Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Inma Aznar, periodista
Miércoles, 29 febrero 2012
Cine

Érase una vez... los Oscars

Ya es la hora. El reloj, asfixiado en su burbuja del tiempo, ha parado para postrarse ante uno de los eventos más importantes y que hacen historia. La alfombra más carmesí recoge a los mejores del cine. Ella espera, asediada de las estrellas del firmamento, de las luces, de las cámaras, de los flashes, de las posturas manidas, de los comentarios presuntuosos. Sin embargo, ella, el color fuego, el color de la lujuria, el de la pasión, la dueña de los sueños, no puede concebir su existencia sin aquellos que dejan perplejos al espectador ante la gran pantalla.

[Img #14729]Ella lo sabe, no lucha contra ello. También es protagonista, siempre nombrada y pisada, criticada y admirada que baila a lo largo de la historia con el único pensamiento de representar el papel de acompañante de las figuras del cine. Algunas veces añora, otras envidia, otras llora y recuerda y otras sólo espera y observa.  Ella ama el cine, evoca imágenes resultantes de bellezas varoniles como la de Paul Newman en “Dos hombres y un destino”, la de Marlon Brando en “Un tranvía llamado deseo”, también rememora la sofisticación  recreada en el alma de la rubia del cine, Grace Kelly en “La angustia de vivir”, y como olvidar a la sexualidad dibujada en las curvas de Marilyn Monroe con “La tentación vive arriba”. Nuevos tiempos, nuevas eras, nuevos rostros que hechizan y que conforman la historia de la vida: la historia de los premios Oscar.


[Img #14770]El premio por excelencia, el más deseado por todos los miembros de la industria del cine, es conocido por  diversos nombres:”El trofeo dorado" o "La estatuilla al Mérito". Pero sin lugar a dudas, el nombre por el que todos conocemos al célebre premio es "El Oscar".  
La bibliotecaria de la Academia y directora ejecutiva, Margaret Herrick comentó cuando vio la estatuilla por primera vez que "se parecía a su tío Óscar". Lo que en un principio parecía un inocente chascarrillo o mote, acabó convirtiéndose en el nombre más popularizado y signo distintivo del cine. La historia de los premios más importantes del arte cinematográfico de  Hollywood ha sido muy extensa y no siempre ha gozado de la atención y de la cobertura de los diversos medios de comunicación.

En sus primeros pasos, sus estrellas no eran tan conocidas y no brillaban con luz propia, tampoco  existía la flamante alfombra roja ni desfiles con ostentosos vestidos. La gala consistía simplemente en una tranquila cena, mientras los ganadores de los Oscars se conocían de antemano. 
El primer año de su celebración fue en 1928 cuando Janet Gaynor fue la única mujer en ganar un Oscar, siendo condecorada con el premio a la Mejor Actriz por su trabajo en el filme "El séptimo cielo", "El ángel de la calle" y "Amanecer".

El segundo año sólo se entregaron siete premios y desde entonces los Oscars han crecido inexorablemente tanto en cuanto a lo que respecta la audiencia, categoría y reconocimiento. La necesidad de categorías especiales fue reconocida desde el principio y ya en 1929 se entregaron dos: uno para Warner Bros por producir la primera película hablada "The Jazz Singer" y el otro para Charlie Chaplin por producir, dirigir, escribir y protagonizar "The Circus". 
En 1936, la Academia comenzó a conceder premios a los actores secundarios o de reparto, ya que quedó más que comprobado que los actores que tenían papeles protagonistas eran los que tenían más probabilidades de resultar ganadores. En 1947 la Academia comenzó a reconocer a las películas extranjeras y de esta manera empezar a internacionalizar y dar aún más prestigio a la ceremonia. En 1963 hubo una modificación en el premio de efectos especiales: efectos de sonido y efectos  visuales. En cuanto a lo que respecta al maquillaje se añadió en 1981. Finalmente, en el año 2001 fue entregado el primer Oscar a la Mejor película de Animación, donde resultó ganador el inolvidable ogro "Shrek".

Los Oscars de Hollywood fueron emitidos por primera vez en color en 1966. Entre 1971 y 1975 la NBC se encargó de nuevo de la emisión y ABC retomó esta labor en 1976 con un contrato hasta el año 2014. También cadenas pre-pago españolas han conseguido emitir los ansiados premios cinematográficos y los hemos podido observar a través de la ventana de la televisión. Además, tanto cadenas públicas como privadas de España han otorgado una eficaz cobertura este año, con corresponsales o enviados especiales, unidades móviles y conexiones in situ.

La estatuilla fue diseñada por Cedrid Gibbons, directivo de los estudios Metro Goldwin Mayer (MGM). Su asistente Frederic Hope creó la base de mármol negro y el artista George Stanley esculpió el diseño. 
La primera mención documentada la encontramos en 1934, cuando la columnista de Hollywood Sydney Skolsky usó el término "Oscar a la Mejor Actriz" para referirse a Katherine Hepburn. La Academia no empleó oficialmente este nombre hasta 1939. 
La estatuilla del Oscar ha cambiado su presencia en ocasiones puntuales. Entre los años 30 y los 50, los actores más jóvenes recibían réplicas en miniatura de la estatua. El ventrílocuo Edgar Bergen fue presentado con una estatuilla de madera con una boca móvil. Y Walt Disney fue galardonado con una estatuilla normal y siete miniaturas por "Blancanieves y los siete enanitos" en reconocimiento por realizar el primer largometraje de animación. Para apoyar los esfuerzos de la II Guerra Mundial, entre 1942 y 1944 se entregaron Oscars de yeso que fueron cambiados por estatuillas de oro después de la guerra. 
En 1945 la base de mármol fue sustituida por metal y en 1949 comenzaron a numerarse las estatuillas, comenzando por el número 501.

The Oscars 2012
En este año 2012 ha brillado sobre el escenario la actriz Meryl Streep que ha conseguido un merecidísimo Oscar. Ha pasado mucho tiempo, tal vez una eternidad, pero siempre presente en la condición de interpretar, ya que, ha estado nominada 17 veces y ha conseguido su tercera estatuilla con la sublime interpretación de “La dama de hierro”. El Oscar al mejor actor secundario es para el veterano Plummer, con 82 años fue recibido con una cálida ovación por su interpretación en la película “Principiantes”. Octavia Spencer, entre lágrimas, llegó a recoger su Oscar por su magistral interpretación en la película “Criadas y señoras”. El galán de esta edición de los Oscar no pudo contener los nervios y la felicidad, Jean Dujardin no se quedó mudo y conquistó a la Academia con “The Artist”.

En cuanto a los estilismos de los actores y de las actrices han sido, en una tónica habitual, un reflejo de glamour y de sofisticación. Es una tradición y casi una obligación narrar los diseños que han llevado los actores y las actrices y que han pasado por la alfombra roja. Algunos son alabados hasta la eternidad, otros pasan desapercibidos y otros son tan criticados que llegan a herir.  Los medios de comunicación hacen una extensa cobertura y otorgan un gran espacio en sus publicaciones para reflexionar, criticar y comentar los modelitos de las más famosas. Millones de flashes son curiosos, cómplices en su labor, descarados con su objetivo, picantes en su enfoque y arte en toda su palabra.  Ellos sólo congelan, perpetúan, inmortalizan el momento de elegancia más extrema para posteriormente, poder quedar plasmados en el soporte mediático.

Los mejores vestidos
360gradospress con su mirada crítica ha seleccionado a los mejores vestidos de esta gala de los premios cinematográficos. El matrimonio compuesto por Angelina y Brad Pitt siempre son un reflejo de modernidad y de elegancia. La actriz llevó un socorrido vestido negro asimétrico que dejaba ver su esbelta pierna por una gran obertura, su único complemento fueron unos labios rojizos y la simplicidad, ya que, Angelina optó por no llevar joyas. Brad apostó por un clásico traje chaqueta negro, camisa blanca y una sofisticada pajarita negra. Rompió la monotonía con el cabello largo y desenfadado. Las curvas fueron protagonista en la gala de los Oscar y la cantante, actriz y bailarina Jennifer López las lució como sólo sabe ella. Con un ajustadísimo modelo de Murad de blanco y plata causó sensación.

Pasamos a los rojos intensos y a los llamativos  vintage de los años 50 de la mano de Natalie Portman que nos obsequió con un Dior que nos dejó sin respiración. Octavia Spencer se atrevió a lucir, a pesar de sus kilitos de más, un vestido de corte imperio que enmarcaba la cintura y sus caderas, un acierto al estar decorado de pailletes (lentejuelas) que hacían más sofisticado el look. El color blanco resaltaba sobre su piel oscura. Gwyneth Paltrow ha destacado por su elegancia sobre la alfombra roja con un vestido recto de Tom Ford en blanco roto de un solo tirante, bajo una capa a juego. Por su parte, Mila Jovovich ha optado por un diseño de pedrería de Elie Saab, un valor seguro sobre la alfombra. Como hizo en la gala de los premios Bafta, nuestra española más internacional, Penélope Cruz ha recurrido a Armani Privé. Penélope  ha llamado la atención por su recogido y ha lucido un vestido en gris perla que deja al descubierto sus hombros. Los juegos de drapeados, del escote y el cuerpo, marcan su silueta, y la falda, de capas, termina en cola, potenciando un efecto de distinción sobre la alfombra. En cuanto a los hombres, los más elegantes y bellos han recaído en la figura del latino Mario López con un exquisito traje chaqueta y corbata negra y nuestro Antonio Banderas siempre sofisticado tanto en los premios Oscar como en los pasados Premios Goya. 

Una noche repleta de rostros delicados como la porcelana, de bellezas exultantes, de artistas que evocan el recuerdo de los más queridos, de personas que nos hacen sentir cuando les vemos en la gran pantalla, de seres que entran en nuestros hogares y que nos hacen partícipes de sus problemas, sueños, situaciones, de personajes que nos hacen vibrar, luchar, soñar, reír o incluso llorar. El cine, una ventana hacia el mundo exterior, hacia el futuro, hacia el pasado, hacia la misma incertidumbre del presente. Los actores y las actrices,  poseen la labor de genios, la de interpretar, la de hacer sentir en casa, la de representar  la vida de alguien, la de hacernos creer que su alma es otra. Este año, más que nunca, ante los momentos de zozobra que vivimos, esta ceremonia ha contenido una carga emocional distinta, un aire de esperanza, un soplo de renovación. Siempre bajo la atenta mirada de los que no están, de aquellos de los que han aprendido, de los galanes de los 60, de los ojos más azules del cine, del cuello más retratado por el maestro del suspense, de las divas americanas y de la alfombra roja, que como cada año, resurge de las cenizas de años pasados para convertirse en la protagonista que acompaña a la máxima genialidad concentrada en el aroma de los talentos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Jaume
Fecha: Martes, 6 marzo 2012 a las 11:42
Bon dia. No suelo escribir en foros pero he leído por casualidad este artículo que habla de los oscars y me ha fascinado. Buscaba información sobre el cine y me ha aparecido este artículo con el que he disfrutado leyendo. La literatura de la periodista hace que te encierres en una burbuja y no salgas hasta el final del texto. La historia está muy documentada, las fuentes y a la hora de los estilismos he visto que no es como en las revistas de moda que se compran mis hijas y me dan ganas de llorar. Al fin una persona que sabe como plasmar la cultura de la moda y convertirlo en literatura. Enhorabona, ara vaig a llegir tots el demès articles de esta xica.
julian
Fecha: Viernes, 2 marzo 2012 a las 00:19
Un gran artículo, muy recomendable para cualquier interesado en el cine y en su moda. Enhorabuena!!
José María
Fecha: Jueves, 1 marzo 2012 a las 18:44
Felicidades Inma, felicidades por tu prosa, por lo que nos haces sentir cuando escribes, por tu frescura, por tu profesionalidad, por tu literatura, por dejarnos entrar en tu mundo y por hacernos más amantes del mundo de la moda que no es sólo ropa, tú lo conviertes en cultura. Gracias, nunca dejo de seguirte.
Amparo.
Fecha: Jueves, 1 marzo 2012 a las 16:34
Los actores y las actrices, poseen la labor de genios, la de interpretar, la de hacer sentir en casa, la de representar la vida de alguien, la de hacernos creer que su alma es otra.

Felicidades Inma, otro artículo estupendo.

360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress