Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Manuel García-Otero
Miércoles, 12 marzo 2014
Blogs

Aquel día cuyo recuerdo nos duele

El 11-M de 2004 no me creía nada. Yo andaba trabajando en la sierra de Cádiz, la noticia me supo a azufre y me golpeó con tanta fuerza que deambulé como un perrillo sin norte durante varias horas. La radio vomitaba dolor y nadie encontraba una explicación a la locura. Hacía frío y las nubes aplastaban el campo.

[Img #19683]Los minutos pesaban como adoquines y el aire cortaba de puro miedo. Lo malo de todo era que ese miedo no tenía nombre ni rostro, solo sabía que habitaba muy dentro y no había manera de arrojarlo a un pozo.

La radio contaba los muertos con una precisión que desgarraba, como si lanzaran cuchillas y las recogiéramos en el aire. Pero no nos heríamos las manos, sino el alma. Todos queríamos que ese recuento lúgubre terminara de una vez, pero no dejaban de aparecer más muertos, un rosario de gente inocente que murió sin saber nada, solo que se apagó su luz y luego llegó el silencio.

[Img #19719]Ese 11-M nos golpeó tan fuerte que España no fue España durante muchas horas, solo una tierra donde el dolor quemaba y la incertidumbre nos arrancaba la piel a mordiscos.

Nadie sabía nada. Bueno sí: el Gobierno de Aznar tuvo muy claro quién había sido. Y lo dijo bien alto, bien fuerte. Esos tipos dijeron que había sido ETA. Pero nadie escuchaba entre tanto dolor y tanta muerte que nos abrazaba.

Los de aquel gobierno, pese a todo, siguieron con su música y su desvergüenza, ajenos a una sangre que nunca se secaba y a un recuerdo que todavía duele cuando se toca.


@butacondelgarci
Foto: Carmen Vela

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress