Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Adrián Cordellat
Miércoles, 4 junio 2014
EXPOSICIONES

25 años de la caída del muro

Marcar como favorita

En 2014 se cumplen 25 años de uno de esos sucesos que marcan para siempre el transcurrir de la historia. Un 9 de noviembre de 1989 caía el muro de Berlín y con él, 28 años después de su construcción, una ciudad dividida en dos volvía a unirse para siempre. La República Federal Alemana y la República Democrática Alemana volvían a ser una. Una exposición recoge ahora en Madrid el testimonio gráfico de aquellos días de reunificación y reencuentros.

[Img #20168]

9 de noviembre de 1989. El mundo que conocíamos hasta ese momento, dividido en dos bloques antagónicos, está a punto de colapsarse. Y Alemania, con Berlín a la cabeza, es el epicentro de este terremoto geopolítico. Ningún país simboliza el fin como Alemania. Ninguna ciudad acapara tantos flashes como Berlín, el gran símbolo de un sinsentido. Tras 28 años dividida por un muro en dos, la ciudad y el país volverán a ser uno. Y con ello se pondrá fin a casi tres décadas de divisiones y disputas entre capitalismo y comunismo que habían condenado a Alemania a vivir con una brecha sangrante en su territorio.


Aquello sucedió el 9 de noviembre de 1989 y siempre será recordado como la caída del muro de Berlín. Pero durante aquel día y las semanas anteriores y posteriores ocurrieron muchas cosas y quedaron muchas imágenes para el recuerdo. En ’25 años de la caída del muro’ la Casa de la Panadería de Madrid recoge 65 fotografías que retratan aquellos momentos. 65 fotografías extraídas de la cámara del fotoperiodista Daniel Biskup, uno de los fotógrafos alemanes más reconocidos, que plasmó en sus instantáneas la revolución pacífica y la vida en ciudades como Berlín, Leipzig, Dresde, Erfurt y Görlitz.


Desde los momentos previos a la caída, al momento mismo de los sucesos, con gente saltando el muro y atravesando una barrera hasta entonces infranqueable, pasando por los días después del fin de la división alemana, días en que estatuas en honor de Lenin eran tumbadas como símbolo de una nueva era y calles con nombres que homenajeaban a líderes soviéticos eran renombradas para intentar no dejar huella de aquel despropósito alemán.  


Las dos Alemanias volvían a ser una y el objetivo de Daniel Biskup, que más tarde se encargaría de documentar los cambios acaecidos en la Alemania del Este y en la antigua Unión Soviética, nos muestra las pequeñas revoluciones pacíficas que tuvieron lugar aquellos primeros días y, sobre todo, las caras de libertad y felicidad de un pueblo que volvía a estar unido tras 28 años de separación.


‘25 años de la caída del muro’. Casa de la Panadería. Hasta el 22 de junio. De lunes a domingo de 11:00 a 20:00 horas. Entrada gratuita. 

@acordellat

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress