Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Laura Bellver
Miércoles, 5 diciembre 2012
Entrevista

"Conforme voy cumpliendo años me ofrecen mejores papeles"

Marcar como favorita

Ella es Maribel Verdú y apenas precisa de presentación. Tablas sobre los escenarios, los platós de cine o ante los medios no le faltan. Su trayectoria de cuarto de siglo recién cumplida no es para menos. Actualmente, está girando por España con la obra El tipo de al lado, la cual le está reportado gran satisfacción tanto profesional como personal, ya que comparte cartel con su amigo Antonio Molero. Y ello se suma a una larga lista de buenos proyectos en el presente año. En 360 Grados Press hemos comprobado el triunfo de su naturalidad en las distancias cortas.

[Img #16555]


Este 2012 está siendo redondo para ti: llevas sobre las tablas desde enero con El tipo de al lado, has estrenado Blancanieves y Fin, han publicado tu biografía… ¿Qué sientes al cerrar una temporada así en comparación con otras más desocupadas?

Efectivamente, 2012 es un año feliz. La obra de teatro, el estreno de dos películas increíbles, el placer de que saquen tras 25 años trabajando en esto una biografía… Estoy muy contenta. Además, termino el año junto a Antoñito (Antonio Molero). Fuimos muy felices haciendo Un Dios salvaje y, ahora, El tipo de al lado nos ha unido más si cabe todavía. Con todo, cruzo los dedos porque esto se acaba y no sé qué me deparará el año que viene.


 

Por el momento, ya sabes que en febrero tienes una cita con los Oscar gracias a Blancanieves. Será tu cuarta incursión en la alfombra roja. ¿Cómo lo afrontas?

Al pensarlo me digo “Madre mía de mi vida y de mi corazón”. Porque, cuando no te gusta mucho ese mundo, es un horror. Pero por Pablo Berger, lo que haga falta. Porque él es un ser y un director maravilloso y llegar hasta ahí sería muy importante para él y para la película. Lo que pasa es que el circo de alrededor… Me acuerdo que con Belle Époque éramos jóvenes y nos hacía ilusión todo. Luego con Y tu mamá también y con El laberinto del fauno cambió mi percepción.


 

Justamente, eso es algo que sorprende de ti. Muchos artistas aspiran a triunfar en Hollywood, pero tú has rechazado la oportunidad. ¿Por qué has tomado esta decisión?

He tomado esta decisión porque los proyectos que me han ofrecido no eran lo suficientemente ricos para mí. Era más trabajar allí porque sí. Pero, por ejemplo, cuando me llamó Coppola, lo hice. Si mañana me llamasen los hermanos Coen o Neil Jordan, pues haría una película con ellos. Pero hacer películas porque sí allí no me apetece.


 

[Img #16549]De un tiempo a esta parte eres muy selectiva con tus trabajos en general. ¿Cuántos arrepentimientos o decepciones has vivido hasta llegar a esta determinación?

Hace muchos, muchos, muchos años que lo decidí. Me dije, a ver, está claro que quiero trabajar aquí o en el mercado hispano, que me gusta mucho. Y está claro que no me voy a convertir en una multimillonaria, ni voy a tener yates ni aviones privados, porque lo que he decidido no es eso. Pero, por lo menos, hago lo que a mí me gusta. Y, a la hora de promocionar, promociono cosas en las que creo. ¡Ojo! Luego el resultado final en el cine no está en tus manos. De hecho, con el montaje te pueden hacer barrabasadas, que me ha pasado. Pero de esta forma disfruto del viaje y ruedo cosas que me apetecen de verdad.


 

También llama mucho la atención que haya una biografía tuya en el mercado cuando solo tienes 42 años. ¿Qué sentiste cuándo viste tu nombre y tu foto en la portada de un libro?

Ilusión. Me lo ofrecieron y lo consensué con mucha gente. Me dijeron que tenía mucho que contar por estos 25 años y me decidí. Nuria Vidal ha hecho un trabajo excelente. Lo más interesante de la biografía es el paralelismo que hay entre mi vida y la historia. Por ejemplo, que el día en que nací Nixon estaba en Madrid.


 

A este ritmo, ¿dónde te ves dentro de otros 25 años de carrera?

Pues con otro libro. Y si ya no me corto, entonces lo diré todo con menos pudor. Total, con la edad que tendré (risas).


 

La lista de directores con los que has trabajado en este cuarto de siglo es extensa. Muchos apuntan que echan en falta a Pedro Almodóvar. Pero, realmente, ¿quién tiene pendiente Maribel Verdú?

Yo tengo dos sueños, que son Rodrigo García y Juan José Campanella. Un colombiano y un argentino. Aquí, en España, hay muchos también. Pero uno que tengo especialmente pendiente y me encantaría es Amenábar.


 

[Img #16550]Afirmas con seguridad que te gusta cumplir años, lo cual no muchas actrices comparten. ¿No te da un poco de miedo el paso del tiempo y la pérdida de oportunidades laborales que muchas veces conlleva?

Curiosamente, en mi caso, conforme voy cumpliendo años me ofrecen mejores papeles. El otro día leía una entrevista a Belén Rueda y comentaba esto mismo. Sí, con el paso de los años se caen las cosas, la piel no está como estaba, te miras al espejo y no es lo mismo. Pero eso es la vida. Y si no la asumes, es muy complicado.


 

¿Qué te pasa con las redes sociales?

A ver, yo tengo Facebook, pero muy privado. No acepto ni a amigos de amigos. Tienen que ser personas que conozca, amigos míos de verdad. Y en cuanto a Twitter, no me interesa en absoluto que la gente sepa qué es lo que hago o dejo de hacer. Ni tampoco que me lo cuenten los demás.


 

Retomando el cine, parece que en España siempre haya habido un complejo o prejuicio en cuanto a la calidad. Pero este año, por ejemplo, se ha estrenado una joya creativa como Blancanieves y un bombazo taquillero como Lo imposible. ¿Está cambiando algo?

Sí, está habiendo un cambio. De hecho, diría que desde hace tiempo se está demostrando que se pueden hacer películas de acción, apocalípticas o de cualquier género. Y se está consiguiendo quitándonos esa marca de “no parece cine español”.


 

El presente 2012 también ha sido un año de cambios en materia de cultura. ¿Qué consecuencias estás viviendo en tus propias carnes tras medidas como el incremento del IVA?

A nivel personal, lo estamos notando todos. Todos pensábamos que el IVA iba a subir hasta un 10%, más o menos. Pero del 8 al 21% es antinatural. Lo normal sería coger el baremo de Europa, donde se paga un 9% como máximo de IVA en cultura. En España nos lo tenemos que mirar. El desarrollo de un país depende de la cultura, de que nadie pueda opinar o decidir por ti, de que tú tengas una mentalidad propia gracias a todo lo que se abre ante tus ojos. Es gravísimo.

 


[Img #16554]¿Qué hacéis dentro de la propia industria para combatirlo?

Pues hacemos lo que hace todo el mundo, cada uno en su ámbito. No queda más remedio que aceptarlo, que ser ingenioso y que abrocharse más el cinturón. Hay que ser valientes, porque nos estamos lanzando al vacío prácticamente sin paracaídas.

 


Para terminar, ¿qué se atisba en tu futuro próximo?

Estar con esta función (El tipo de al lado) hasta mayo, una película con Gracia Querejeta y el estreno de otra que he hecho con ella también, otra función dirigida por José María Pou con motivo del 50 aniversario de la muerte de Kennedy y… Bueno, seguir ilusionándome con las cosas. ¡Que no me falten ilusiones!



@labellver

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress