Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Marcos García
Miércoles, 17 diciembre 2014
Clásicos del cómic

El gran espectáculo secreto

Tal vez Clive Barker no sea un nombre demasiado conocido para el gran público pero entre los aficionados al género del terror sus seguidores son legión. Quizá por eso la mayoría de sus obras han trascendido lo meramente literario para aterrizar en otros géneros como el cine y, muy especialmente, el cómic. El gran espectáculo secreto no es una de sus creaciones más conocidas y, sin embargo, es un buen ejemplo de como este escritor inglés ha sabido llevar la fantasía a un nuevo nivel. Un nivel escalofriante.

[Img #21234]


[Img #21238]El gran espectáculo secreto puede considerarse una fantasía urbana. Emparentada lejanamente con los universos que Neil Gaiman empezó a imaginar allá por los 80, la obra de Barker se descuelga por el lado del terror para narrar una batalla épica entre dos fuerzas contrapuestas que, en realidad, no se corresponden exactamente con lo que entendemos por Bien y Mal. Se trata más bien de dos maneras de concebir el Arte, un extraño tipo de magia a través de la cual es posible conocer algunos de los más recónditos secretos del cosmos. Pero también desencadenar sobre la tierra horrores inimaginables.  

 

La guerra ha llegado ahora al pequeño pueblo de Palomo Grove, en California, donde ambos contendientes han poseído el cuerpo de cuatro jóvenes para engendrar un grupo de vástagos que los asistan en la contienda. A partir de entonces los fenómenos paranormales arruinan la paz de la pequeña localidad.

 

[Img #21237]El gran espectáculo secreto no es una de las mejores novelas de Clive Barker quien tiene el defecto de perder en las narraciones largas parte del vigor que caracterizan sus relatos. Sin embargo es buen ejemplo del tipo de fantasía que caracteriza al autor. Más escalofriante que la de otros contemporáneos como el citado Gaiman. Y por supuesto, mucho más siniestra. Porque en realidad lo de Barker no es terror al uso. Sus obras quedan lejos de las temáticas más clásicas del género como las que utiliza Stephen King. Y lleva sus relatos a universos fantásticos caracterizados por una profunda sensación de desasosiego que, a veces, roza incluso el mal gusto. Cualquiera que haya visto Hellraiser sabrá de lo que hablo.

 

Sin embargo Clive Barker ha logrado también congregar en torno a su estilo de fantasía oscura y visceral un importante número de Marvel Comics lo fichó a principios de los noventa para crear una pequeña editorial, Razorline, donde desarrolló cuatro series de cómics independientes pero relacionadas entre sí  títulos, personajes y argumentos para cuatro series de cómics relacionadas entre sí: Ectokid, Hokum and Hex, Hyperkind y Saint Sinner.

 

Después de esta aventura también se vinculado con la adaptación al cine o al cómic de muchas de sus obras. Tal vez la más famosa sea la citada Hellraiser. En algunas, como en esta El gran espectáculo secreto donde, se ha encargado directamente del guion. Quizá, por cierto, la parte menos destacada. Sobre todo si lo comparamos con la magnífica ilustración, a cargo del gran artista chileno Gabriel Rodríguez.


@elplumilla

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress