Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 8 octubre 2014
Turismo rural ibérico

Alojamientos naturales con vistas idílicas

El otoño no solo ha traído la brisa fresca y la caída de la hoja, sino también el interés por el turismo rural, una forma de ocio que recupera adeptos en los últimos años por la necesidad de romper con el estrés urbano y por los bajos precios que se ofrecen. Esta semana 360 Grados Press visita los cinco alojamientos de campo más demandados para respirar aire puro.

[Img #20796]

Atrás quedaron los días de playa, sol y chapuzones ligeros de ropa durante el día. Ahora lo que apetece son planes de ocio saludables, en plena naturaleza y con maravillosas vistas desde una clásica casa de piedra de las que recuerdan a las castañas y al puchero de la abuela. Los usuarios del turismo rural así lo demuestran desde que el otoño se ha establecido definitivamente con el descenso de las temperaturas y la ganancia de terreno de las nubes en el cielo ibérico.

 

El cambio de chip tras el verano es evidente: queremos seguir disfrutando de ocio y entretenimiento, pero mucho más enfocado hacia el relax y el sosiego que proporcionan los planes “verdes”. El turismo rural ha ganado este año un 10,6% de adeptos, dato que se agradece después de un 2013 nefasto de caída ininterrumpida, según un informe de solicitudes de reserva en España de la web TusCasasRurales.com (@tuscasasrurales), que coincide con la mayoría de guías de alojamiento del país.

 

Los destinos más solicitados son la Sierra de Gredos, el Valle del Jerte, los Picos de Europa y el Pirineo aragonés. El norte, marco incomparable para el clásico otoño natural, se lleva a la mayoría de usuarios, sobre todo Asturias, Ávila, Cantabria y Navarra. Las motivaciones para practicar este tipo de turismo, según el estudio, son disfrutar del entorno natural en sí (84,9%), compartirlo principalmente con la pareja, aunque también con familia y amigos (75,5%), desconectar y dejarlo todo en manos del merecido relax (52,9%), y aprovechar la rentabilidad de sus precios (50%). La gastronomía y las celebraciones también entran dentro de los motivos de desplazamiento de estos turistas y han crecido en los últimos años.

 

Estos solicitantes, de edades comprendidas entre los 30 y los 45 años, gastan una media de 42 euros al día y prefieren el fin de semana, en un 57,7%, y los puentes vacacionales, en un 54,2%, para embarcarse en sus destinos predilectos. La mayoría, además, se decanta por los alojamientos rurales del entorno de su provincia (57%), aunque un 37% prefiere otras comunidades autónomas.

 

Cinco destinos que regalan los sentidos

Con el ánimo de alentar a los lectores de 360 Grados Press a practicar el turismo rural más saludable y reconfortante, José María Salinas, responsable de comunicación de TusCasasRurales.com, nos propone cinco destinos que no podremos tachar de nuestros planes de fin de semana en otoño e inverno:

 

1. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Huesca. Este edificio rústico data del siglo XVI y, en su origen, fue una majestuosa casa solariega. Es ideal para desayunos soleados de terraza y para los amantes de la caza y de la pesca y aficionados a los deportes de aventura. El senderismo por el Parque Natural puede ser la mejor opción para descubrir y disfrutar de los rincones más bellos.

[Img #20789]

2. Selva de Irati, Navarra. Txikirrin I se convierte en el lugar perfecto para dejarse llevar por la belleza de los parajes naturales y enfundarse las zapatillas y la ropa cómoda para practicar un cicloturismo sin precedentes visuales por el Valle de Aezkoa. Su principal atractivo es la Selva de Irati, segundo hayedo-abedal más extenso de Europa, y por el que podemos toparnos con hórreos, cuevas escondidas, dólmenes, estelas y ermitas pintorescas.

[Img #20795]

3. El Faedo de Ciñera, León. Esta zona de la montaña leonesa ha permanecido durante siglos aislado y casi virgen, lo que le ha permitido conservar una naturaleza única y las tradiciones ancestrales de sus gentes. Es muy recomendable alternar el calor de la chimenea de esta casa y el espacio de relax de su terraza con actividades en sus zonas de escalada y estaciones de esquí o la degustación de sus embutidos de gran calidad, únicos en el mercado.

[Img #20794]

4. Bosque de Muniellos, Asturias. La posada del Chano era una casa señorial que se rodea de los maravillosos paisajes de Cangas de Narcea y de mágicos bosques de hayas y robles. Los lugareños recomiendan, tras un buen desayuno, dejarse llevar por las rutas a caballo o de senderismo por el Bosque de Muniellos o la Antigua Casa de Alejandro Casona y hacerse con la cerámica negra de Llamas de Mouro como recuerdo.

[Img #20790]

5. Hayedo de Montejo, Madrid. Esta casa se encuentra a 1.200 metros sobre el nivel del mar, en un entorno de gran belleza, en pleno Valle del Lozoya, a orillas de su río y próximo a la Sierra de Guadarrama, destino fijo de excursionistas. La estancia en la llamada Tejera de Lozoya se hace idílica por su estilo rústico, colonial y alpino, que obtienen como resultado unas estancias cálidas y acogedoras.

[Img #20791]

 


@Casas_Castro

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress