Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Laura Bellver
Miércoles, 1 octubre 2014
Sostenibilidad

La reutilización como tendencia

Esta semana en 360 Grados Press comprobamos que el concepto de basura es muy subjetivo, pues donde unos ven un residuo, otros perciben la oportunidad de producir algo útil. Es más, esta segunda perspectiva parece haber empezado una senda ascendente que no entiende de vuelta atrás.

[Img #20760]Botellas de vidrio o de plástico, láminas de cartón, bobinas de hilo, perchas, bombillas, cremalleras, sacos, latas, cubiertos, palitos de helado, neumáticos… En definitiva, desde los más cotidianos hasta los inimaginables: actualmente, cualquier objeto puede pasar a tener una segunda vida – o tercera, o cuarta… – reencarnado en una función distinta a la original. Sin duda, la conciencia sobre el reciclaje se ha asentado en la sociedad. Por ejemplo, un 83,5% de los españoles afirma separar todos o casi todos los envases domésticos, lo cual ha permitido alcanzar en 2013 la cifra nacional de un 71,9% de recipientes procesados para ser usados de nuevo, según Ecoembes. Se trata de uno de los mejores porcentajes en dicho ámbito dentro de la Unión Europea, superando los objetivos marcados a nivel comunitario en más de 16 puntos – 55% – . Sin embargo, la reutilización ya no se reduce a tomar la decisión acertada frente a los correspondientes contenedores, sino que también abarca un ejercicio de creatividad que cada vez practican más personas.

 

Inspiración a un ‘clic’ de distancia

Prueba de ello podría ser el caso de la arquitecta Ester Gómez, quien navegando por la Red empezó a toparse con ideas acerca de cómo transformar material informático para otros fines, lo cual le llevó en 2007 a iniciar el blog El mundo del reciclaje. Nutrido tres veces por semana desde entonces – lunes, miércoles y viernes –, éste ha logrado consolidarse como uno de los referentes en dicha materia. “Tengo un publico fiel que al principio aumentó muy rápidamente y que ahora lo hace de forma más lenta, pues las publicaciones sobre este tema han proliferado, así que en el presente debo tener mucho más cuidado para no repetir contenidos”, afirma. Podría decirse, por tanto, que la competencia es tan prolífica como las propias fuentes en las que ‘empaparse’ de ocurrencias, especialmente gracias a redes sociales como Pinterest, que se sitúa a la cabeza de esta carrera. De este modo, Internet se ha convertido en un hervidero de talento tanto para quienes gestionan bitácoras digitales, que no dejan de enlazar o de fabricar, como para quienes las siguen. “Siento que mis lectores agradecen mi labor y que el blog engancha a mucha gente a intentar hacer las cosas que les propongo”, declara al respecto Ester.

 

Un tándem indisociable

[Img #20764]Más allá de portales específicos, la simpatía por la reutilización ha encontrado a su mejor aliado en otra habilidad en auge: el ‘hazlo tú mismo’ o DIY – acrónimo de dicha expresión en inglés, Do It Yourself –. Así, es casi una verdad universal que cualquier blog que flirtee con este concepto hará referencia al reciclaje en algún momento. De hecho, el DIY Show, único evento en España dedicado a la llamada filosofía crafter – relativa a las manualidades –, tiene previsto incluir un área dedicada exclusivamente a ello en su primera edición de 2015. “Es increíble ver cómo hay quienes no tiran nada y hacen con ello auténticas maravillas”, reconoce Laura Dávila, una de sus precursoras.

 

Ella y Belén Díaz, su homóloga en la puesta en marcha de esta cita, lo tuvieron claro desde un principio. “Trabajábamos en la misma empresa y teníamos experiencia en la organización de ferias, así que decidimos emprender en este sentido. A la hora de buscar una temática, vimos que el DIY no sólo estaba en alza, sino que servía a muchas personas que lo estaban pasando mal económicamente para sacar algún dinero extra”, relata Laura. Lo cierto es que la realidad no ha hecho más que darles la razón: desde enero de 2013 han celebrado un total de cuatro convocatorias y la última recibió 9.500 visitantes en un fin de semana. Ahora, cuentan los días para el próximo encuentro, que tendrá lugar del 7 al 9 de noviembre en Madrid.

 

El ingenio como método de subsistencia

Siguiendo en esa misma última línea apuntada por Laura, parte del éxito de este tipo de prácticas reside en que la gente no sólo ha encontrado un sano entretenimiento, sino también una vía de ingresos, lo cual sucede en la mayoría de ocasiones de forma casual. Justamente, en esos términos se escribe la experiencia de Pepa Castillo, la autora del blog Decora Recicla Imagina. “A finales de 2010, dos años después de nacer mi hija Carmen, en plena crisis y con la consabida dificultad que hay en este país para conciliar la maternidad y la vida laboral, decidí iniciar este proyecto. No pensaba en los ingresos en un principio, sino en una ventana en la que compartir todos aquellos conocimientos que pudiesen ayudar a otras personas a aprovechar materiales de desecho con poco esfuerzo o por muy poco dinero. Con el tiempo, ciertos productos tuvieron muy buena acogida, así que decidí ponerlos a la venta y también comencé a participar en ferias y en mercados de artesanía, a impartir talleres e, incluso, a exponer piezas exclusivas”, explica.

 

Ese poso que marca un antes y un después

[Img #20766]Pero no todo es cuestión de dinero. En palabras de la fundadora de DIY Show: “Estas prácticas llevan años consolidándose en Estados Unidos sin necesidad de pasar por una crisis. Sí que es cierto que aquí la situación económica ha ayudado a agudizar el ingenio y a que más personas se interesen por ello. No obstante, hay que tener en cuenta que dedicarse profesionalmente a esto también tiene sus riesgos y conlleva sus dolores de cabeza”. Con todo, las entrevistadas coinciden en que, más allá de la superficie, existe un fondo bien asentado. “Creo que hay muchas vertientes, desde una económica hasta la de querer ser único o la de valorar el trabajo artesano. En el caso del DIY con material reciclado, además, se suma una idea de sostenibilidad y de aprovechar recursos frente al consumismo desorbitante que genera muchos residuos en el planeta”, reflexiona Ester. Por ello, el esfuerzo de tener una idea, llevarla a cabo, fotografiar el proceso, editar las imágenes, escribir el texto y dar forma al post en el blog, como enumera Pepa, parece cobrar un mayor sentido. Y la prueba de su repercusión está en cualquier parte. “Ahora todos conocemos a alguien que se ha hecho algún reciclado maravilloso. No hay más que salir a tomar un café por tu barrio para encontrarte con un montón de locales donde hacen del reciclaje la base de su decoración”, concluye ella misma.


@LaBellver

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress