilmente la figura, de la manera que mejor permita la compaginación de las facetas de madre, trabajadora y deportista.

[Img #21903]“Y, para acabar, comeos a besos al peque”. Con un final tan azucarado para un ejercicio físico dan ganas de acudir a estas clases con bebé o sin él. De momento, MAMIfit solo te permite la entrada a sus actividades con un bebé – si es propio mejor que mejor, que luego llegan los problemas - “bajo el brazo” – el pan ya lo lleva él –, en su sillita, que seguro que es más cómodo para ambos, o todavía “cociéndose en el horno” uterino. Emma Soteras, fundadora y CEO de la empresa, quería que esta fuera justo la ventaja que tuvieran las madres embarazadas o recién dadas a luz en la práctica deportiva frente a las dificultades que podrían encontrar en otros centros.

 

“Cuando vivía en Estados Unidos, yo misma fui clienta de la empresa más grande de fitness postparto, cuya idea me encantó, y cuando regresé a España y descubrí que no tenía ‘cabida’ en ningún gimnasio adaptado a mis circunstancias, vi la oportunidad”. Para ello esta entrenadora personal de gimnasia artística se especializó previamente en pre y postparto para poder impartir sus clases. De esta forma, logró arriesgarse con un negocio innovador en nuestro país que ya ha conseguido franquiciar y, con ello, que se pueda disfrutar de la iniciativa en 18 ciudades y localidades ubicadas entre Cataluña, Madrid, Asturias, Canarias, Baleares y Comunidad Valenciana.

 

[Img #21904]Las ‘mamis’ tienen mil y una maneras de disfrutar de las clases, ya que pueden tomarlas en los centros de la empresa, en casa, en urbanizaciones o en espacios abiertos como clubs deportivos de alto standing o públicos. Los ejercicios de preparto están focalizados en el equilibrio, la resistencia cardiopulmonar y la tonificación, y a ellos se les suman en el postparto el trabajo en el suelo pélvico y los abdominales hipopresivos. Actividades que les aportan una mayor agilidad y energía y con las que, según Soteras, el 60% de las puérperas consiguen recuperar la figura e, incluso, mejorarla. “Nosotras les ayudamos, pero ellas ponen lo más importante: la voluntad y el esfuerzo”.

 

Pero no solo son físicos los beneficios de estas clases, ya que las endorfinas que necesitan para sentirse activas, sobre todo durante las etapas del embarazo, y que generan con el deporte, les ayudan a prevenir la depresión postparto. “Nuestro espacio también crea el entorno perfecto para que las embarazadas primerizas se comuniquen con otras madres ya experimentadas, les entiendan, les aconsejen en una nueva situación llena de incógnitas, preocupaciones y dudas”, explica la entrenadora. Toda una ocasión para ponerse en forma junto a profesionales especializadas al tiempo que crean vínculos con otras compañeras que pueden culminar en una amistad.

 

[Img #21907]Útil también para que las madres trabajen el apego hacia sus pequeños y fortalezcan los lazos que les unen a través de la observación y de la interacción con ellos durante los ejercicios. “Es importante que se sientan como en casa y que su experiencia sea la mejor posible”, asegura Soteras.

 

Una oportunidad para conciliar

La mayoría de las MAMIfitters, como les gusta llamar a sus usuarias, son mujeres trabajadoras de diversas áreas profesionales: docencia, medicina, arquitectura, diseño, periodismo, veterinaria, economía o deporte. Cargos muy exigentes que muchas veces les obligan a abandonar las actividades físicas, necesarias para ellas, y que MAMIfit ayuda a conciliar. Desde las clientas hasta las propias entrenadoras ven facilitada la compaginación de sus facetas como madre, trabajadora y deportista.

 

Fitness en familia

Los fines de semana se hacen mucho más familiares, ya que pueden acudir no solo con su bebé “bajo el brazo”, sino también con su pareja, el resto de sus hijos, los tíos, los abuelos o quienes deseen - ¡hay cabida para todos! -. “De hecho, en estos FAMILYfit organizamos carreras de padres con los carritos o competiciones de flexiones encima del bebé de lo más divertidas”, añade la fundadora. Incluso, las mujeres de avanzada edad de la prole recurren a sus clases para mejorar sus problemas de incontinencia urinaria o los dolores de espalda.

 

Ejercicio en la mejor compañía

[Img #21908]Una de las últimas incorporaciones en el mundo del fitness para puérperas es Alicia Casas que, a sus 32 años, se ha plantado hace poco en las instalaciones de una de las franquicias barcelonesas compuesta y con su bebé Enya de cinco meses. “Trato de fortalecer aquellas partes del cuerpo que se vieron más afectadas después del parto y del largo embarazo, siempre en constante contacto con la niña”, explica la usuaria. Un bebé que “alucina con los meneos que le das y con los que se parte de risa” y disfruta. “También puedo escuchar anécdotas de otras madres, darme cuenta de lo compatible que puede llegar a ser el ejercicio físico con la maternidad y la importancia de cuidarse, sobre todo si lo hago en la mejor compañía: la de mi ‘princesa’”.


@Casas_Castro

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress