Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Inma Aznar, periodista
Miércoles, 12 diciembre 2012
Tendencias

'Celebrities' y su naturalidad impostada

360 Grados Press recorre las instantáneas colgadas en las redes sociales con los rostros de las mujeres más famosas de la esfera social y cultural. La tendencia actual es que muestren su rostro lavado ante sus millones de seguidores y fans con la única intención de exponer esa naturalidad impostada y romper con los cánones de belleza establecidos. ¿Reclamo publicitario o apología a la cara lavada?

[Img #16600]

Muchas son las fotografías que hemos visto en la red social Twitter con rostros de mujeres muy conocidas del panorama social y cultural sin maquillaje e intentando potenciar una imagen de naturalidad artificial.


Todo comenzó en el año 2010 cuando el cómico y actor Russell Brand publicó en Twitter una imagen de su por entonces esposa, Katy Perry muy poco favorecedora y sin maquillaje. La reacción no se hizo esperar y se eliminó fulminantemente  la fotografía el mismo día, de hecho, el periódico “New York Post” puso de manifiesto que esta era la mejor manera de molestar a una esposa. ¿Quién hubiera dicho que dos años después la imagen más codiciada en Twitter iba a ser la que mostraba a las celebrities sin maquillaje y al natural y se convertiría en una más de las tendencias banales del panorama de la moda?


La mayoría de las famosas actuales han creado esta tónica habitual en su Twitter, intentando mostrar a sus seguidores que ellas también gozan de un aspecto “natural” y sin maquillaje cuando se levantan de la cama o cuando realizan su vida cotidiana como pasear con su pareja,  con sus hijos o con mascotas revestidas que hacen que se ridiculice la raza canina hasta su mayor expresión.


[Img #16598]Algunos ejemplos que se observan en las redes sociales son las instantáneas de la cantante Rihanna, famosa por sus estilismos llamativos, su impecable maquillaje y peinados de fantasía que aparece con un aspecto desenfadado, con la cara recién lavada y unas coletas trenzadas en su red social. Esta práctica tan habitual también la ha protagonizado la estrella del reality basura de la MTV Nicole Polizzi de “Jersey Shore” con una imagen de ella recién salida de la cama, potenciando ese efecto de naturalidad pretenciosamente artificial. Antes de ellas, se pueden destacar las famosas pioneras en mostrar estas instantáneas como el caso de Jennifer Love Hewitt, Demi Lovato y la extravagante Lady Gaga.


Uno de los casos más característicos y destacables fue el de la actriz AnnaLynne McCord, protagonista del remake de “Sensación de vivir”, que publicó una fotografía de sí misma al natural con el rostro salpicado de manchas rojas, sus declaraciones no se hicieron esperar: “Me he despertado de esta manera y estoy por encima del requisito de perfección de Hollywood, no soy perfecta y me parece bien”.


Esta práctica obsesiva ya forma parte de la cotidianidad de Twitter cuando se trata de famosas, ya que, uno de sus objetivos es llamar la atención y que el hecho sirva como reclamo publicitario para promocionar una posible película o disco que saldrá en el mercado próximamente.


De esta manera, otra de las consecuencias se fundamenta en la idea de “engrosar el ego” en la esfera de las redes sociales, por lo que, cuanto más se exhiba la naturalidad y la vida cotidiana de los famosos e introduzcan a sus seguidores en esa parcela de intimidad morbosa haciéndoles partícipes de sus vidas, mayor será el número de seguidores en las redes sociales e incluso se podrá obtener una considerable popularidad.


La cuestión favorable viene dada por la corriente de imperfección en que se está sometiendo el impulso de la moda, buscando siempre romper unos cánones de belleza establecidos  para dar a conocer en las redes sociales la rebeldía contra la dictadura de los estereotipos estéticos y sociales. Para argumentar esta cuestión, pondremos de manifiesto dos bifurcaciones en la cultura de la moda que se observan en la actualidad y que se consideran como un acto de irreverencia hacia unos estereotipos y arquetipos de belleza impuestos. El primero de ellos sería el incluir modelos “plus size” en las pasarelas actuales, hallando la feminidad y la sinuosidad de las curvas de la anatomía femenina, como ejemplo de esbeltez y de apología a las proporciones de la mujer encontramos a la rubia del cine Marilyn Monroe y si remontamos unos cuantos años después podemos tomar de referencia a la conocida Tara Lynn.


[Img #16599]Unas mujeres que se desvinculan de la dictadura de las medidas y que abogan por otro tipo de mujer sobre las pasarelas, alejadas de las siluetas longui-líneas, sin formas y de la temida talla cero. El segundo ejemplo, viene con la necesidad de destruir la armonía del rostro de algunas modelos, hallar rasgos que sean imperfectos como el de la modelo Milla Jovovich y proponer otro tipo de rostro que contiene imperfecciones y que en la cámara se aprecian como una característica positiva por el juego de luces, texturas y colores.


De esta manera, cabe destacar que las celebrities actuales quieren transmitir mediante las redes sociales una imagen basada en el concepto de imperfección, de ruptura con los cánones actuales, de cercanía y humildad con todos sus fans para que observen que tras las cámaras, las portadas de las revistas o los escenarios existe una mujer con su rostro recién lavado. Estas imágenes pueden ser muy positivas para la gran masa, ya que, se consigue dar un mensaje de naturalidad impostada, pero muchas veces creíble. Por su parte, hay elementos negativos para ellas mismas, como obviar el concepto de “idealización” de las famosas y como consecuencia que los propios fans pierdan esa imagen de perfección, de diosa, de reina de la belleza que tanto tiempo ha costado recrear a los estilistas más reputados.


Señoras y señoras, disfrutemos, percibamos y saboreemos esos rostros de mujeres que alguna vez no tuvieron nombre, que fueron anónimas, que alguna vez llegaron tarde a su propia vida y que ahora, mediante esa ventanita enredada, nos muestran su rostro lavado y naturalmente impostado.


 

@InmaAB1

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress