Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
David Barreiro
Miércoles, 20 junio 2012
Humor

Cambios en la redacción

Marcar como favorita

Corren tiempos de cambio en nuestro mundo y no es menos el periódico de provincias de Peláez en el que el jefe se ha decidido, de una vez por todas, a reformar la página web. Bien es cierto que para esta remodelación ha contratado a un aparejador y tiene previsto tirar tabiques y colocar ladrillos.

[Img #15563]La situación tendría que mejorar mucho para ser mala y Peláez tiene que hacer, incluso, la sección del tiempo o remendar los calcetines de su superior. Este, en vista de la debacle, ha decidido sentarse en su despacho a fumarse un señor puro porque nada puede hacer, lo que a Peláez le ha recordado a la orquesta del Titanic, nombre que no gusta nada al jefe ya que le recuerda a un delantero croata. Y es que la Eurocopa está presente en la redacción aunque el periodista deportivo, al no tener silla, haga las crónicas desde su casa.

 

 

Jueves, 14 de junio

 

– ¿Dibujando caritas, Peláez? ¿Con esas estamos?
– Es la Península Ibérica, jefe.
– Vaya napia, ¿no?¡
– Ya ve
– ¿Y qué hace con ella?
– La sección del tiempo.
– ¿No había un tipo que se dedicaba a eso?
– Lo echó usted, jefe.
– Soy un fiera
– Un caníbal, más bien.
– ¿El rey de los Hunos?
– Algo así.
– ¿Y le queda mucho con eso? Recuerde que tiene que cortarme las uñas.
– Estoy con las precipitaciones.
– Bueno, bueno, tampoco quiero agobiarle, tómeselo con calma.
– No, me refiero a las lluvias.
– Ah, vale. ¿Va a llover?
– En Pontevedra
– ¿Se mojarán las ostras?
– Ya están en el agua, jefe.
– No joda. ¿No son de tierra, como los champis?
– Me temo que no.
– No tema tanto y siga con eso, vuelvo esta tarde.
– ¿Adónde va, jefe?
– A pescar unas zanahorias aprovechando la bajamar
– No creo que piquen, jefe.
– Eso ya lo veremos, cenutrio. La última vez pesqué una así.
– Exagera usted como todo buen pescador, jefe.
– Gracias, amigo.


 

Viernes, 15 de junio

 

– ¿Dónde carajo está el redactor de deportes, Peláez?
– En su casa, jefe.
– ¿De baja?
– No, trabaja desde allí.
– ¿Y se puede saber por qué?
– Le quitó usted la silla…
– ¿Para qué?
– Para poner en ella los pies, jefe.
– Ah, es cierto. Y tan a gustito que estoy. Deme su teléfono.
– No tiene, le cortaron la línea por impago.
– ¿Y cómo contacto con él?
– Puedo darle yo el mensaje.
– ¿Qué es usted, Peláez, una paloma? ¿Le ato un papelito al pie?
– Haga lo que quiera, jefe…
– Está bien, está bien… Dígale que no entiendo nada de lo que escribe sobre la puñetera Eurocopa…
– ¿A qué se refiere?
– ¿A qué me refiero? Mire aquí… “mucho toque en la zona ancha” ¿pero no es un rectángulo? y aquí…“tarde primaveral para la práctica del fútbol…” ¡nos han jodido! ¿Qué tarde va a ser? Que yo sepa será primavera hasta que llegue el solícito.
– ¡Solsticio!
– ¡Eso dímelo afuera, cenutrio!
– ¿De qué habla?
– ¿Te pones gallito, Peláez?
– Le juro que no.
– Soy cinturón negro de Futomaki, chaval.
– Entonces me callo, jefe, entonces me callo.


 

Lunes, 18 de junio

 

– ¡Peláez, a mi despacho!
– Ya estoy aquí, jefe, remendándole los calcetines.
– Ah, ya le veo. ¿Sabe qué? He estado pensando en eso de reformar la página web
– Ya era hora, jefe.
– Lo sé, Peláez, además, creo que el verano es la mejor época
– Siempre es buen momento para evolucionar, jefe.
– ¿Evolucionar? ¿Quién coño se cree, Fleming?
– Será Darwin.
– Será lo que yo quiero que sea. En fin, que mañana empiezan las obras en la web. Espero que no le interrumpan.
– ¿Se caerá el servidor?
– ¿Que si se caerá usted? ¿Qué cojones sé yo, Peláez?
– Me refiero a la reforma de la web, en qué va a afectarnos.
– Lo de siempre, Peláez, ya sabe cómo son las obras. Ruidos, polvo y esas cosas. Mañana pregúnteselo al aparejador, de todos modos.
– ¿Aparejador para una web?
– ¿Quiere que lo haga solo con peones? ¿Cree que soy tonto, acaso?
– No, jefe, nunca lo creería.
– Ah, bueno, ¿me oye? Ah, bueno.


 

Martes, 19 de junio

 

– ¡Fuego, fuego!
– Traaaaaaanki, troooooooonko
– ¿Jefe? ¿Es usted?
– Sí, Peláez, soy yo, el que viste y calza.
– ¿Y esa humareda? ¿Está quemando algo?
– No, Peláez, me estoy fumando un puraco.
– Está prohibido fumar en el trabajo, jefe. Y además, me está atufando.
– Esta es mi casa, Peláez, en los últimos 30 años he pasado más tiempo aquí que en mi sofá. Mi mujer cree que soy capitán de la marina.
– En eso tiene razón.
– Chup, chup, chup
–¿Por qué chupa tanto, jefe? ¿Por qué ese cohíbas enorme?
– Porque todo se va al carajo, Peláez, y he decidido seguir fumando como si nada.
– Como la orquesta del Titanic
– ¿Titanic? No me hable de croatas, Peláez, que ayer me los pusieron de corbata
– Olvide la comparación, jefe.
– Olvidadada, piltrafilla. Chup chup chup
– Se le ve feliz
– El humo no le deja ver la realidad, Pelaéz, estoy triste y solo
– Como Fonseca
– Gran jugador el uruguayo.


 

Miércoles, 20 de junio

 

– Tenemos que cambiar la orientación del periódico, Peláez.
– ¿Más economía?
– No, que me deprimo.
– ¿Deportes?
– Muy cansado.
– ¿Cultura?
– Ni loco.
– ¿Corazón?
– En realidad, no me refiero a ese tipo de cambio, Peláez…
– ¿En qué piensa, jefe?
– En orientar mi mesa hacia el sur, para que me dé el solecito. ¿Qué opina?
– Reflejará la luz en la pantalla.
– ¿Me está diciendo que pantalla y sol son incompatibles?
– Exactamente.
– Está bien, quitaré el ordenador entonces.
– ¿Y dónde va a escribir, jefe?
– Compraré un Bic naranja que escribe fino.
– Buena idea, jefe. ¿Algo más?
– El cordón de mi zapato, ¿ve? Está suelto, átelo, por favor. Doble nudo. Y después, esfúmese.

Los cables de las conversaciones que mantiene Peláez con su jefe (#Pelaezleaks) en la redacción de un periódico de provincias los puedes encontrar a diario en la página oficial en Facebook de 360gradospress

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress