Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
G.Casanova
Miércoles, 25 julio 2012
Programa Spill

Cuando la colaboración en cadena multiplica la felicidad

Marcar como favorita

La Fundació Baleària ha puesto en marcha una iniciativa solidaria de ayuda a proyectos que a la vez se apoyan en plataformas de comercio justo o de economía social. Si el lector ha visto la película "Cadena de favores" o se asombró con el guión de "Babel" podrá entender que las patas que sustentan el Programa Spill sirven para generar felicidad en diferentes ámbitos y lugares. El primer proyecto elegido por Baleària es el "Retorno del Águila Pescadora", una idea de recuperación de esta gran rapaz para la reserva marina del Cap de Sant Antoni (Dénia/Xàbia). En la misma participan, además de Baleària, la Fundación Novaterra, la Generalitat Valenciana, Acció Ecologista-Agró y la revista de cómic infantil Camacuc. 360 Grados Press, en el corazón del verano, os ofrece un relato basado en hechos reales para explicar Spill y cómo se conseguirá que el Águila Pescadora vuelva a criar en la costa valenciana. La felicidad en forma de pájaro.

[Img #15755]Una camiseta muy especial
Son las ocho de la tarde, una mujer sale del trabajo satisfecha. El negocio crece y ella ha olvidado algunos de los peores momentos de su vida. Fue cuando sintió que no era nadie, que sus hijos no saldrían adelante. Ahora tiene argumentos para afirmar todo lo contrario. La firma textil que la contrató funciona con salarios justos y horarios asumibles. Sus compañeras de trabajo (el 85% son mujeres) hablan su mismo idioma. Es la lengua de las que casi cayeron en el pozo de la exclusión social; del sin sentido de un mundo egoísta que golpea a los más débiles y en el que las mujeres se llevan la palma. Digamos que se llama Bertha, una joven que proviene del mundo rural de Bangladesh y que gracias a la ONG Brac y a su división comercial Aarong (en bengalí el Mercado del Pueblo) ha salido a flote. Bertha siente en su corazón que los clientes que compran sus camisetas en Europa o América son especiales; como la ropa que realizan a diario ella y sus amigas.

¿Quién visita los acantilados?
Toni amarra la embarcación en el puerto como cada día, pero este vigilante de la reserva marina del Cap de Sant Antoni, ubicada entre Dénia y Xàbia, sabe que hoy trae una noticia importante. No lo tiene todavía claro pero cree que ha fotografiado a un nuevo animal en el espacio protegido. Allá, en los acantilados más altos ha visto lo que piensa que es un águila. En un primer momento se dijo en voz alta "ha venido la perdicera", águila que a veces se acerca al mar procedente de la zona de les Planes, en el Montgó. Pero después, un movimiento brusco del pájaro le ha desmontado la teoría. El ave ha descendido hasta las aguas y ante la mirada atónita del vigilante ha sacado con sus garras lo que desde lejos parecía una lubina. Toni está contento. Desde que en 1994 se declaró reserva marina el Cap de Sant Antoni la fauna se está recuperando pese al urbanismo desaforado, los incendios y las malas prácticas de los turistas que visitan este pedazo de mar y rocas. Es la primavera de 2007 y lo que Toni sabrá pronto es que ha fotografiado un ejemplar de Águila Pescadora, un ave que no anida en estos acantilados desde hace más de 30 años.

Colaboración estrecha y solidaria
La Fundació Baleària ha dado en 2012 un paso más en su papel de trabajar por la responsabilidad social de la naviera que opera principalmente entre la península y las Baleares. Hoy en Valencia ha firmado un convenio con la Fundación Novaterra. Baleària adquirirá a Novaterra aquellos productos que precise y que procedan del comercio justo, en una iniciativa para fomentar el trabajo de diferentes ONG y empresas que apuestan por la economía social. La Fundació Baleària prepara un programa solidario innovador, con el que piensa trabajar en los próximos años. Novaterra y Baleària demuestran su satisfacción por la colaboración que acaban de sellar.

Colocación de nidos
[Img #15756]Joan está contento. Después de la reunión con los técnicos de Medio Ambiente tiene la certeza de que van a intentar que los ejemplares de águila pescadora, que visitan la reserva marina del Cap de Sant Antoni desde 2007, aniden en los acantilados o sobre los árboles. Se trata de una especie crítica en el territorio español, de gran belleza y única por sus características. Hace unas semanas que gracias a la Fundació Baleària visitaron las colonias de rapaces que habitan la sierra de Tramuntana, en Mallorca. Joan es un activista defensor de la naturaleza y pertenece a Acció Ecologista-Agró. Los nidos que se montarán para captar la atención de las águilas e intentar que se queden los sufragará la Generalitat Valenciana. Sin embargo, lo que le preocupa a Joan es la concienciación de los vecinos. La sensibilización y el respeto por el medio ambiente son las claves del éxito de muchos programas de recuperación de fauna. El águila pescadora, pese a su importancia, es una gran desconocida para los habitantes de Dénia y Xàbia. Sólo los más viejos la recuerdan. Agró quiere vender camisetas para financiar las sesiones de educación ambiental y el seguimiento del águila.

El nacimiento de Spill*
[Img #15753]La Fundació Baleària ha creado su nuevo programa solidario. Spill nace en 2012 con el nombre de las neuronas que según los investigadores se denominan "espejo" o "contagiosas", porque son capaces de hacernos repetir gestos como los bostezos, las sonrisas o los movimientos de manos. Spill quiere ser una gran galería de espejos infinita, en la que se refleje la felicidad de todos sus actores. Una repetitiva cadena de colaboraciones que busca la felicidad como meta, la empatía hacia los proyectos. Spill se ha erigido como puente entre ONG, colectivos, empresas y asociaciones. Como punto de encuentro en el que se conocen entidades cuyo objetivo es ayudarse. El "FondoSpill" dispone de 20.000 euros para financiar proyectos factibles, pequeños y próximos. No se trata de subvenciones. Las asociaciones que presentan sus proyectos reciben productos procedentes del comercio justo suministrados por la Fundación Novaterra. La venta de esos productos repercute en la consecución de los proyectos a la vez que ayuda a las ONG que apuestan por la economía social. Al final el "FondoSpill" recupera su dinero, si todo va bien, y se destina a otras ONG. El primer proyecto escogido es simple. Con unas camisetas procedentes del comercio justo ayudarán a Acció Ecologista-Agró en la iniciativa de recuperación del Águila Pescadora.

Un cómic para concienciar a niños y padres
[Img #15754]La revista Camacuc es histórica. Sus personajes de cómic han educado a miles de niños valencianos que ahora ya son padres. Pere dibuja en sus páginas desde hace una década larga. Hace escasos días que ha recibido un encargo de la Fundació Baleària y que ha aceptado sin pedir nada a cambio porque el proyecto solidario le llena de satisfacción. Ilustrará una camiseta que apuesta por el "Retorno del Águila Pescadora", un ave que habitó las aguas del Cap de Sant Antoni hace más de 30 años y que ahora se deja ver tímidamente en la zona. Su colaboración va más allá del diseño de la camiseta. También dibujará un cómic que se publicará en Camacuc y cuyo editor no ha dudado en regalar a los impulsores de la idea, para que Acció Ecologista-Agró siga con la sensibilización y educación ambiental alrededor del águila. Pere se sorprende del origen de la camiseta (procede del comercio justo y está confeccionada por mujeres de Bangladesh) y de cómo se ha conseguido la conexión de la Generalitat Valenciana, Agró, Camacuc y las fundaciones Novaterra y Baleària. El cómic es positivo, describe a unos niños contentos que deciden adquirir la camiseta para que el águila regrese al Cap de Sant Antoni.

¿Qué hará finalmente el Águila Pescadora?
Los nidos se instalarán cuando acabe el verano de 2012. El programa Spill se extiende a colegios y centros educativos donde se explica el proyecto de recuperación del águila pescadora. Si alguna pareja de rapaces decide anidar y reproducirse será todo un éxito, pero el objetivo ya se ha logrado en varios frentes si se repasa la colaboración de cada entidad. Desde la mujer de Bangladesh que confecciona una camiseta que será para el águila, al niño que leerá el Camacuc y respetará la reserva marina del Cap de Sant Antoni. La próxima primavera sabremos si el águila pescadora ha vuelto al Cap de Sant Antoni para quedarse. La felicidad de colaborar en cada paso del programa Spill ya es un hecho que vale la pena.


*Si quieres formar parte de Spill solicita información en fundacio@fundacio.balearia.org

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress