Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Estefanía G. Asensi
Jueves, 2 mayo 2013
Entrevista

El impacto en Sevilla

Marcar como favorita

El domingo 21 de abril quedó enmarcado en la vida del torero sevillano Manuel Escribano. Ese último día de la Feria de Abril conseguió cortar dos orejas a un miura en Sevilla y convertirse en el torero revelación de lo que llevamos de temporada. Ahora, tras unos días de descanso y repetir éxito en tierras francesas, comenta ese gran triunfo en la ciudad hispalense para 360 Grados Press.

[Img #17533]El teléfono no para de sonar, ya sea para felicitarle por su reciente triunfo, para ir perfilando posibles contratos, como para ser entrevistado, pues uno no desoreja a un miura todos los días. Así que lo primero que le preguntamos es cómo vivió esa tarde y cómo le ha beneficiado el aldabonazo que dio en la Maestranza. Y la respuesta no puede contener mayor alegría: “Fue muy bonita, me lo pasé muy bien ya cuando llegué al hotel, mientras me vestía, en la plaza ante mis dos toros, cuando corté las orejas; no hay palabras para expresar tanta ilusión”. Y continúa: “El triunfo tiene que servirme para que las empresas se interesen más por mí y eso es algo que se irá viendo poco a poco, no sólo por haber conseguido los dos apéndices, sino por cómo los obtuve y por la dimensión y la tranquilidad que mostré delante de mis oponentes".


Hay que decir que Manuel Escribano entró en la Feria de Abril por la vía de la sustitución, en este caso de El Juli, que había sido corneado dos días antes. La papeleta no era fácil, “sustituir al maestro El Juli un domingo de Feria y con la corrida de Miura fue una apuesta importantísima y, a pesar de la responsabilidad, estuve a la altura de las circunstancias y demostré la dimensión a la que puedo llegar, lo que puedo dar como torero y lo que soy capaz de hacer ante un astado de Miura”, explica Escribano.


Uno de los puntos fuertes, y en eso coincide el matador andaluz, fue la variedad de las faenas: “Siempre ha estado muy presente en mi toreo, ya que es mi manera de entender el espectáculo. Intento ser variado en todo momento, tanto con el capote, como con las banderillas y en la faena de muleta, porque creo que lo bueno es entregarse y que la gente no se aburra”. Sin embargo, al enterarse el sábado de que haría el paseíllo en Sevilla al día siguiente, hubo poco tiempo para entrenar, pero el de Gerena comenta cuál fue la clave: “Lo importante fue sentirme y estar en torero las 24 horas del día y prepararme siempre que puedo para aprovechar cualquier oportunidad que pueda surgir”.


Tras un éxito tan arrollador con un toro de Miura, una ganadería exigente por excelencia, cuestionamos al diestro sobre la posibilidad de que se le encasille en ese tipo de hierros, pero Escribano lo tiene claro: “No tienen porqué hacerlo, ya que afronté la corrida de toros de Miura como si fuera cualquier otra divisa, impactó y llegó a la gente, por lo que dejé patente que puedo torear así a un miura, a un juanpedro y el que sea”.


Detalle para El Juli  


Por otro lado, en un gesto de admiración, Manuel Escribano quiso compartir dicho éxito con El Juli, a quien llevó las dos orejas que había cortado al hospital donde éste permanecía ingresado. Así nos lo cuenta Escribano: “Metí las dos orejas en una bolsa de plástico y me fui a dárselas porque sé que si él hubiese toreado esa tarde, también habría pasado algo tan grande. Cuando yo fui, le habían bajado de la UCI y estaba un poco mejor y la verdad es que se quedó sorprendido, a la vez que me agradeció el gesto y me dijo que me había visto por la televisión y que se alegraba mucho de mi triunfo porque sabía que me vendría muy bien para mi carrera. Fue entrañable compartir ese premio con él, pues es todo un referente para mí”.


Concepto del toreo 
Para quienes no conozcan tanto al matador sevillano, cabe resaltar que se trata de un toreo “con mucha variedad, de entregarme totalmente, intento torear puro y con calidad, y siempre con el trazo largo y sometiendo al toro. Además, hay días como el de Sevilla, en los que uno es consciente de que hay que apostar e irse a recibir a los animales a portagayola. Creo que se pudo ver mi disposición y ahora sólo falta que todo esto dé un impulso a mi trayectoria”, finaliza Escribano.



@egasensi

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress