Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Casas
Miércoles, 27 noviembre 2013
Perfiles

"Hemos llegado demasiado tarde al cierre de RTVV"

En el día en el que el pleno de Les Corts ha aprobado la ley que autoriza al Consell a la liquidación de la radiotelevisión pública valenciana, desde 360 Grados Press damos voz a la lucha finalmente infructuosa de los casi 1.800 trabajadores que hoy pierden su puesto de trabajo, de la mano de Carme Juan, actriz de la serie televisiva líder de la cadena, L’Alqueria Blanca.

[Img #19000]No ha podido ser. El pleno de Les Corts Valencianes ha aprobado, por 49 votos del Partido Popular a favor, 42 en contra por parte de la oposición y uno nulo, la ley que deroga el Estatuto de RTVV de 2012 y que autoriza su extinción, disolución y liquidación después de 24 años de emisión. Después de que la Generalitat asumiera los 1.200 euros de deuda contraída desde que gobierna el PPCV debido a su defectuosa gestión, los casos de corrupción política capados para los espectadores y la caída en picado de la audiencia, finalmente se acaba la radio y televisión públicas en la Comunitat. Aunque los trabajadores ya han anunciado en una asamblea que no serán ellos los que la cierren y que el Gobierno valenciano asumirá la responsabilidad de esa tarea.


“Día triste para los valencianos”. Con esta frase define la actriz Carme Juan este 27 de noviembre “de duelo cultural”. Juan se ha mostrado calmada ante el equipo de 360 Grados Press, pero con cierto nerviosismo por los días tensos que se avecinaban con el inminente cierre de “su Canal 9”. Y es que la actriz lleva trabajando a caballo entre RTVV y las productoras subcontratadas (ya en su última etapa) desde el año 1992, cuando la pudimos ver a sus tiernos 19 años como copresentadora del programa infantil A la babalà, época que recuerda con “mucho cariño y añoranza”.


[Img #18999]La actriz, que en los últimos años se le ha podido ver en la serie líder de Canal 9 L’Alqueria Blanca, en el papel de la tendera Blanca, siente una “tremenda impotencia” con respecto al cierre de la cadena, pero afirma que su “espíritu luchador” no le permite que le absorba ese sentimiento. Juan asegura que ha hecho “todo lo posible” por evitar la liquidación, al igual que otros compañeros de la profesión, que han aprovechado la ventaja de ser caras conocidas para la sociedad y la política. “Hemos hablado con alcaldes de ayuntamientos en los que gobierna el PP, hemos leído nuestras propuestas después de las funciones teatrales, nos hemos manifestado a nivel público, pero hemos llegado demasiado tarde”, se apena Juan con evidente emoción.


“Te lo justifican todo con dinero, con que son 1.200 millones de deuda, pero, ¿de quién es la culpa? De los malos gestores. Y, ¿quiénes se lo han gastado? Los directivos corruptos. El resultado es que ahora los valencianos estamos pagando por sus acciones”, denuncia Juan, que siente que, en realidad, la liquidación obedece a motivos mucho más superficiales. “Parece un encontronazo entre el Consell y los sindicatos que se quejaron del ERE que tiró a la calle a 1.000 trabajadores: como ahora ha salido nulo, nos vengamos con el cierre definitivo”, opina.


[Img #18997]“Sé que es muy difícil mantener la estabilidad de un ente público tan dañado, pero todo ha sido muy drástico, no han barajado las opciones planteadas por los trabajadores. Se han sacado de la manga una ley que han querido rápidamente aprobar para que no dé tiempo a que lleguen las denuncias de la oposición”, acusa Juan. Además, considera que desde el Consell se les ha “mareado” cuando se les ha dicho que sus propuestas serían analizadas, al mismo tiempo que Císcar aseguraba que la liquidación de RTVV era “innegociable”.


Canal 9, el hogar de la cultura valenciana

La actriz considera Canal 9 como su casa, el lugar en el que poder hablar su lengua (el valenciano) y conocer “la cultura y tradición de la terra”. Juan cree que solo una televisión pública puede permitir esto. “No quiero que mi lengua dependa de que alguien se tenga que enriquecer”. A pesar de esto, la ondense admite que la cadena estaba “muy manipulada” y que los ciudadanos hemos tenido parte de culpa al reelegir al PPCV en el poder. “Pero podríamos mejorar la situación, buscar alternativas al cierre definitivo, porque RTVV es de todos”, opina.


Juan defiende la calidad de sus programas como Trau la llengua, que divulga el valenciano, o Gormandia, que recorre la cultura de los pueblos de la Comunitat. Pero siente que el Gobierno autonómico “no quería que la cadena funcionara” con el fin de justificar el cierre, junto con la deuda, a través de la baja audiencia. “Si hubieran puesto reposiciones de L’Alqueria a la hora de comer, hubieran visto lo que subía el share”, asegura convencida.


“Un sector entero se cae en picado”

La actriz rompe una lanza en favor de los trabajadores de los informativos de RTVV que no denunciaron la manipulación que sufrían, en contra de su ética profesional. “Se han comido todos los marrones, mientras que, en otros sectores, si han aceptado seguir trabajando en contra de su dignidad, con la mitad de sueldo, se les ha aplaudido porque han optado por mantener el pan de sus familias”. Y es que a esas 1.800 personas que se quedan en el paro les acompañan 5.000 familias y un sector entero que “se cae en picado”, desde actores y periodistas hasta productoras y demás empresas subcontratadas, por no hablar de los estudiantes que se encaminan hacia el mundo audiovisual. “Después de tantos años trabajando en y para ella, me siento como si me hubieran desahuciado de mi casa”, expresa con tristeza.


Aún hay esperanza para L’Alqueria Blanca en Internet

[Img #18998]A pesar de la decisión del cierre definitivo por parte del Consell y como resquicio de alivio para los seguidores de L’Alqueria Blanca, la productora que la realiza, Trivision, podría mantener sus emisiones a través de internet o, incluso, en otras televisiones, como ha anunciado el diario digital Valencia Plaza. Se trata de un programa de ficción con un 20% de share de media, y que en los dos primeros capítulos de su última temporada ha obtenido entre un 15 y un 16% de share, respectivamente, lo que quintupla la audiencia habitual de la cadena.


Carme Juan desea la continuación de la serie “sea como sea”, pero no se queda parada a nivel profesional. Actualmente es profesora de Interpretación en el Conservatorio de Música Óscar Esplá de Alicante, actividad que ha llevado paralela a su labor como actriz, con la que asegura que “hoy estaría pasando hambre”. Aun así, ha protagonizado el cortometraje Miniaturas, que se llevó el pasado viernes los premios del Jurado y del Público en el Festival Cortometrando de Castellón. Además, disfruta con las funciones puntuales que le surgen gracias a la obra teatral musical Festa Major, en la que comparte cartel con compañeros de L’Alqueria. “Me fascinan todas las facetas de actriz, pero un actor no lo es hasta que no se sube a un escenario”. Juan asegura que, “exista o no Canal 9 para trabajar en ella”, ama su profesión y la va a desarrollar “siempre que lo desee”.


Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress