Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Delgado
Miércoles, 3 noviembre 2010

“El humor nos sirve para romper y quemar cosas”

Entrevistamos al actor Sergi López coincidiendo con la representación ‘Non Solum’, un polifacético monólogo en el que encarna a 30 personajes

[Img #12000]Del teatro al cine hay más de un paso, el que da el espectador para asimilar el cambio de formato, el que emprende el actor que abarca ambas disciplinas y el de la asimilación de facetas por parte de quien se acostumbra a seguir al artista en una u otra cara de la representación. A Sergi López le conocían en Francia, donde estudió teatro y comenzó su carrera de actor, más por su faceta teatral que por la de la gran pantalla. Por el contrario, en España, se destapó con papeles de éxito en el cine, algo que ha motivado que a más de uno le sorprenda verle sobre la escena en la obra que representa actualmente, ‘Non Solum’, que llega esta semana al Teatro El Musical de Valencia. Un monólogo escrito por él y por Jorge Picó en el que da vida a 30 personajes como muestra de que la mejor forma de afrontar la crisis es parodiarla y hablar de ella con humor. 360gradospress ha compartido un momento con él entre escena y escena para repasar también su versión de los hechos culturales actuales.


Tal y como está el patio, ¿se está mejor solo que mal acompañado en la escena?

 No, no, no. Personalmente no me gusta estar solo, necesito siempre estar acompañado. Otra cosa es que el espectáculo, como ocurre en Non Solum, sea un monólogo. Pero el teatro si tiene algo es que estás acompañado. No así en el cine, que cuando actúas estás más solo. En el teatro, aunque no quieras, estás acompañado por el público, y más cuando haces una comedia. Sientes su respiración en directo. Es una sensación muy fuerte en la que siempre notas al público.


¿Cómo se apaña Sergi López para dar vida a 30 personajes en ‘Non Solum’?

Me las apaño como puedo, pero seguramente porque nunca me lo he planteado en términos de dificultad. Actuar es un juego y yo disfruto mucho actuando, es una gozada. Cuando haces las cosas disfrutando todo es mucho más sencillo. ‘Non Solum’ es una comedia en la que el público se ríe mucho pero yo soy el primero en pasármelo bien.


¿Es el humor el mejor camino para afrontar los problemas de la crisis, del ‘y tú más’ y de las dificultades económicas actuales?

El humor nos sirve para romper y quemar cosas. Es impresionante cómo el humor vale para hablar de cosas dolorosas o de temas complicados de tratar.


Usted, que ha representado ‘Non Solum’ en castellano, francés o catalán, ¿he encontrado que las escenas y los tópicos que despiertan la carcajada del espectador tienen un registro propio para cada una de estas lenguas?

Se ha hablado mucho al respecto de los sentidos del humor, o del inglés o del mediterráneo. Es verdad que hay diferentes temperamentos pero el humor tiene mucho que ver con el ser humano y al hablar del ser humano, más allá de lenguas y culturas, es algo que compartimos todos. Y, en este sentido, en el del humor, es poco localista. También ha sido un descubrimiento, que al traducir el guión de ‘Non Solum’ al francés y al castellano nos hemos dado cuenta de que no había muchas diferencias, ni un humor de provincias o de pueblo; más bien una visión genérica e internacional del ser humano, lo que es una suerte.


¿Qué Sergi López encuentra el espectador en el teatro, sobre todo el que está acostumbrado a verle en su faceta de actor de cine?

Pues es algo muy curioso. Cuando comencé a hacer cine francés todos mis amigos, que me conocían de hacer teatro evidentemente cómico, se descojonaban al verme de actor serio. Ahora pasa al revés. La gente que me ha visto hacer películas serias de repente descubre teatro con todas las letras, en el sentido del lenguaje y del espacio. Y ‘Non Solum’ es una  obra muy teatral, con un discurso poco convencional, muy extrovertido y algo surrealista. Como un viaje en el que preservamos el teatro con todas las letras.


Usted comenzó en esto de la representación yéndose a estudiar teatro a París, ¿cree que hoy en día alguien puede encontrar el camino del éxito que ha pisado Sergi López desde esa misma valentía?

Sí, porque así es la vida en general, afortunada o desafortunadamente. La vida no tiene fórmulas. Yo me fui a estudiar a París porque había una escuela de teatro que estaba en París, tampoco iba con la idea de triunfar porque aquí viviera en la miseria. Si la escuela hubiera estado en Albacete pues yo me hubiera ido a Albacete. Es verdad que después ha sido muy importante en mi vida y en mi recorrido profesional, el haber estado en Francia y haber comenzado a hacer cine. Pero no son fórmulas concretas, más bien se trata de seguir un poco el instinto, de ser sincero contigo mismo y de saber qué es lo que te interesa hacer. Lo importante es reconocerte a ti mismo en lo que haces.


¿Cree que sigue siendo tan necesario triunfar fuera de España para tener después un reconocimiento aquí?

No lo creo. Yo tampoco lo he vivido así, no tengo la sensación de haber triunfado fuera para luego tener un reconocimiento. Mi motor tampoco ha sido tener un reconocimiento, aunque me lo he encontrado y estoy muy agradecido. Hay gente que empieza aquí y le va muy bien aquí y hay gente que lo hace fuera y le va fatal. O sea, que no hay manera de encontrar una fórmula mágica.


¿Qué significan para Sergi López los premios en su trayectoria?

Es algo muy chulo. Es un reconocimiento de la comunidad a tu trabajo pero cuando trabajas en esto te das cuenta de que los premios en sí no pueden ser el motor del trabajo que haces porque cuando llegan los agradeces pero no puedes vivir pensando en ellos. Es igual que un periodista, tiene que poner la vocación en el hecho de escribir y en contar la realidad. Luego si llegan reconocimientos, mejor que mejor.


¿Hacia dónde cree que navega el cine español y su perenne crisis?

Navega hacia el futuro con dificultades, seguramente sin la infraestructura óptima y como puede. Cargado de ilusión y de talento; y el talento tampoco tiene nacionalidad, no es ni francés ni alemán. Hay gente con muchas ganas, aunque con flaquezas a nivel de infraestructura y de educación. Porque todavía nos cuesta mucho entender el cine, el teatro y la cultura como un patrimonio esencial de la sociedad y más en época de crisis, que es cuando la cultura rápidamente pasa a ser lo último de la lista. Pienso que en este sentido hay mucho por corregir, desde los niños hasta los adultos porque necesitamos de la cultura, de ver historias que nos hablen de nosotros y de nuestros vecinos para compartir algo. No estamos solos.


¿En qué anda metido Sergi López en este momento de forma paralela mientras continúa con su gira de ‘Non Solum’?

Estoy en una cosa que suena muy exótica. Voy a rodar una peli experimental a Dubai, y lo es también por el sitio, tan surrealista, en un desierto rodeado de rascacielos. Me voy en cuanto termine en el Teatro El Musical de Valencia.


¿De qué genero es?

Es una película experimental. No tiene un género concreto. Hay un poco de thriller con historias cruzadas, tiene algo de onírico con personajes muy simbólicos. Es un experimento cinematográfico de una directora francesa que vive en el mundo de la fotografía. Vamos a ver qué sale de todo ello, cogiendo el ‘riesgo por los cuernos’.


Rompiendo el ritmo de la entrevista y para terminarla… Como catalán, ¿qué escenario político cree que va a quedar en Cataluña tras las elecciones del 28-N?

¡Uf! Pues no lo sé; no tengo ni idea, aunque todo el mundo habla de que habrá un cambio. Pero en el mundo de los políticos llega un momento en el que todos nos damos cuenta de que no sabes a quién creerte o no sabes si puedes creer a alguien. Hablan de que el tripartito no se va a reproducir pero tampoco sabes si es verdad. Ahora se prometen muchas cosas, pero desafortunadamente sabemos todos que cuando los resultados estén hechos se comenzarán a hacer matemáticas y todo se hará en función de los intereses de los partidos. Y el resto de los ciudadanos nos sentimos muy alejados de la política en ese sentido. Es bastante unánime este sentimiento, creo.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas para comentarios
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
360 Grados Press • Términos de uso y aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress