Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Inma Azanar, periodista
Miércoles, 31 octubre 2012
Moda

Cultura japonesa: “Ikebana Tori”

Marcar como favorita

Nos adentramos en la fantasía y la exclusividad de los tejidos de un hechicero de las costuras. Un joven prodigio de la aguja que, con su corta edad, muestra un ejercicio de historia y cultura japonesa con su colección “Ikebana Tori” para primavera/verano 2013. Francisco José Soler Benavente, dibuja la calidad en sus bocetos, nos transporta hacia ese horizonte, muchas veces olvidado, de la cultura y la investigación de la moda. Trazos que bailan en el laberinto del tic-tac del tiempo y que se extrapolan ante la pasarela de sabor carmesí. Un genio que pincela la imagen en el espejo de la humildad, del trabajo y el sacrificio con una dosis rebosante de talento.

[Img #16226]Francisco José Soler Benavente, más conocido como “Benavente” se ha iniciado en la cultura de la moda en el año 2012, como joven diseñador y emprendedor. Tras adquirir conocimientos previos en patronaje y confección, decide ampliar su formación dirigida al diseño de moda en la escuela Barreira de la ciudad de Valencia.


Ha trabajado para diversas empresas de moda en el ámbito europeo, como Couleurs Latines Le temps des Cerises, October y Jaime Piquer, creando su propia firma "Benavente" y dirigiendo sus diseños basados en la individualidad y en la preparación de colecciones para pasarela con una identidad única y personal de su marca.


Actualmente, compagina sus estudios de diseño y crea sus propias colecciones como firma de moda, destacando su última colección “Ikebana Tori” destinada para una mujer femenina que busca la calidad y la artesanía del diseño.


Entre sus planes de futuro destaca la creación de su propio atelier e incluso la posibilidad de la creación de una tienda online para un público objetivo definido que busque la calidad, artesanía y exclusividad en los tejidos.

 

 

 

Estilo Benavente

El estilo de esta joven promesa del mundo del diseño de moda, se fundamenta en la definición para reconocer una prenda de su firma en las pasarelas y en los soportes gráficos de las publicaciones.


Por lo que, sus tejidos son lisos y nunca contienen estampaciones, ya que, muestra más énfasis a la fusión de texturas y formas.


Sus diseños contienen unos cortes en la cintura, la necesidad de resaltar los hombros, cinturas ceñidas, largos por debajo de la rodilla y  volúmenes en faldas, haciendo una mujer femenina, sensual y delicada que deambula por la pasarela de asfalto. Siempre acentuando la sinuosidad de las curvas de la mujer y conformando siluetas basadas en las proporciones saludables.


[Img #16229]Destaca los cortes limpios y rectos sin excesos de costuras, con una importancia notable en la esencia japonesa en mangas y escotes.


Sus contrastes en las prendas con cremalleras visibles son otro símbolo y sello de identidad de su estilo, mientras realza piezas superpuestas o técnicas empleadas como bordados a mano.


En el concurso “Asociación nuevos y jóvenes diseñadores Comunidad Valenciana” queda finalista y vende parte de su colección. A partir de ese momento, empieza a distribuir sus prendas a distintos showrooms para acercar su moda a un público más amplio.

 

 

Colección "Ikebana Tori" P/V 2013 

La colección “Ikebana Tori” para primavera/verano 2013 contiene dos fuentes de inspiración que nos evocan hacia la historia y la cultura japonesa. Mucho tiempo es el que ha empleado este joven artista en realizar su obra de arte y proyectarla ante el público valenciano. Horas, días, meses. Exactamente son siete los meses que ha contemplado la sonrisa oculta de la luna buscando esa inspiración caprichosa, que a veces sabe llegar. Y en su caso llegó.  Siempre absorbido en la tarea de la investigación y el análisis del ámbito de la moda, persiguiendo un sueño, una lucha insaciable que respira ante los susurros del tiempo.


[Img #16230]En su colección, estas prendas de “prêt- à- porter” proyectan la imagen de la flora y la arquitectura clásica japonesa, fusionándolas entre sí para crear un único concepto artístico.


¿Por qué “Ikebana Tori”? El vocablo ikebana corresponde al arte floral japonés, mucho más que la simple decoración floral, es expresar sentimientos por medio de la viveza de la naturaleza. Se trata de una disciplina basada en la comunicación con el  medio ambiente. Por su parte, tori es un término que se fundamenta en la figura de un arco tradicional japonés que suele encontrarse a la entrada de los santuarios, marcando la frontera entre el espacio profano y el sagrado. Consiste en dos columnas sobre las que se sustentan dos travesaños paralelos, frecuentemente coloreados de tonalidades rojizas. Tradicionalmente, los tori eran de madera o piedra, pero actualmente se han comenzado a realizar en acero inoxidable.


La pasarela vibró con la combinación de las bases, estructuras, formas y materiales característicos de la arquitectura clásica japonesa, con la fusión de trabajos realizados a mano como los bordados con cuerdas de tres cabos y bordados de gasa deshilachada, evocando la flora japonesa de una manera magistral.


Debido al minimalismo en cuanto a las formas arquitectónicas se visualizaron estructuras muy marcadas sin exceso de costuras o materiales, usando mangas japonesas ostentadas, pantalones sin braguetas o incluso sin tiro, intentando ocultar las pinzas de entalles, por medio de costuras y fajines incorporados al cuerpo.


Destacaron las formas puntiagudas como los tejados de las famosas casas de té, trabajos de bordados con cuerdas de tres cabos como los decorados de las entradas de templos y casas altas.


[Img #16227]Tras el silencio inmutable de un público que admiraba el espectáculo de la pasarela, vimos rostros de mujeres de ébano que danzaban esa melodía rota por el tiempo, mientras la colometría fluía en armonía en un todo. Blancos puros, rojo intensos, tonos tierra y berenjenas que recreaban un abanico que mostraba la belleza de la naturaleza japonesa, con ese ápice de meditación y ponderación mística que nos ofrece esta cultura. Debido a la labor de bordados mediante pétalos de gasas deshilachadas, dibujo de flores pintadas a mano, pliegues, fruncidos y drapeados rememoramos el aroma de la flor de Loto, Camelia y Sakura, recreando un ambiente mágico en la ciudad de Valencia.


El contraste de colores depositó un arco iris de posibilidades que vagaban entre figuras de mujer para alcanzar la armonía de la cultura japonesa. Mujeres donde la belleza les corrompía, mientras mostraban una obra de arte en su figura. Una mujer de medidas distintas a las observadas en las pasarelas, de curvas que se dibujaban en su anatomía, de una exuberancia que marcaba la distinción y la diferenciación de este nuevo genio de la moda. Una modelo “plus size” que rompía los cánones de belleza establecidos y que jugaba con la frontera de los estereotipos, desmarcándose de la homogeneidad de una era sin variaciones. Movimientos de mujeres gráciles, elegantes y femeninas que pisaban con fuerza la pasarela de la vida. Maquillajes que dibujaban rostros de fantasía con peinados que rozaban el exotismo de los rasgos, combinados con tocados que mostraban la artesanía de sus materiales.


En cuanto a las  piezas superpuestas, se correspondían a mimetizar y combinar ambos puntos de la filosofía de la colección, bañando en colores vitalistas.


[Img #16228]En las formas curvas y entrecruzadas, pudimos degustar  formas orgánicas con el comienzo de la creación de un objeto, nacimiento y muerte de un ser vivo, un concepto trascendental en la cultura japonesa.


Los tejidos empleados en esta colección se basaron en el empleo de la seda debido a la invención de ella en esta cultura. Una novedad es el tejido de papel evocando al famoso origami, empleándolo para prendas únicas.


Las innovadoras y transgresoras versiones del kimono se reinventaron en blusas otorgándole ese chasquido de genialidad. Los bajos de las prendas en chaquetas, abrigos, vestidos y pantalones contuvieron el corte por encima de las muñecas y los tobillos debido a la sensualidad que esto provocaba en la figura de las geishas.


Benavente mostró una clara diferenciación sobre la competencia, desvinculándose de la banalidad del mundo de la moda, otorgándole una esencia de profundidad y de cultura, apostando por un concepto filosófico fundamentado en el aroma japonés. Se observó largo tiempo de investigación, análisis y reflexión en cuanto a la creación de la colección, siempre buscando ese hilo argumental de su inspiración. Prendas que poseían una calidad artesanal, que se desmarcaban de los convencionalismos sociales de una moda de masas y que reinventaban prendas orientales como el clásico kimono en forma de blusa. Artesanía, colometría, exclusividad y esa pureza de un joven prodigio que utiliza sus manos de marfil para dibujar en sus bocetos esa fantasía que quedará inmortalizada ante el transcurrir del tiempo.

 

@InmaAB1

Noticias relacionadas
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress