Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Delgado
Miércoles, 14 mayo 2014
Fotografía

El Pinterest negro del siglo XX

Marcar como favorita

Sin filtros, con la contundencia de almacenar el lado más trágico de la vida periodística. ‘Calles negras’ es una colección de fotografías ‘basada en hechos reales’ compartidas en la prensa de papel valenciana durante las dos últimas décadas del siglo XX que se expone hasta el 29 de junio en el MuVIM, como la ventana cruda de esa actualidad que siempre linda entre lo pornográfico, el morbo y la cotidianidad de la que nadie está al margen, aún menos en tiempos de tableros sociales e inmediatez ansiosa.

[Img #20074]El blanco y negro, la textura, la contundencia de los hechos y la actualidad que marcó la crónica de sucesos del último tramo del siglo XX, el del exceso, las drogas y los asesinatos desencadenantes de los primeros reality show de la democracia, componen los ingredientes de la colección de 50 fotografías de los fotoperiodistas José Aleixandre, Manuel Molines, Vicente Martínez, Vicent M. Pastor, Guillermo Lucas, Teresa Domínguez y Bernardo Carrión.

 

El Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) ha reunido el trabajo de estos profesionales coincidiendo con el certamen Valencia Negra, aunque la muestra se podrá visitar más allá de dicho encuentro, hasta el próximo 29 de junio.  Los crímenes de Alcàsser, los atracos a farmacias y a entidades bancarias -inspiradores de tantos guiones cinematográficos del momento- y escenarios de violencia, miedo, luto y detenciones tan mediáticas como la de Miguel Ricart  o la del hermanastro de El Lute alimentan el morbo sostenido de quien se acerca a las instantáneas sin el filtro de la prudencia.

 

[Img #20075]Porque, como indica la moraleja de la muestra, el fotógrafo de sucesos se enfrenta a la cruda realidad del acontecer con la única protección de la cámara que le separa del hecho fotografiado. Alimentado, también, por ese factor tan masticado que aparece en los libros de redacción periodística de la Facultad.

 

Y, si otra cosa es estar al pie del suceso, también lo es para el visitante que se enfrenta a dichas instantáneas desde la confortabilidad del paso del tiempo, en la sala de exposiciones de un museo a modo de tablero de Pinterest del siglo XX, sin la protección de enfrentarse a cadáveres o a hechos que hurgan en la memoria del morbo. Como también hurgan en las miserias de las que huimos y con las que convivimos.


Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress