Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Javier Montes
Miércoles, 3 abril 2013
VIAJES

De pintas por Londres

360 Grados Press viaja a la capital de Inglaterra y descubre algunos de los museos del pueblo, es decir, sus pubs.

[Img #17224]

El suelo mojado, el cielo gris, la acera repleta de peatones de todas las razas imaginables, las señales horizontales del asfalto parecen recién pintadas, los coches circulan por la izquierda y hace frío. Estamos en Londres, una ciudad tan fascinada por su pasado como por su futuro. Bajo el que será el rascacielos más alto de Europa, junto al mítico puente de Londres, se esconde un pequeño pub al que solían ir William Shakespeare y Charles Dickens. Hoy aún conserva carteles que recuerdan que el año pasado se celebraron allí los Juegos Olímpicos.


Hay tantos motivos para viajar a Londres como alternativas de ocio ofrece la ciudad más poblada del viejo continente pero independientemente de las razones que te lleven a la capital de Inglaterra es difícil que alguien no entre en uno de los miles de pubs que hay por todos los barrios. Algunos son verdaderos museos, otros el mejor reflejo de la sociedad británica y todos lugares donde uno se siente como en casa. Moqueta, chimenea, música al volumen perfecto o grupos de amigos reunidos probando las notas de la última canción celta que acaban de componer. Es tal la variedad de pubs que se han editado hasta guías recomendando los que, según sus autores, son los mejores. El único denominador común de todos ellos es el horario. Salvo rarísimas excepciones cierran antes de medianoche. La campana os marcará el aviso, eso sí, podéis pedir la última ronda y quedaros charlando hasta que el camarero disimuladamente os pase la bayeta por la cara. Ese horario de cierre se adelanta los domingos cuando a las diez y media suelen echar el cerrojo o incluso no abren, especialmente los que no están ni en el centro ni en zonas turísticas.


A continuación comparto por zonas algunos pubs en los que estuvimos de pintas.

 

Camden

[Img #17237]Saliendo de la boca del metro y girando a la derecha, justo antes de cruzar el canal que da paso al corazón del mercadillo se encuentra The Elephant Head donde además de comer uno puede degustar la John Smith's, esa cerveza que se anuncia con el lema 'Pure silk in a glass' y que no decepciona a ningún cervecero.

Al otro lado de la acera está el Oxford Arm, lugar de encuentro para los amantes del fútbol. En sus innumerables televisores se emiten en directo partidos de todas las ligas. Hay que estar prevenido para no llevarse un susto cada vez que el que equipo que sea marca un gol. Siempre hay alguien que lo grita. Los fumadores tienen en la parte trasera del pub un rincón ideal. En una terraza que 'cuelga' sobre el canal hay mesas de madera techadas, factor muy interesante en Londres.

Saliendo del metro a la izquierda encontraréis The Camden Eye un pub en el que os podéis perder. ¡Es inmenso!

 

Tamesis

[Img #17231]El paseo peatonal construido a la orilla del Támesis y que desemboca en el puente de Londres, además de ofrecer unas preciosas vistas de la City, aguarda algunos de los pubs con más historia de la ciudad. A escasos metros de la Tate Modern Gallery -saliendo a la derecha- se encuentra The Anchor (34 Park St), un museo en sí mismo. En verano sus terrazas son un hervidero pero en invierno es imposible disfrutar de ellas debido a las gélidas corrientes de aire que atraviesan el cauce del río.

 

Covent Garden

Si aprieta el hambre uno debe buscar el The White Lion, no por la calidad de su cocina sino por el lugar donde degustarla. Sólo el altillo del edificio construido en 1888 merece la pena en sí mismo. Muy cerca de allí está The Lamb & Flag, otro de los históricos pubs de Londres. Se trata de un local estrecho y pese a tener dos pisos lo normal es encontrar a más gente fuera que dentro disfrutando de una London Pride. Y si uno prefiere algo más tranquilo puede optar por The Spirit of Life -¡cuidado con no quedarse dormido en sus cómodos sofás!- el Cork of Bottle (33 Rose St) para unos vinos y descansar de tanta pinta, o el Salisbury. Están todos muy cerca unos de otros.

 

Notting Hill

[Img #17238]Famoso por su carnaval y por el mercadillo, este barrio de Londres también cuenta con pubs con mucha tradición. Uno de ellos es The Market Bar, situado en la misma calle donde se instalan los puestos. Las guías turísticas dicen que el sábado es el mejor día para ir a Notting Hill. ¡No les hagáis caso salvo que os encanten las aglomeraciones y esperar por un hueco en la barra del pub! No hay premio mejor que llegar al Churchill Arms (119 Kensignton St) y degustar una buena pinta.

 

British Museum

Considerado uno de los museos más famosos del mundo, visitar el British puede llevar horas e incluso días. Lo normal es que al salir uno tenga sed o ganas de descansar un rato. Saliendo por la puerta principal y cogiendo la primera calle a la derecha encontraréis el All Bar One. No es un pub típicamente dicho, de hecho, es una cadena de locales, pero es acogedor, moderno y de decoración muy cuidada. ¡Y sirven Guinness! Si preferís lanzaros al primero que veis... no hay pérdida: Museum Tavern está justo delante del British pero vuestra cartera os agradecerá caminar unos pasos... Si tenéis fuerza y ánimo no os arrepentiréis si llegáis hasta The Lamb (94 Lamb's Conduit St), una maravilla, o Princess Louise, en High Holborn, y un poco más lejos el Calthorpe Arms (252 Gray's Inn Road) con un ambiente de pueblo indescriptible.

 

Trafalgar Square

[Img #17232]Una de las calles que desemboca en la plaza coronada por la estatua del Almirante Nelson es Whitehall. Allí hay varios pubs inmensos famosos por sus exquisitos roast, el plato que suelen preparar los domingos todos los pubs con cocina. The Lord Moon es uno de ellos.

 

De Liverpool Street a la Torre de Londres

Esta zona de Londres que rodea a la City es lugar de parada obligada para muchos ejecutivos. Los pubs se llenan a partir de las cinco de la tarde, cuando las oficinas empiezan a echar el cierre y los trabajadores salen como zombies camino de su primera pinta del día. Big Chill Bar, en Brick Lane, y el Pub Minories, en la calle del mismo nombre, son dos buenos ejemplos para palpar el ambiente descrito.

 

Bayswater

Este barrio de Londres situado junto a uno de los laterales de Hyde Park está plagado de hoteles y de pubs, aunque es cierto que la mayoría no tienen mucho encanto. Quizás el Victoria (10 Stratheam Place), el Cliveland Arms (28 Chilwork St) y el Mitre (24 Cavern Terrace) sean los que tienen más solera.

 

Os invito a todos a participar y completar este artículo con vuestras experiencias. Sé que faltan muchos pubs pero cinco días en Londres dan para lo que dan. Tengo ganas de conocer The Ten Bells, en Liverpool St, donde al parecer Jack el Destripador acechaba a sus víctimas, The Island Queen, en Noel Road, The Narrow Boat... y no pararía pero... ¡Será en la próxima visita!

¡Salud!


@JavierMontesCas


Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress