Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Inma Aznar, periodista
Miércoles, 25 enero 2012
Iniciativas

El rostro del alma

Estamos en enero, el mes del frío, de la nieve, de saborear castañas, de los nuevos propósitos y en la cálida Valencia de la solidaridad. El pasado 22 de enero se realizó la tercera edición de la “Pasarela Alma” en el Teatro Principal de la ciudad para ayudar a las personas que padecen parálisis cerebral de la Fundación Aixec. Escribiendo este artículo recuerdo las sabias y ciertas palabras de Thomas Carlyle: “Cuando los hombres se ven reunidos para algún fin, descubren que pueden alcanzar también otros fines cuya consecución depende de su mutua unión”

[Img #14439]La Pasarela Alma”, sin duda, es un proyecto que une inseparablemente el mundo solidario con la moda donde la cooperación entre todos es indispensable para llegar a un fin benéfico.

Era una mañana soleada, el sol brillaba intensamente en el centro de la ciudad de Valencia, las calles estaban mudas y expectantes ante el acontecimiento que tendría lugar unos pocos minutos después. El cielo contenía algunas nubes de papel en el horizonte. El murmullo del viento era un susurro en el tiempo que golpeaba la cabellera de los transeúntes. No había vida por la ciudad, Valencia dormía en los brazos de Morfeo, el alma de la ciudad se situaba en el Teatro Principal. Tras el recorrido por la ciudad, el sol se depositaba en cada rincón, mostrando un aroma celestial que sólo posee la ciudad de Valencia. El mar, con su presencia omnipresente, se podía oler y escuchar el adiós de las olas cuando se alejaban hacia la eternidad. Las olas y el gentío se agolpaban en el Teatro Principal de la ciudad. Mujeres bellas lucían sus mejores galas para el evento, numerosos periodistas aguardaban en la puerta con sus cámaras, micrófonos y trípodes para filmar la cara más solidaria de Valencia. En el recinto, cientos de rostros conocidos en una acuarela como si de un lienzo se tratase, miradas de gozo, de inquietud, sonrisas que desplegaban armonía por saber que todos y cada uno de nosotros aportábamos nuestra presencia y brindábamos una mano amiga para la Fundación Aixec.


Una vez ubicados los asistentes comenzó el espectáculo con la melodía y la voz sobrecogedora de María José Peris. Poco después en el escenario se vislumbró una figura de colores, una mujer profesional, una mujer luchadora, una mujer escritora, una mujer periodista que miraba al público con ojos esperanzadores. Maruja Torres nos hizo vibrar con su espíritu entusiasta, con su sonrisa encantada y con sus palabras que brotaban de su alma con un mensaje descifrable para todos los rostros y las almas de aquella sala: Cogerse de la mano para ir hacia el camino de la solidaridad y la ilusión.

Aplausos, comentarios secretos y miradas de terciopelo tras la marcha de Maruja Torres. Dos jóvenes ante el escenario, tal vez nerviosos, con ojos fijos hacia el frente, con susurros que llegaban a los rincones del alma. Porque ella, sin duda, es el alma, Alma Dominguín con su hermano Nicolás Coronado bailando en el sentimiento solidario.

[Img #14440]Tras unos segundos se abrió el telón, el escenario fundía la oscuridad con el misterio de las miradas. Voces rotas que enmudecieron tras observar en el centro del corazón del teatro siluetas, una mancha homogénea negra que se movía al son de la música, pétalos de rosas negras que no se marchitaban que hacían que florecieran en cada instante con sus gráciles movimientos, parecidos al vuelo de la una magnolia. El Grupo Artístico de Aixec deslumbró al público, volaban en el escenario, dibujaban la vida, sentían el alma. No había fronteras, sí integración, sí superación y sí piruetas en el aire que se pincelaban como escaleras que desembocan hacia el infinito. Telas rojas de fuego, de fuerza, de poderío, que se esconden, tímidas ante la mirada de miles de curiosos, que palpitan al compás de las gacelas del escenario con suaves movimientos como el aire mediterráneo. Tras finalizar y con los ojos brillantes de los espectadores un aplauso intenso hizo temblar los cimientos del majestuoso teatro.

Uno de los momentos más esperados para los amantes de la moda ya había llegado, era el turno de mostrar, de degustar, de saborear el aroma de los diseños de cada uno de los creadores que se unió a esta causa. Una labor que fue posible gracias a la colaboración y solidaridad de nuestros diseñadores de la Comunidad Valenciana, a la Agencia de Modelos de Carmen Durán y a la empresa Eduardo Peinador. Además, en el sueño del desfile se vislumbraría, aún más, el rostro de la superación y el de la inexistencia de las barreras. Comenzaba la pasarela con más alma de este año, mediante las voces armónicas y acompasadas de la Coral Allegro que provocaron sensaciones en la piel con la música en directo, un "revival" de los magníficos y nunca olvidados The Beatles.

Dolores Cortés, la gurú de la moda de baño, nos deleitó con estampados salvajes, coloridos y multicolores que dibujaban la silueta de la mujer de una manera muy sensual mediante bañadores y muselinas. Tonuca degustó al público con tonalidades color pastel, neutras e inspiradas en la sensibilidad de la figura de Don Quijote de la Mancha. Noelia Navarro quiso ser sobria y elegante, con el color negro intenso en las proporciones de la mujer. Por su parte, vemos a un Jaime Piquer que embruja al espectador con sus formas geométricas inspiradas en el  constructivimo ruso con un patronaje impecable. Poco después, Paco Fortea, presenta una colección atrevida que hechiza, donde dibuja los contornos de la mujer mediante una paleta cromática en tonalidades variadas y posee el dote de la diferenciación.

[Img #14441]¡Por Fin! incluye ropa masculina, tejidos de lana y un ápice de causalidad, bufandas extra-largas y tejidos jaspeados. Higinio Mateu nos transporta hacia el mundo de la sofisticación y elegancia, con princesas sobre el escenario nos dibuja un mundo de vestidos largos con inmensas oberturas. Por su parte, el ganador de la pasada edición de la Semana de la Moda, como diseñador novel, sorprendió en su corte abatinado, Krasimirov nos muestra con sus paletas cromáticas siluetas muy volátiles. Siglo Cero nos seduce hacia el terreno de la combinación de colores con el color más usado, el negro. Zambrano presenta  a sus hombres muy elegantes, sobrios y sofisticados. Ernesto de Sostoa nos muestra a sirenas que lucen rojos y estampados que bailan en la superficie del escenario. Mompó, nos acostumbra con sus tejidos de gasa y tul que enmarcan la figura de las mujeres mediante colores combinados como los violetas y los verdes. Sólo él es identificable por hacer esos vuelos con telas rígidas casi de saco y jugar con los colores y las texturas. Carlos Haro, nos deleita con sus vestidos de novia nos aporta reinas con espejo, diseños exclusivos que presentan cuerpos ceñidos por arriba y un volumen sublime que desencadena desde las caderas. Valentín Herráiz nos aporta mujeres volátiles, elegantes y majestuosas con trajes que bailan por los cuerpos de las féminas. Miquel Suay nos deja con el buen sabor de hombres elegantes, trajeados e impecables con un cumplido smoking.

El desfile continúa, aún no ha terminado, el hombre más esperado, el mago de la aguja, el hechicero de los sueños, el rostro de la solidaridad y nuestro diseñador más internacional ya ha llegado: Francis Montesinos. A ritmo de “Aleluya” los diseños de Francis son acogidos con gran maestría por personas con parálisis cerebral que recorren la pasarela con un sueño cumplido. El tic-tac del tiempo se inunda con colores sobre el escenario pareciendo un arco iris de tejidos, y los aplausos del teatro repleto abrasan el alma. Francis Montesinos lo ha vuelto a conseguir, nos ha embriagado, nos ha detenido un segundo en el tiempo contemplando y admirando el majestuoso vestido blanco, puro e inmaculado que deambulaba por la pasarela y donde se veía toda su alma. Lo ha conseguido. El hombre, el diseñador, el artista nos ha mostrado el alma en cada uno de sus diseños con su infinita mirada solidaria.

Aplausos que brotaban de las almas, miradas que eran almas, caricias que son almas y rostros que ríen en el alma de la pasarela más solidaria.





Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Sonia
Fecha: Jueves, 26 enero 2012 a las 19:40
Que verdad tan grande escrita en una narración tan bella, me he emocionado porque estuve en la pasarela alma y al leer este artículo aún me he emocionado más. Gracias por esta calidad en cuanto a información y narración. Felicidades!
Amparo
Fecha: Jueves, 26 enero 2012 a las 16:56
Aplausos, comentarios secretos y miradas de terciopelo .......
Me encanta !!!!!!
Julian
Fecha: Jueves, 26 enero 2012 a las 10:43
Evento muy solidario, del cual se agradece al medio hacerse eco y plasmarlo con tan buenas palabras. Enhorabuena.

360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress