Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Laura Bellver
Miércoles, 23 mayo 2012
Paralimpismo

"Mi objetivo en Londres es alcanzar el podio"

Espectaculares. Así serán los Juegos Paralímpicos 2012 según ha afirmado el propio Comité de Organización. Ya se sabe de antemano que la capital británica acogerá los más grandes de la historia, con 165 países participantes. La magnitud de la cita no hace más que motivar a los deportistas de todo el mundo. En 360 Grados hemos aprovechado la ocasión para conocer a una medallista en potencia, la yudoca Mónica Merenciano.

[Img #15317]Nadie puede arrebatarle la sonrisa cuando viste su kimono. El yudo no fue su primera elección pero, definitivamente, el tatami es su hábitat.  De pequeña quería hacer alguna actividad deportiva. Empecé con el taekwondo, que practiqué hasta los 16 años. Entonces tuve contacto con la ONCE, así que también hice atletismo y otro deporte adaptado que se llama goalball. Pero cuando me enteré de que había yudo, probé y vi que se adaptaba mucho mejor a mí”, explica. Ella es Mónica Merenciano. Una retinosis pigmentaria limita considerablemente su campo de visión. Sin embargo, desde que ha encontrado el medio idóneo para desarrollarse, esta deportista no ha hecho más que trazar un camino hacia el éxito.


Aunque hace poco más de once años que compite, diversos Mundiales y Campeonatos de Europa y España para Ciegos y Deficientes Visuales ya constan en el palmarés de esta yudoca. Sin embargo, son los bronces logrados en las Paralimpiadas de Atenas 2004 y Beijing 2008 los que brillan especialmente en su trayectoria. De hecho, de entre todos sus recuerdos, Mónica se queda con ésta última participación. “Meses antes no sabía siquiera si podría ir a Pekín, ya que tuve una tromboflebitis en la pierna, pero me dije ‘voy a por todas’ y fue todo muy bien”, describe.


[Img #15318]Ahora, Mónica tiene por delante una nueva oportunidad para ser medallista. Optar a ella no ha sido fácil. La tercera posición en el Mundial disputado el pasado mes de abril en Antalya (Turquía) le permitió acariciar la clasificación. Más tarde, en noviembre, dio un paso de gigante con el oro logrado en el Europeo celebrado en la localidad inglesa de Crawley. Y poco después, en febrero del presente año, conquistó el título de campeona de España en la categoría de -57 Kg. Con todo, Mónica ha cerrado el mejor año de su carrera y ha conseguido el billete hacia su próximo propósito. Mi objetivo en Londres es alcanzar el pódium”, afirma convencida.


La cuenta atrás está en marcha: apenas restan 100 días para la gran cita deportiva. Mónica pondrá rumbo a tierras londinenses el 24 de agosto y cinco días más tarde, el 29, comenzarán los Juegos Paralímpicos. Lejos de lo que cabría esperar, los nervios no han hecho acto de presencia todavía. “Los controlo bien. Tengo siempre los justos que benefician para competir”, confiesa. Eso sí, el cuidado en los entrenamientos comienza a ser máximo, pues hay que evitar cualquier lesión. A pesar de ello, la dinámica sigue siendo tan intensa como siempre. En palabras de Mónica: “Por las mañanas hacemos varios días físicos y luego circuitos de judo técnico-táctico. Por las tardes, todas las tardes, judo. En total, dedico cerca de 4 horas al día a entrenar. Y de cara a los Juegos es más duro”.


El esfuerzo, sin duda, vale la pena. Porque el deporte se escribe con sudor, pero su reembolso es incalculable. “El deporte me ha aportado muchísimo, porque te forma como persona y tiene muchos valores. El judo, por ejemplo, inspira respeto, disciplina, humildad…”, declara Mónica. Más allá de estas lecciones, la experiencia también ha enseñado a esta joven que en el judo hay otra aptitud imprescindible, la concentración. Como bien explica ella misma: “Debes tener las cosas muy claras y estar muy atento. No te puedes despistar ni un momento. Y hay que tener mucha decisión para acertar el momento en que atacas”.


[Img #15314]Así, la única manía que puede achacársele a Mónica antes de participar en cualquier competición no es otra cosa que una virtud, pues consiste en esto mismo. “Antes de salir al tatami estoy muy concentrada. Pienso en los ánimos y en la motivación que me transmiten mis entrenadores, mis amigos del gimnasio y del club, mis familiares… La gente que me apoya todo el tiempo”, comenta. El próximo mes de agosto, muchos de ellos estarán en Londres acompañándola. Ella, como de costumbre, les dedicará su último pensamiento antes de pisar el tatami. Pero una vez sobre el tapiz, todo su ser pasará a centrarse en un mismo objetivo, el ansiado podio.


@LaBellver

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress