Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 21 diciembre 2011
Videoteca

Agallas

Por Javier Montes

[Img #14297]Últimamente, por más que lo intento, no consigo encontrar una película española que se aleje del patrón establecido. Hace un mes ya reclamaba en esta misma columna que el cine nacional necesitaba guionistas, productores y directores aventureros. Cierto es que a la hora de elegir largometrajes tampoco estoy rebuscando en profundidad y, cada vez que voy a la fantástica videoteca de la Biblioteca Jovellanos de Gijón, cojo aquella cinta en la que veo en la carátula a Ariadna Gil, Carmelo Gómez, Eduardo Noriega o Antonio Resines (por poner unos ejemplos).

Esta semana calló en mis manos Agallas, una película dirigida por Samuel Martín Mateos y Andrés Luque Pérez. Narra la historia de Sebastián (Hugo Silva), un delincuente de poca monta y sin escrúpulos recién salido de prisión. Por una casualidad forzada entra a trabajar en la empresa gallega ‘Isolina, Productos del Mar’, una tapadera del propietario, el señor Regueira (Carmelo Gómez), para traficar con cocaína. El delincuente, más listo que un rayo, logra ganarse la confianza de unos y otros hasta entrar por la puerta grande en la cúpula de la organización. Se supone que a base de agallas pero lo que transmite es que Sebas es licenciado en resolver entuertos y que resulta fácil codearse con los narcos. Tararí que te vi. Una vez en la cumbre aparecen juegos de poder a los que no está acostumbrado y su historia acaba mal, como la mayoría de las aventuras de quienes coquetean con el mundo de las drogas.

Llama la atención –siempre lo hace- la interpretación de Carmelo Gómez, con acento gallego incluido, y el giro final que hay en el guión que, a mi juicio, parece sacado de la manga para no caer en lo previsible del todo aunque tampoco esperen un golpe de timón exagerado (o soy yo que eso de destripar las películas antes de tiempo se me da fatal).

En definitiva, querido lector, una película más ‘made in Spain’ que me deja indiferente y con la que lamentablemente despido este 2011. Ojalá el año que viene encuentre algo atractivo que pueda recomendarles. Les prometo que lo estoy deseando.

Buenas navidades y buen 2012 para todos.


@JavierMontesCas

 
 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress