Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Barreiro
Jueves, 2 mayo 2013
Pelaezleaks

Ir a Dortmund y acabar en Borussia

Marcar como favorita Enviar por email

No ha sido esta una buena semana para el jefe de Peláez. Ilusionado por la presencia del Real Madrid en las semifinales de la Champions League, el director de este periódico de provincias optó por viajar a Alemania para ver in situ el partido pero no llegó porque confundió Dortmund con Borussia. Últimamente no anda muy centrado nuestro personaje que tras conocer que el número de desempleados en España superó los seis millones explotó de alegría. Se quedó con la cifra récord y omitió el sujeto de la frase del titular, algo que, por desgracia, pasa cada vez más a menudo.


[Img #17532]


Jueves 25 de abril


– Menudas ojeras, jefe.
– Lo sé, Peláez, parezco un oso panda.
– ¿No ha podido dormir tras el partido?
– No me lo recuerde…
– ¿Le gustó la sensación de ver una semifinal en el estadio, al menos?
– Ni eso, Peláez, lo vi por televisión en un bar de carretera.
– ¿Pero no se iba a Alemania?
– Y fui.
– ¿Entonces?
– No encontré el estadio.
– ¡Pero, jefe! Tiene que verse bien, caben ochenta mil personas…
– Ni siquiera encontré la ciudad.
– ¿Cómo puede ser eso?
– No lo sé, pero es como si alguien la hubiera borrado del mapa.
– Dortmund está en la cuenca del Ruhr, jefe.
– ¿Y a mí qué? Yo iba a Borussia.
– Ahora le comprendo, jefe…
– Mil gracias, Peláez. Su compañía me consuela.

 


Viernes 26 de abril


– ¡Oeeeeeee oe oe oeeeee hip oeeeeeeee oeeee hip!
– Jefe…
– ¡Campeooooones campeoooones oe hip oe hip oeeee…!
– ¿Qué celebra jefe?
– Que vivimos hip en el mejor país del ancho mundo, Peláez hip
– ¿Usted cree?
– Claro, ayer hip volvimos a romper hip todos los récords.
– Pero…
– Más de seis millones… ¡récord histórico!
– Es usted macabro.
– Me llamo jefe hip.
– Celebra la desgracia ajena.
– ¿De qué habla hip?
– De que festeje los más de seis millones de parados.
– ¿Parados?
– Sí
– No me joda hip
– Le jodo
– Mierda, debí leer hip el titular entero hip
– Pues sí
– ¿Así que me he hip emborrachado sin razón?
– Exacto
– Je je hip qué suerte hip… así sin comerlo hip ni beberlo…
– Usted verá
– Qué va, estoy ciego perdido, hip. Bueno, me voy a casa hip
– ¿No va a trabajar?
– ¿No soy uno de esos parados?
– No, jefe, usted es el director de este periódico.
– ¿Pero esto no es un bareto?
– No
– ¿Y usted no es un camarero?
– Tampoco
– Puffff… qué depresión. Voy a beber hip para olvidar.

 


Lunes 29 de abril


– ¡Peláez!
–…
– ¡Peláezzz!
–…
– ¡Peláezzzzzzz!
– Dígame, jefe.
– ¿Dónde estaba?
– En la cocina, desenvainando judías para la comida.
– Umm… qué rico…
– Sí, ¿qué quería?
– Dígale a esos de afuera que dejen de jugar al ping pong
– ¿Al ping pong?
– Sí, ¿qué se creen que es esto? ¿Una empresa moderna tipo Google o Akenatón?
– Amazon
– Lo que sea. Esto es un periódico serio.
– Jefe, usted está disfrazado de abeja maya.
– Eso es otra cosa. Esta mañana no encontraba los pantalones.
– De todas formas, no hay nadie jugando al ping pong.
– ¿Ah no? Escuche, escuche… ¿lo ve?
– Jefe, es la lluvia, las gotas que golpean la cornisa.
– ¿La lluvia?
– Sí
– ¿Pero qué mierda de tiempo es este?
– La primavera es así...
– Ya, pues no me gusta. Ordene que paren la lluvia.
– No puedo, jefe.
– Pues quite la cornisa.
– Tampoco
– ¿Para qué sirve usted, carajo?
– Soy un humilde redactor.
– O sea, para nada.
– Si usted lo cree..
– Lo creo, Peláez, lo creo. Anda, vuelva a la cocina, no puedo ver llover con el estómago vacío.

 

Martes 30 de abril

 

– ¿Un poco de lambada, Peláez?
– No me apetece bailar, jefe.
– No sea sieso.
– Tengo que trabajar…
– Trabajar…¡qué divertido!
– Es mi obligación.
– Ya… Bueno, ¿y de qué escribe?
– De la lista Falciani.
– ¿Ya ha dado la lista?
– Sí, se ha filtrado.
– ¿Ha convocado a Totti?
– No…
– ¡Porca miseria! ¡No podemos jugar sin fantasista!
– Pero, jefe, usted no es italiano…
– ¿Ah no?
– No
– No me diga que soy franchute.
– Qué va, jefe, es español.
– ¿Español?
– Sí…
– Pues nada… a joderse…
– De todas formas, la lista Falciani es de presuntos evasores fiscales.
– Evasores, eh…
– Gente que defrauda.
– Baile conmigo
– No
– Evasor de mierda…


Los cables de las conversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en la redacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario en la página oficial en Facebook de 360gradospress.

La foto es de Marga Ferrer.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
►s_txt_comentarios_1◄
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
►s_txt_comentarios_3◄
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress