Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Barreiro
Miércoles, 31 julio 2013
Pelaezleaks

Al pie del cañón

Otra cabecera que desaparece, nuevos periodistas en la calle, menos libertad, menos democracia. El cierre de La Crónica de León después de veintisiete años ha marcado el triste final de curso de los #Pelaezleaks. Y es que la prensa vive sus momentos más difíciles y nuestro querido periodista sufre por ello. No tanto su jefe que observa lo que acontece limándose las uñas y haciendo la maleta para irse de vacaciones, unas vacaciones que no podrá disfrutar el reportero provinciano que, como todos los años, se quedará todo agosto en la sede del periódico informando de lo que acontece, al pie del cañón.

[Img #18354]Jueves, 25 de julio

 

– Buenos días, Peláez.
– Buenos días, jefe.
– Hoy es un día importante.
– ¿Por qué?
– He decidido que voy a crear un periódico.
– ¿Cómo dice?
– Sí, años de reflexión me han llevado a la conclusión de que el futuro está en la prensa escrita.
– Jefe…
– No se acobarde ahora, deshágase de toda esta bazofia, mañana quiero aquí una redacción.
– Esto es una redacción.
– ¿Cómo dice?
– Claro, usted ya tiene un periódico.
– ¡Mierda! Llevaba siete meses pensándolo…
– Debería haber mirado su agenda…
– La miré y estaba en blanco.
– Pues debería utilizarla.
– Lo haré. En fin, cambiaremos de nombre del periódico, al menos, lo llamaremos ABC.
– ¿ABC?
– Sí, son las tres primeras letras del alfabeto, según he estado consultando en Wikipedia.
– Ya, pero ya existe un periódico con ese nombre...
– ¡Joder! ¡Hoy no es mi día!
– Eso parece...
– Está bien, pues lo llamaremos… ¡El Mundo! ¡Hala, a lo grande!
– No puede ser, jefe...
– Ya, demasiado ¿no?… Venga, pues ¡El País!
– Tampoco…
– No me recorte tanto, Peláez…
– Lo siento, jefe…
– ¿Sabe qué? Fin de la reunión. Estoy exhausto. Tomar decisiones es agotador.
– Ya me imagino…
– ¿Ve ese grifo?
– Sí…
– Pues coja un vaso y llénelo.
– No sabía que se hubiera comprado una máquina de agua.
– Es que no he comprado una máquina de agua.
– ¿Es alquilada?
– No, es de vermú.

 

Viernes, 26 de julio

 

– Buenos días, Peláez.
– No tan buenos, jefe.
– Lo sé, hijo, lo sé.
– ¿Cuánto dura el dolor, Peláez, cuánto dura?
– Mientras recordemos lo que pasó, jefe.
– ¿Pues sabe qué?
– ¿Qué?
– No quiero olvidar.
– Yo tampoco, jefe.
– Me alegro. El dolor compartido es menos dolor.
– Tiene razón.
– Malos días, Peláez.
– Malos días, jefe.

 

Lunes, 29 de julio

 

– Buenos días, jefe.
– Ya, sí, bueno…
– ¿Qué le pasa?
– No sé qué hacer en vacaciones, Peláez.
– Vaya a la playa, como siempre.
– Pufff… la playa… tan llena de sol y arena…
– Pensé que le gustaba ligar en el chiringuito…
– Eso era antes, pero es que las suecas ya no me convencen…
– ¿Por qué?
– Son como las canciones de Manolo García…
– ¿Romanticonas?
– No, todas iguales…
– Ah… Pues vaya a la montaña.
– Es una posibilidad, además, tengo cantimplora.
– Eso es una petaca, jefe.
– Qué más da… lleva whisky igual.
– En la cantimplora se lleva agua…
– Agua, menudo coñazo…
– Es para hidratarse.
– ¡Bah! ¿Lo ve? No sé qué hacer este verano… no hay oferta convincente.
– Puede quedarse aquí conmigo.
– Je je je… muy bueno…
– Lo digo en serio.
– ja ja ja, qué tío…
– Yo voy a trabajar, ¿por qué no usted?
– Ji ji ji.. Está bien, me ha convencido, me voy.
– No hasta el uno de agosto, jefe.
– Puffff… ¿cuánto queda?
– Tres días.
– OK, despiérteme entonces.
– ¿Cómo que…? ¿Jefe?
– zzzzzzzzzzz
– ¿Jefe?
– zzzzzzzzzzz
– Brrrrrrr…

 

Martes, 30 de julio

 

– Le noto triste, Peláez.
– Lo estoy, jefe.
– Anímese, ya no queda nada para las vacaciones.
– Yo no tengo vacaciones, jefe.
– ¿Y eso?
– Usted no me las da.
– Vaya, vaya… sigo siendo el mismo capullo de siempre, ¿eh?
– Usted lo ha dicho.
– Un hombre de principios nunca cambia, Peláez.
– Ya lo veo…
– Anda, baje al kiosco y compre una postal. Se la mandaré desde Torremolinos.
– Las postales tienen que ser compradas enel lugar de destino, jefe.
– No sea carca, deconstruyamos la realidad, Peláez, creemos un nuevo mundo.
– Es usted un impresentable.
– ¡Muy bien! ¡A eso me refiero! Digamos lo que no pensamos, barbaridades… genio de la comunicación.
– Mamón de mierda.
– Periodista del futuro.
– Papanatas.
– Je je… esa ha sido buena… ¡Artista de la palabra!
– Cabrón indecente…
– Uf…Ya basta, Peláez, ya basta, ha sido un buen ejercicio... pero volvamos a la realidad… ¿qué tal? ¿Mejor?
– Mucho mejor.
– ¿Lo ve? Soy un genio.
– Ya.
– Adiós.
– ¿Se va?
– Al bar, un rato, luego vuelvo.
– Pues adiós.
– Adiós.

 

Miércoles, 31 de julio

 

– Buenos días, Peláez ¡ris! ¡ras!
– …
– Peláezzz…. ¡ris! ¿qué le pasa?
– Han cerrado otro periódico, jefe.
– ¿Otro? Madre mía, qué desastre, ¡ris! ¿cuál ha sido esta vez? ¡ras!
– La crónica de León.
– Umm… no me suena ¡ris! ¿De dónde era? ¡ras!
– De León.
– Ajá… pues tenía un buen nombre, entonces ¡ris! ¿Y se quedará gente en la calle? ¡ras!
– Claro, jefe.
– Qué manía con soltar a periodistas por ahí, y sin correa ¡ris!
– No tiene gracia, jefe.
– Solo ¡ris! quería levantarle el ánimo ¡ras!
– Pues no lo ha conseguido. ¿Qué carajo hace?
– Me limo las uñas ¡ras!
– Jefe, ¿usted nunca trabaja?
– No quiero quitarle el puesto, Peláez ¡ris!
– Ya, pues si sigue así también nosotros acabaremos cerrando.
– Eso nunca ¡ris! Ahorraremos costes.
– No sé en qué podemos ahorrar.
– Yo no voy a gastar luz este mes ¡ris!
– Se va ¿no?
– Nos han jodío ¡ras!
– Que lo disfrute, jefe.
– Lo mismo digo, patán. Nos vemos en octubre.
– ¿Se va dos meses?
– No, uno.
– ¿Y qué pasa con septiembre?
– ¿Es que va antes?
– Claro.
– Ah, pues nos vemos en septiembre. Si hay alguna urgencia ¡ris! ya sabe…
– ¿Le llamo?
– ¿A mí? ¡Jajajaja! No, hijo, al 112. ¡Adiós!
– Adiós, jefe, adiós.


Los cables de las conversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en la redacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario en la página oficial en Facebook de 360gradospress.

La foto es de Marga Ferrer.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress