Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Estefanía G. Asensi
Miércoles, 21 marzo 2012
Análisis

Balance de la feria de Fallas

Marcar como favorita

El ciclo taurino de las Fallas 2012 ha dejado varios nombres propios: Adolfo Martín, Román, Manzanares, Fandiño, El Cid y Luque. Pero sin duda, la mejor tarde, esa tarde en la que los aficionados salimos de la plaza “toreando” fue la del 13 de marzo, pues los novillos de El Parralejo divirtieron, y mucho, al respetable. 360gradospress repasa la feria.

[Img #14925]Empezaba el serial el sábado 10 de marzo con una corrida muy esperada de Adolfo Martín, en la que destacó el tercer animal, Madroño, un sensacional y precioso ejemplar con mucha clase con el que se podría haber armado una faena ‘de lío’, pero todo quedó en un apéndice para David Esteve. También el quinto fue un toro importante, con mucha movilidad y con dos pitones como perchas con el que Javier Castaño mostró su capacidad lidiadora. Tragó paquete y se tiró a matar como un jabato tras realizar un trasteo en el que sobresalió una buena tanda por la derecha y que le fue premiado con una oreja.


El 11 de marzo le tocó el turno a los toreros ‘mediáticos’. De esta jornada habría que quedarse con los toros de Jandilla, manejables en líneas generales. Era día de fiesta, día en el que El Cordobés, Paquirri y El Fandi, cada uno en su estilo, hicieron fiesta, pero fiesta, porque lo que es torear, se toreó poco. Como decimos, día de fiesta en el que pareció que todo valía. El resultado, tres orejas para El Fandi y dos para Francisco Rivera ‘Paquirri’, que bien supo en qué terreno torear. ¡Orejas a troche y moche!


Al día siguiente, tuvo lugar la primera novillada de la feria con astados de Javier Molina. Se dejaron torear los cuatro primeros. López Simón obtuvo un trofeo ante el tercero, con el que estuvo muy entonado y voluntarioso. Por su parte, Sergio Flores no tocó pelo por fallar con los aceros.


[Img #14935]El martes 13 de marzo se produjo el suceso de la feria, pues la novillada de El Parralejo salió realmente buena y divirtió al público. Ante ella dieron la cara dos novilleros y una novillera que se batieron el cobre. Al tercero y cuarto se les dio la vuelta al ruedo. Destacó una entregada Conchi Ríos, que obtuvo un trofeo y demostró su tesón, y un arrebatador Román, al que el palco le negó una segunda oreja.


En la jornada posterior, destacó el segundo toro de Valdefresno, con el que Diego Silveti dejó patente su arrojo en chicuelinas y bernardinas muy ceñidas. También Jiménez Fortes hizo gala de tener mucho valor ante sus dos oponentes.


[Img #14922]El jueves 15 nos dejó Curro Díaz una faena muy torera al cuarto ejemplar de Alcurrucén que le valió un apéndice. En la retina quedó una tanda de naturales marca de la casa en los medios y una estocada buena y efectiva, para enmarcar. Matías Tejela consiguió un excesivo trofeo a una serie de pases de escasa transmisión. Alberto Aguilar, lidió un tercer morlaco con el que estuvo francamente bien. El toro fue noble, pero falto de motor y el diestro se cruzó al pitón contrario, toreando de verdad y ejecutando una tanda de naturales sensacionales. Faena de oficio mal rematada con la espada.


El viernes 16 se llenó el coso para contemplar la reaparición de Juan José Padilla en una plaza de primera. Se cayó la plaza al aplaudir al jerezano en el inicio de festejo, fue una sentida y emocionante ovación. Padilla obtuvo una oreja en el primero de su lote, disfrutó con el capote, banderilleando y toreando de muleta. Peor suerte tuvo en su segundo, un manso ejemplar de Domingo Hernández.


[Img #14926]La faena de la tarde la realizó un pletórico Manzanares que arrancó las dos orejas del segundo. Sencillamente soberbia, un trasteo poderoso a la par que estético que levantó a la gente de los asientos tras ejecutar una buena estoca recibiendo. En suma, la faena de dos orejas más compacta de la feria. Manzanares sigue en racha.


Un trofeo en cada uno de su lote se llevó Talavante por dos faenas de mucho valor y entrega, tirándose los toros a los tobillos y con manoletinas realmente espeluznantes por su quietud, al igual que los estatuarios y los cambios por la espalda. Su segundo se partió el pitón y salió otro de la ganadería de Parladé, rajadito y al que Talavante exprimió al máximo a base de arrimones.


El día 17 hubo otro lleno en la plaza. Esta vez para disfrutar con Enrique Ponce, que se topó con dos toros de escaso juego con los que no pudo lucirse. Ante el quinto de la tarde, se jugó el tipo Castella. Aprovechó el buen pitón derecho el francés para sacarle todos los pases posibles e hilvanar una faena voluntariosa, valerosa y escasamente valorada por un [Img #14928]palco falto de sensibilidad. Cierto es que Castella no hizo la faena de la feria, pero tampoco el animal fue el más propicio, y aún así dio la cara y arrancó una serie de tandas de mucho mérito que debieron ser reconocidas. No lo reconoció el palco, pero sí la afición, que le obligó a dar una vuelta al ruedo y que se enfadó con la Presidencia. También Zaldívar recurrió a ‘montarse’ encima de sus dos oponentes en un acto de valentía para demostrar sus ganas, pues hasta dos sustos se llevó el mexicano por arrimarse demasiado. Por momentos, le vimos encalado en los tendidos.


De la novillada matinal, destacar la poca afluencia de público y las dos orejas que consiguió Soler, muy en novillero, y el trofeo otorgado a Jorge Expósito.


[Img #14929]Llegó el turno el domingo a los astados de Fuente Ymbro. No tuvo su mejor tarde David Mora, mientras que Urdiales dio una vuelta al ruedo en el primero. El segundo ejemplar de la divisa gaditana fue devuelto y se corrió turno, de manera que Fandiño lidió en segundo lugar al que realmente iba a ser el quinto toro del festejo. Y se volvió a cumplir aquello de ‘no hay quinto malo’. Fue fantástico el burel. Mora hizo un quite por gaoneras y luego Fandiño deleitó con cambios por la espalda en los medios y con tandas por la derecha sensacionales, pues el de Fuente Ymbro embestía a galope tendido; una delicia, imágenes que se quedan grabadas. El premio, una oreja, lo mismo que obtuvo en el quinto -primer sobrero-, en el que se tiró a matar y acabó por los aires. El inconveniente de esa tarde: el viento.


El día de San José se abrió de nuevo la puerta grande. Lo hizo El Cid, que cortó una oreja a cada uno de su lote por dos labores muy limpias, toreó al natural muy despacio y sin dejar que sus oponentes le tocasen la muleta; hubo naturales que fueron verdaderos carteles de toros. Saludó una calurosa ovación Alcalareño tras banderillear al quinto de manera sublime.


[Img #14931]Enrique Ponce pudo lucirse en el cuarto, que transmitió mucho. Obtuvo un trofeo tras un trasteo basado en pases desmayados y aportando aparente facilidad a lo que estaba haciendo. Más peso hubiese tenido como premio una vuelta al ruedo; cosas de Fallas, y del baremo presidencial…


Mención especial dedicamos a Daniel Luque porque, como decimos, lo del baremo presidencial fue lamentable en esta feria. Estupenda faena la que realizó Daniel Luque al tercero del festejo. Y lo destacamos porque eso es lo que hay que hacer para cortar las orejas, jugársela, pero el palco se lo pasó por el arco del triunfo. Ya con el capote gustó al público con lances a la verónica, chicuelinas y una larga cordobesa sensacionales. Brindó al público una faena de muleta buenísima, dejándose llegar al toro, oliéndole el animal la taleguilla y quedándose Luque clavado en la arena, mientras el morlaco le buscaba los tobillos. Se cruzó al pitón contrario el sevillano, derrochando valor y algo más que valor: torería. La estocada no fue perfecta, pero por mucho menos se habían dado trofeos. En el segundo de su lote, más parado, también derrochó valor seco. Eso es lo que podemos llamar agallas.


En la matinal de rejones, Diego Ventura cortó tres orejas y se convirtió en el gran protagonista de la mañana, confirmando el buen momento por el que atraviesa. Estuvo hecho un jabato y acompañado por una cuadra estupenda. Puerta grande merecida. Menos suerte tuvo Andy Cartagena, que resbaló con su caballo, apoyó su peso en la mano derecha, sobre la que además cayó el equino. Eso sí, obtuvo un apéndice en el único que mató.

¡Gran día taurino para cerrar la feria de Fallas! Pero yo sigo diciendo que quiero/queremos  una novillada los domingos.

 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Viernes, 30 marzo 2012 a las 16:46
juan Bautista
Novillada los domingos.OLE! Si señor. Y la cotrida d los mediaticos, fuera de abono... Gracias
Fecha: Jueves, 22 marzo 2012 a las 18:26
joel
Fani viu a Padilla en el abuelo i estava la plasa plena. El text es llarguet pero val la pena

360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress