Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Javier Montes
Miércoles, 12 diciembre 2012
Videoteca

Amerrika

Hay veces que el cine regala historias conmovedoras con un trasfondo social maravilloso y un desenlace que deja el mismo sabor de boca que el último bocado de ese pastel que tantas veces vemos en el escaparate de la confitería y que por fin cayó en nuestras manos.

[Img #16568]Amerrika (2009) es una película sencilla que invita a la reflexión. Dirigida por la debutante Cherien Dabis nos lleva de la vida en Cisjordania de una madre (Muna) y su hijo (Fadi) a su aterrizaje en una ciudad de Illinois. Los problemas son distintos, la vida cambia ciento ochenta grados. Se enfrentan a una nueva cultura, luchan contra la discriminación y el racismo.


Ambientada en la época de la caída de Saddam Hussein, el joven palestino es bautizado en la escuela como 'Osama' mientras que su madre tiene por compañero de trabajo a un adolescente de pelo azul llamado Matt que en árabe se traduciría como 'el muerto'. Cada cual se ríe a su manera, cada cual tiene sus señas de identidad y respeta a su manera al otro. Unos mejor que otros, unos más que otros. ¿Acaso no ocurre eso en tu barrio?


La violencia no se tiene que manifestar siempre con armas. Las palabras o los hechos suelen hacer tanto o más daño. Eso lo refleja Amerrika que sin ser una película cruel -ni mucho menos- sí plasma las dificultades que atraviesan aquellas personas que viven lejos del lugar donde les tocó nacer.


En el caso de Muna y Fadi su emigración es ordenada. Viajan a Estados Unidos tras conseguir un permiso de residencia y por voluntad propia. Allí les esperan unos familiares que les acogen en casa y les dan cama y comida. Las zancadillas llegan cuando tienen que mezclarse con la sociedad norteamericana pero los golpes son leves.


Entre tantos problemas que asolan al mundo ver cintas así reconfortan al espectador porque si bien es verdad que nos narran algunos dramas que desgraciadamente se nos olvidan a diario lo hacen de manera que cuando acaba la película uno se sienta feliz.


@JavierMontesCas

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress