Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Barreiro
Miércoles, 13 febrero 2013
Pelaezleaks

Caos en la redacción

Coincidiendo con los días más crudos del invierno, el jefe de Peláez ha aprovechado para contratar sus vacaciones de verano en “Punta Canosa” aunque antes va a practicar el modo de vida caribeño en la bañera de la redacción.

[Img #16859]Esta redacción ya parece, en realidad, el camarote de los hermanos Marx pues allí vive, hasta que encuentre un piso decente, Peláez aunque a cambio de unas condiciones leoninas. Tal es el caos en la redacción que el pobre periodista de provincias tiene que hacer ingeniería financiera para conseguirle un desayuno al director mientras este se dedica a hablar con el enchufe después de consumir, quizás por error, quizás no, sustancias psicotrócipas.

 

 

Jueves, 7 de febrero

 

– Hola, jefe.
– Adiós.
– ¿Se va?
– Efectivy wonder.
– ¿Adónde?
– A contratar mis vacaciones, el verano ya está aquí.
– Quedan cinco meses.
– Un parpadeo.
– ¿Y adónde se va?
– A Punta Canosa.
– Cana.
– Lo que sea.
– Complejo turístico, ¿no?
– Complejo ninguno, chaval, pondré mi barriga lampiña a la vista de todos.
– Me refiero a que irá a un hotel de esos con pulserita.
– Mariconadas las justas.
– Un todo completo.
– Vicioso…
– A beber ron en la piscina.
– Eso suena bien.
– En eso consiste, jefe.
– ¿Sabe qué? Voy a ir practicando…
– ¿Cómo?
– Lléneme la bañera.
– A sus órdenes.
– Y cómpreme una langosta.
– ¿Con qué dinero?
– Cójalo de la caja fuerte.
– La empeñó, jefe.
– Mierda… pues pésquela.
– Estamos a cuatrocientos kilómetros de la costa.
– No se escaquee, zángano.
– Está bien, volveré mañana, entonces.
– Le esperaré en la bañera, tardón.

 

Viernes, 8 de febrero

 

– ¿A qué se debe esa pesadumbre, Peláez?
– Vengo de buscar piso, jefe.
– Uf, le acompaño en el sentimiento.
– Gracias…
– ¿Qué ha visto?
– Un sótano luminoso.
– ¿Un sótano con ventanas a la calle?
– No, con candelabros.
– Al menos sería silencioso…
– Ni eso, el metro pasaba por el salón. La gente se pegaba al cristal para saludar.
– Ya veo, ¿y qué más?
– Un ático exterior.
– Eso tiene mejor pinta, ¿no?
– Demasiado exterior, jefe, no tenía techo.
– Tremendo…
– Y un dúplex.
– Siempre quise vivir en un dúplex.
– Y yo, pero en este se les acabó el presupuesto y ya no les dio para la escalera.
– ¿Y cómo se subía y bajaba?
– Una cuerda con nudos.
– Acojonante, Peláez… ¿sabe qué?
– Qué…
– Puede quedarse aquí en el cuarto de los envíos el tiempo que necesite.
– ¿Sí?
– ¡Por supuesto!
– Es usted muy amable.
– Lo sé… solo necesitaría una cosilla…
– Lo que sea...
– Quinientos euros al mes más dos de fianza, tres de depósito, aval bancario, diez últimas nóminas, título universitario, firma notarial, carné de conducir, antecedentes policiales, fotografía tamaño carné, informe médico, fotografía tamaño póster, impresos A37, A38, B12, C69 y muestras de sangre y orina.
– ¿Solo eso?
– Ummm… y un donut.
– Mañana se lo traigo todo, jefe. Muchas gracias.
– De nada, hijo. Yo soy así, amo al prójimo. ¡Muak!

 

Lunes, 11 de febrero

 

– Buenos días, Peláez, hi hi hi hi
– Buenos días, jefe.
– ¿Nada más? Hi hi hi hi
– Estoy liado con un reportaje, jefe.
– Ya, pero… está logrado, ¿no? Hi hi hi hi
– ¿El qué, jefe?
– Hi hi hi hi el disfraz, carajo… hi hi hi
– No caigo… ¿por qué hace ese ruidito?
– ¿No ve que soy una rata?
– Siempre lo ha sido, jefe.
– ¿Pero no ve el rabo y los dientes? Hi hi hi
– Ahora que lo dice… esas orejas…
– Las orejas son mías, Peláez.
– Caramba, jefe... Ahora comprendo que no se le escape una.
– Pues sí. ¿Y usted no se disfraza, Peláez? Hi hi hi
– Digamos que voy de Clark Kent, jefe.
– ¿El de la Barbie?
– No...
– ¡Ah! ¿El de Lo que el viento se llevó? Hi hi hi
– No, jefe el de Superman. Ji ji ji
– ¿Y el tanguilla?
– Abajo, jefe en la cabina telefónica. Luego me cambiaré.
– De acuerdo, Peláez... Y ahora, tráigame un queso al despacho. Hi hi.
– Volando, jefe, je je.
– Simpáticu...

 

Martes, 12 de febrero

 

– ¿Qué le pasa, Peláez? Parece cansado.
– Llevo toda la noche escribiendo sobre el Papa.
– ¿El patriarca gitano?
– No, el católico.
– ¿Qué le pasa ahora?
– Que renuncia.
– ¿A qué?
– Al papado.
– ¿A esto? Yo también renunciaría…
– Eso es la papada. El papado es su mandato.
– Vamos, que dimite.
– Algo así. Más bien se jubila.
– ¿Y a qué se va a dedicar?
– A ver obras en la calle, supongo.
– Si ya no hay obras.
– Pues le dará al mus.
– Eso tiene más sentido.
– Si usted lo dice...
– Peláez, pasemos a temas importantes… ¿cómo anda usted de ingeniería financiera?
– Nivel medio, jefe.
– Estupendo, a ver qué puede hacer con esto...
– ¿Con esto? Son… treinta y cuatro céntimos.
– Un cortado y unos churros es el objetivo.
– Lo veo difícil, jefe.
– Pues no lo mire, hágalo.
– Lo intentaré.
– Le espero en el despacho, echando la siesta.
– Si acaba de levantarse.
– Se me ha quedado un sueño pendiente... zzzzzzzz

 

Miércoles, 13 de febrero

 

­– ¿Por qué ya no me habla, Peláez? ¿Por qué?

– Jefe...
– Ssssssssss… ¡déjeme! ¡Intento hablar con Peláez!
– Peláez soy yo, jefe.
– ¿Usted?
– Sí.
– ¿Y este quién es?
– Un enchufe.
– ¿Un enchufe? ¿Con esos ojitos y esa naricilla?
– Sí, jefe…
– Se parecía mucho a usted, Peláez.
– Anda, levántese y… vístase.
– ¡Uy! ¡Estoy desnudo!
– Sí, jefe, y no logro entender por qué.
– Usted nunca entiende nada Rose Mary.
– Jefe, ¿qué le pasa?
– Nada…¿me da otra galleta? Tengo hambre.
– ¿Dónde las tiene?
– Ahí, sobre la mesa.
– Jefe…
– ¿Qué pasa? Ñam…
– Son galletas de marihuana.
– Ja ja marihuana, qué gracia, qué es eso… un cereal transgénico ja ja ja
– Cáñamo
– Ja ja ja… cáñamo… ¡y usted cabrito! Ja ja ja
– Como hachís…
– ja ja ja ¡Jesús! ja ja ja
– Le dejo, jefe…
– Ja ja ja… me deja… ¡No mi amor! ¡No te vayas! Ja ja ja.. jaaaaaa jaaaaa jaaaaaaaa…. Jaaaaaaaaaaaaaaa jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Los cables de las conversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en la redacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario en la página oficial en Facebook de 360gradospress.


La foto es de Marga Ferrer

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress