Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Delgado
Miércoles, 8 febrero 2012
Entrevista

Érase una vez... Jorge Sanz

Marcar como favorita

La veteranía es un grado, también para el oficio del madrileño. Coincidiendo con la gira de “Crimen Perfecto”, 360gradospress repasa esta semana con el actor sus más de 30 años dedicados a la interpretación y los aspectos de actualidad que condicionan el concepto tradicional de su profesión. La experiencia, la crisis, los recortes que afectan a las series de televisión, el cierre de Megaupload y el de salas de cine y de teatros son algunos de los puntos que analizamos con él durante una entrevista realizada en la intimidad de los camerinos del Teatro Olympia (Valencia).

[Img #14585]¿Cómo ves tu trayectoria desde la experiencia de más de tres décadas representando papeles polifacéticos?

Si te digo la verdad, estoy muy satisfecho. Si miro atrás me parece que tengo una carrera buena y coherente. Porque aparte de crecer y de seguir haciendo historias, valoro el haberme mantenido en el tiempo, para mí ese es el gran valor de los actores. Es lo que nos termina de hacer buenos. Y no digo con eso que sea bueno, pero sí que el tiempo y la experiencia en muchos oficios es lo que al final de te da el respaldo.

 

Porque son muchos papeles, muchas vidas acumuladas, muchas experiencias representadas…

En realidad aprendes a separar el personaje de tu vida. Si no sería una locura. Acabas aprendiendo, con experiencias más o menos traumáticas, pero tienes que conseguir ser muy higiénico en esto y saber separar el personaje de tu vida. Debes saber aprovechar este oficio maravilloso para jugar y para generar personajes pero que no te afecten a tu vida ni dejes de ser tú.

 

Veo que es algo que tú tienes claro, pero ¿la persona de la calle ve esa separación entre personaje y tu vida de una forma tan nítida o higiénica como dices?

No siempre se corresponde con la imagen real. Pero también eso forma parte del equilibrio y del juego, que la gente se haga con la imagen más natural y más precisa de ti.

 

¿Cómo es el Jorge Sanz cuarentón?

En los cuarenta o en cualquier edad, el truco de esta vida está en dedicarte a lo que te gusta.  Si todo el mundo hiciera caso a su vocación nos iría a todos en general mucho mejor.

 

¿Qué rutinas rodean a ese Jorge Sanz auténtico que mencionabas, al de la vida real?

Vivir en familia. Vivo con mis hijos en una casa en el monte y lo hago la mar de feliz y entregado a ellos. Viéndoles crecer, que es lo que me divierte.

 

¿Cómo te has acostumbrado a este mundo 2.0 en el que vivimos, de las redes sociales, de internet…?

Nada, nada, nada. Cero. Me ataca además, no me divierte nada. De hecho me da angustia hasta revisar mis correos electrónicos. Cuando veo que tengo más de diez…

 

[Img #14586]¿En el teatro un “Crimen perfecto” lo es más que en el cine?

Aquí entramos en una polémica muy curiosa de si es mejor el cine o el teatro. Son distintas la energía que tienes que poner, la técnica… El teatro es muy energético, cuando consigues relajarte en el escenario disfrutas mucho, aprendes a llevar a la audiencia y es una adrenalina muy gratificante la que te da el teatro. Pero yo creo que estar fino en una película es mucho más difícil que en una obra de teatro. En el cine entra el componente técnico, que es muchísimo más amplio que en el teatro y tiene unas dificultades y una complejidad mucho más grandes que en el teatro. En el cine intervienen la fotogenia y matices mucho más sutiles que en el teatro: miradas, el levantamiento de una ceja, el primer plano…

 

¿Eres supersticioso?

No, nada.

 

Entonces no pasas por eso de ‘mucha mierda’…

Sí, por eso sí,  porque me resulta gracioso que el éxito de un teatro se midiera por las montañas de mierda que había en las puertas de los teatros antiguos. Me parece una costumbre y una tradición muy buenas. Soy más de tradiciones que de supersticiones.

 

¿Te has quedado alguna vez en blanco en el escenario?

Sí.

 

¿Qué sentiste?

Un pánico atroz. Pero, como decía José Luis López Vázquez, en este oficio nunca pasa nada y si pasa tampoco pasa nada. Es maravilloso porque el público no sabe qué es lo que va a pasar y qué es lo que no va a pasar. Siempre puede percibir un blanco de esos como una pausa dramática. Por otro lado, aunque pase algo el público también agradece ir a ver un espectáculo en el que ha pasado algo porque pueden contarlo después. Es según lleves tú la energía y se la transmitas al público.

 

Bueno, eres un animal del cine, del teatro, también de televisión…

Un animal en general, sí (risas)…

 

Si nos centramos en la televisión. Hace poco nos desayunábamos con un recorte en RTVE de 200 millones de euros, hace menos con las voces que apuntan a que llevará aparejado el cese de series emblemáticas de la pública… ¿cómo interpretas estos aspectos?

Es una pena que después de haber conseguido una televisión pública sin publicidad que ahora de repente se estén planteando este tipo de cuestiones… Me parece terrible.

 

Pero, ¿cómo se percibe desde dentro la cuestión, desde el oficio?

Este es un país de cineastas y en el que el audiovisual siempre ha estado ahí, desde hace muchísimos años. Siempre ha habido grandísimos cineastas y actores. Entonces con más o con menos dinero siempre se acaba haciendo porque hay mucha gente a la que le gusta esto y le gusta expresarse así. Por eso creo que siempre lo ha habido y que siempre lo habrá, con más o menos medios, con más o menos ayudas, o aún estando mejor o peor vistos. Por encima de las circunstancias temporales que van pasando, al final este es un oficio que con ganas, con amor y con disposición se puede hacer.

 

Cuando cierran una sala de cine de tu barrio de las de toda la vida y se convierte en una tienda de ropa, ¿qué te supone?

Tristeza, mucha tristeza. Los cines y los teatros de alguna manera son espacios mágicos, no como las iglesias, pero son espacios donde vas a dejar volar tu imaginación. Es una pena lo que está ocurriendo. En Madrid ha pasado en la Gran Vía, donde teatros se han convertido en centros comerciales. Pienso que un país no ha de ser sólo la economía y que vaya bien la economía; son muchas otras cosas. Un país debe de tener una economía saneada, pero también una industria del espectáculo saneada, el mundo de la cultura saneada, una sanidad y una educación públicas… Y creo que esas son las cosas que hay que cuidar al igual que la economía, pero ni más ni menos que la economía.

 

[Img #14587]Y cuando cierran Megaupload, ¿qué significa para ti?

Para mí supone un pelín de orgullo porque vamos dando pasos para equipararnos al mundo civilizado. A mí lo que me gustaría es poder ganarme la vida con mi oficio, y todas estas cosas lo que consiguen es evitar que haya una industria de la música, del cine o de la literatura. Porque si tú las robas la industria al final deja de existir o la conviertes en una industria muy pequeñita. A mí me encantaría ir a El Corte Inglés y llevarme unas zapatillas de deporte y un disco y una chaqueta sin pagar. Pero ellos también viven de su oficio. Lo que me gustaría es poder vivir de mi oficio y que si a ti te gusta mi oficio o una película mía, pues que no me la robaras, ¿no? Pero en este país hay una conciencia colectiva de que si lo puedes conseguir gratis para qué lo vas a pagar y el de “para qué voy a dar un duro a los creadores con lo bien que se lo pasan”. La gente no sabe que nosotros vivimos de este oficio.

 

Los que “vivís del oficio” os reunís anualmente con motivo de la entrega de los Goya, ¿cómo ves el ambiente tras el jaleo del año pasado que rodeó al relevo del presidente de la Academia, con Anonymous, Almodóvar…?,

A mí me gusta que haya follón porque eso es bueno para todos. El mundo del deporte y el mundo de las artes son mundos muy proclives a la crítica y al espectáculo mediático. Tiene que ser así y cuanto más se remueva una gala, mejor. Siempre ha sido así. Son mundos ligados al espectáculo, al escándalo y a que todo lo que pasa sea terrible. Me parece bien lo que pueda pasar. Es algo por lo que tenemos que pasar.

 

¿Con qué compañero de profesión te irías de viaje sin problemas?

Ahora estoy muy a gusto con la compañía que estoy, con Pablo Pujol y José Sánchez-Orosa la verdad es que son dos compañeros de viaje estupendos.

 

 

En tu trayectoria “acumulas” varias crisis económicas, ¿esta que vivimos es la peor de todas?

Esta crisis es brutal, además es una crisis muy general. Hace cerca de 20 años viví otra crisis pero no fue tan gorda como esta. Socialmente se nota muchísimo en todos los aspectos. Las compañías medianas y pequeñas están muy coartadas porque las giras a los actores se las pagan tarde… Una compañía grande puede esperar unos meses a que le paguen pero una pequeña no puede esperar ni un mes, ni dos ni tres mientras la compañía está girando por ahí sin que le paguen o lo hagan a dos meses vista. Además cuando hay una crisis lo primero que cae es el presupuesto de cultura y hay gobiernos que piensan que el dinero invertido en la cultura es dinero tirado a la basura. Por otro lado, ciudades grandes como Barcelona o Madrid también están en crisis pero la gente, aunque sale menos, cuando lo hace paga por ver un buen espectáculo de verdad y afinan más el tiro. De todas maneras a mí me encanta dedicarme a este oficio y a entretener a la gente, sobre todo en estas épocas de crisis.

 

¿La crisis puede llegar a generar una cola similar a la del paro para hacerse con un papel en una película, en una serie o en una obra teatral?

Claro, porque afecta mucho como te he dicho a todos los aspectos. Lo que ocurre es que el oficio de actor es un oficio que siempre va asociado a la crisis porque nosotros trabajamos mucho pero muy poco tiempo. De repente tenemos mucho trabajo tres o cuatro meses al año y el resto no. Es un oficio que te enseña a vivir en los grandes momentos y en los momentos menos grandes. Y los grandes actores son los que son igual de buenos estando arriba que estando abajo.

 

Perfiles de crisis también lo son la prima de riesgo, un parado y Mourinho… ¿con quién te irías antes a tomar una caña?

Con Mourinho seguro… y con un parado.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress