Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Laura Bellver
Miércoles, 26 junio 2013
Entrevista

"A veces siento que tengo que dar más de lo que puedo y de lo que sé"

Poco antes de la ronda de entrevistas con los medios, Macarena García entra en el hotel que sirve como punto de encuentro con un look veraniego y casual. Minutos más tarde, aparece arreglada y lista para la acción. Venía de comprar maquillaje, el cual se le había olvidado en Madrid. De hecho, el día anterior recogió el premio Un futuro de cine del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove con la cara lavada. Lo que en otro caso hubiese supuesto un apuro, para esta actriz representa una anécdota a compartir. Y esa misma naturalidad es la que caracteriza todas las respuestas, acompañadas siempre de una risueña sonrisa. Así es una de las promesas de la interpretación en España que más está dando de qué hablar en los últimos meses. En 360 Grados Press hemos podido hablar un rato con ella.

[Img #17990]En principio, no querías ser actriz. Probaste a los 13 años con una obra de teatro, pero luego hiciste una pausa. Incluso, empezaste a estudiar la carrera de psicología. Sin embargo, fue participar a los 18 años en la adaptación de High School Musical y ya no has parado de enlazar trabajos. ¿Qué sucedió para decidir primero ese paréntesis y, ahora, seguir con la interpretación?

Es como que la vida me ha ido llevando a eso. En verdad, el musical que hice con 13 años, En nombre de la Infanta Carlota, no fue porque estuviese haciendo castings ni quisiera ser actriz. A mí me encantaba cantar y bailar y una profesora que lo sabía y conocía al director me propuso. A mí me apeteció en ese momento. Me dije ‘venga, voy a hacerlo’. Pero, luego, me acuerdo que mis amigas empezaban a hacer planes, a conocer a chicos, a ir al cine los sábados… Y pensé que me apetecía hacer eso otro. Quise dejarlo y ya seguí en el colegio y empecé a estudiar psicología. Mi hermano también empezó a ser actor y siempre me hablaba de muchos castings de musicales, pero como que le había cogido mucha vergüenza. Y, de repente, surgió el casting de High School Musical. Yo cuidaba a una niña a la que le encantaba esa película, la vi y me lancé. A partir de ahí fue cuando me empecé a dar cuenta de que, de verdad, quería esto. Pero no fueron decisiones, sino que fue pasando. Ha sido fácil, la verdad.

 

Ahora estás en tu momento: Blancanieves te ha valido el Goya a mejor actriz revelación y, también, has recibido la Concha de Plata del Festival de San Sebastián por tu interpretación. ¿Estos reconocimientos te dan seguridad o, por el contrario, miedo por lo que se puede esperar de ti?

Pues me pasan las dos cosas. Hay muchos momentos en los que me da seguridad y otros, inseguridad. A veces, siento que tengo que dar más de lo que puedo y de lo que sé cuando estoy en una serie después de lo que ha pasado. Tengo que decirme a mí misma ‘Oye, esto es lo que tú sabes, te han dado el premio por Blancanieves y no tienes que ser de repente Penélope Cruz’. También, cuando estoy insegura, pienso ‘Te han dado unos premios, te han dicho que lo estás haciendo bien, que vas por el buen camino, escúchalo, no lo estarás haciendo tan mal cómo crees’. Así que me pasan las dos cosas.

 

[Img #17998]Hace meses pudimos hablar con tu compañera de reparto Maribel Verdú, quien concluyó que el cine made in Spain estaba rompiendo prejuicios. Extrapolemos esa cuestión a las series, donde tú también tienes experiencia: ¿crees que existe una brecha en este ámbito con, por ejemplo, las producciones norteamericanas o algo está cambiando?

Estas preguntas me resultan complicadas (risas). Sí que hay diferencia. Por lo que creo y tengo entendido, el dinero que tienen allí para hacer las series es muchísimo más del que tenemos aquí, entonces ya partimos de menos medios. Pero creo que cada vez se están haciendo más series de muchísimo nivel en el fondo. Hay muchísimas que gustan a los españoles como Águila Roja o Cuéntame. Creo que hacemos unas series bastante buenas.

 

Hablando de series, Amar en tiempos revueltos fue un proyecto que también te catapultó como cara conocida. Se comenta que lloraste cuando te comunicaron que Chelo, tu personaje, iba a morir. Con sinceridad: ¿fue por tener que abandonar la serie o porque realmente se crea un vínculo entre el intérprete y su papel?

Bueno, yo había decidido que iba a dejar Amar en tiempos revueltos por motivos de nuevos proyectos y por cómo quería que siguiera mi carrera. Pero adoraba esa serie y, sobre todo, a Chelo, que me parece uno de los personajes más bonitos que he hecho. Entonces, el director me reunió para decirme cómo sería el final y cuando me dijo que iba a morir… No sé, nunca me había pasado eso, pero me dio mucha pena por Chelo, porque yo quería que tuviese un final feliz. Llevaba un año y medio con ese personaje y ella había sufrido tanto y era tan buena que era como que se merecía que le pasaran cosas buenas por fin. Yo imaginaba que podía casarse con su novio e irse a vivir a Alemania, pero entendí porque lo hacían los guionistas, que son muy listos: ahora Chelo se ha quedado en los corazones de las personas que veían la serie con mucha más fuerza. Mucha gente me lo dice. No creo que fuera una mala decisión, pero me dio mucha pena.

 

Recientemente has estado en la obra de teatro La Llamada, escrita y dirigida por tu hermano, el también actor Javier Ambrossi. ¿Piensas en una trayectoria similar para ti, es decir, saltar al otro lado del guión?

No. Para escribir como lo ha hecho mi hermano con el otro actor que se llama Javier Calvo me parece que hay que ser, vamos… Que hay que tener una mente con una gran creatividad y una sensibilidad para hacer un guión. Así que a mí me parece imposible. Yo intento escribir dos palabras seguidas y ya me hago un lío. No sirvo para eso. Además, ni me lo he planteado. No me atrae especialmente. Me gusta actuar, sobre todo.

 

[Img #17997]Teniendo en cuenta eso mismo, el caso tan cercano de tu hermano y tu experiencia propia, ¿crees que hay oportunidades actualmente para la gente joven que se quiere abrir paso en el mundo de la interpretación?

Pues… La verdad es que, como no he vivido otras épocas, no sé cómo lo han tenido otros actores cuando eran jóvenes. Lo que sí veo es que no es un buen momento para el cine y que no hay muchos proyectos. Hay más actores que papeles, así que creo que está complicado, la verdad. Veo a muchísimos actores a los que admiro mucho, que son unos currantes, que tienen un talentazo y que actúan increíble y como que no han tenido la oportunidad de enseñarlo y de crear un personaje. Pero creo que la van a tener, de verdad.

 

¿Eres más de seleccionar trabajos o prefieres no renunciar por si eso supone que se cierren algunas puertas?

Soy más de seleccionar trabajos, sí. Cuesta, porque siempre que dices que no a algo pierdes cosas, obviamente, pero luego también ganas otras. A mí me cuesta bastante tomar decisiones, pero las tomo. He dicho que no a proyectos y en el momento me ha dado miedo porque no sé si he decidido bien, pero luego, con el tiempo, he entendido porqué lo he hecho.

 

¿Qué debe tener un proyecto para que lo aceptes?

Pues no es nada en concreto, no sé. Tengo como que sentirlo. O leer el guión y que me emocione, que me den ganas de hacerlo, que el personaje me dé algo especial por lo que sea o que me guste el director y los actores… Pero, sobre todo, es el guión y el personaje en sí.

 

Pongámonos en la tesitura de que te llega una propuesta de Hollywood, de la meca del cine. ¿Seguirías aplicando la misma filosofía o darías el salto?

No, no me iría de cabeza. O sea, si el guión me parece horrible y el personaje no me gusta nada, pues diría que no. Pero es cierto que me apetece mucho vivir la experiencia de trabajar fuera, en otro idioma, conocer otra gente y otra forma de trabajar… Imagino que es más difícil aún decir que no, porque es una experiencia de vida diferente, pero intentaría ser selectiva también.

 

[Img #17999]¿Cómo llevas el salto a la fama en los últimos meses? Es decir, de ser una admiradora como todos a ser una admirada…

(Risas) Pues, de verdad, no lo he notado tantísimo. O sea, yo no voy por la calle y me está parando gente todo el rato, para nada. A mí, de vez en cuando, alguien me dice algo, entonces me hace ilusión. Además, cuando la gente me dice algo suele ser muy agradable, así que me gusta y me siento afortunada. Tengo la suerte de eso, de que es el punto justo.

 

Para terminar: tienes por delante el estreno de la película Todos están muertos y la producción para televisión Niños robados, también la grabación de la serie De boca en boca y más funciones de La Llamada, pero… ¿En qué proyecto te gustaría trabajar?

Pues, ¿en plan ensoñación máxima? Una película de Tarantino en la que actuara con Marion Cotillard y… Sí, por ejemplo eso (risas). También me gusta mucho Paula Ortiz, que es la directora de De tu ventana a la mía y me gustaría trabajar en una película con ella, porque veo que tiene mucha sensibilidad. Pero hay tantas cosas que me gustaría hacer… (risas).


@LaBellver


Agradacimientos: Festival Internacional de Cine de Valencia - Cinema Jove.

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress