Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 18 mayo 2011

#15m o la revolución de los hashtag

Por Adrián Cordellat, periodista digital

[Img #13255]Me molestan los que criticaban el inmovilismo de la juventud y ahora se pronuncian en contra de sus manifestaciones. Me irritan los medios de comunicación que durante toda la semana pasada intentaron ocultar el fenómeno que germinaba en Twitter y Facebook. Me indigna que desde la derecha más rancia se califique a todo este heterogéneo movimiento como a “un grupo de antisistemas”. Me repulsan los políticos que ignoran a millares de manifestantes como si la cosa no fuese con ellos. Me saca de mis casillas ver como la policía hace uso de la fuerza para disolver protestas pacíficas.


Me encanta, sin embargo, ver como la población toma la calle y exige una política y un mundo mejor. Disfruto viendo a los más jóvenes exigir una democracia de verdad, no aquella en la que unos votos cuentan más que otros y nuestra única función es depositar una papeleta en una urna una vez cada cuatro años. Me gusta que periodistas del prestigio de Iñaki Gabilondo hayan conseguido entender tan bien las reivindicaciones. Me alegra que por fin se alcen las voces contra esta clase política dominada a su antojo por el sector financiero y que pretende acabar con los beneficios sociales por los que tanto lucharon nuestros abuelos y nuestros padres.


Como amante de las redes sociales, me gusta especialmente ver el protagonismo que Twitter y Facebook han acaparado en el movimiento. Si aún quedaba alguna duda sobre el potencial de las redes tras las revoluciones islámicas, éstas han sido despejadas en los últimos días. La revolución del siglo XXI se hace a través de los tweets y los hashtag, las armas principales de la ‘Spanish Revolution’, como ya se ha bautizado en la red de microblogging.  Como periodista, me felicito porque todo este movimiento empiece a traspasar nuestras fronteras y sea portada de diarios tan prestigiosos como Le Monde y noticia destacada en unos informativos como los de la BBC.


Twitter y Facebook se han convertido en los grandes estandartes del movimiento #15m. Son hoy el fiel reflejo, aunque con un alcance infinitamente mayor, de lo que en su día fueron los periódicos y los panfletos en las guerras que asolaron Europa durante varias décadas del siglo XX. El cuarto poder que siempre se ha asociado con el periodismo tradicional se tambalea. El mundo actual, las revoluciones islámicas y el movimiento #15m no se podrían entender sin la presencia y la influencia decisiva de las redes sociales. Las reivindicaciones son las mismas que han movido a los pueblos durante toda la historia. Ahora, sin embargo, las revoluciones nacen y crecen a golpe de hashtag.

Adrián Cordellat es @acordellat

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress